Publicado el 2 comentarios

Ayer no importa

Hoy ya es otro día y lo de ayer no importa, tengo las mismas ganas de verte aunque se que no te voy a ver, tengo las mismas ganas de escribirte que todos los días, tengo algo menos de fuerza, algo menos de orgullo, algo menos de ilusión, pero no importa, porque ya he sentido el sol de las primeras horas de la mañana y eso me recarga las energías para pasar otro día en casa, seguiré con mis cafés.

Me duele un poco sentir que pudo ser y no fue, aunque se pueda dar otra coincidencia en otro futuro algún día y poder estar un tiempo a tu lado sin que importe el mundo y la gente, porque se que tengo que dejar que fluya, seguir luchando y construyendo una relación contigo, porque se que me tengo que parar, empujar y observar para que asi siga la rueda de la vida.

Se que tienes tu vida, tus bajones, tus agobios, tus dudas, se que tienes momentos buenos y de tensión, se que tienes toda una vida por delante, pero no quiero ser unas frases más en tu vida, no quiero ser algo pasajero, no quiero poder escribirte un tiempo y que luego te olvides de mi, se que no quiero ser uno más, se que no quiero ser ni un simple desahogo ni una obsesión, quiero ser un respiro para ti en el que te sientas tranquila y a gusto, se que quiero ser una persona importante en tu vida y por eso te escribo, quiero hacerte reír, conseguir que estés alegre, relajada, bien.

Me gustaría que pudieras quitar el ruido, el ruido del pasado, el ruido de la gente que crítica, el ruido de la negatividad, el ruido del cansancio, el ruido de todo lo que interfiere en tu vida y no te deja avanzar y me gustaría que al quitar todo ese ruido pudieras ver que yo estoy, he estado y quiero estar a tu lado, porque cada vez que te escribo brillo más y al quitar el ruido quiero que veas mi luz que ha salido de mil penumbras y mil decepciones y que sigue brillando.

Y si pudiera convertiría todas tus lágrimas de dolor en alegría, convertiría todos tus enfados en risa, tus agobios en calma y así todos los días.

Que las noches que no pudieras dormir pudieras encontrar mi abrazo, que los días en los que sales cansada de trabajar pudieras comer algo rico conmigo para coger fuerzas. Y no quiero otra cosa nada más que verte bien.

Así que lo de ayer no importa, no importa si te puedo quitar las dudas, los agobios, el malestar, el cansancio y todo el ruido que se atraviesa para que no nos veamos.

Si solo pudieras quitar el ruido del mundo, el ruido interior que viene de las opiniones de fuera y ver que yo estoy aquí para ti….Porque yo me he quedado solo, pensando mil veces, hundido, decepcionado pero quitando todo eso, aparece tu sonrisa y me dan ganas de vivir y disfrutar.

2 comentarios en “Ayer no importa

  1. Hay una persona muy afortunada por ahí fuera.

    1. Puede ser que sea verdad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.