Publicado el Deja un comentario

Cada

Cada día estoy un poco más lejos del pasado y de la oscuridad, cada día lucho por crear un poco de luz en mi corazón y llevarla hacia el tuyo. Cada mañana que me levanto sin fuerzas pienso en ti y en sacarte una sonrisa, cada texto que escribo es una lucha por crear un futuro.

Cada vez que te veo se me revolucionan las ideas y me haces ver que solo importa cada segundo en el que nuestras miradas se buscan para hablar mucho más de lo que puedo expresarte con mi voz o escribiendo, es curioso el baile de miradas, es tan lento como agradable y me hace recordar que podemos ser un fuego pequeño y controlado de calor o un incendio de pasión, veo todo esto en nuestras miradas cuando se juntan y se separan, cuando se funden y se distraen, cuando ponen la atención exacta en el momento exacto en el que sobran las palabras y nos decimos hola en un pestañeo y hasta pronto en una mirada fija y sutil. Veo en nuestras miradas que nuestro tiempo se hace más paciente y seguro para que con cada pequeño paso de conversación podamos reír y disfrutar de cualquier cosa, porque me tomo muy en serio que puedas reír y disfrutar a mi lado hasta incluso en la distancia.

Quizás pienses que es todo demasiado lo que te escribo, que para qué sentir tanto en un amor que solo conoce unas pocas caricias tan tímidas como preciosas.

Quizás pienses que es todo demasiado escrito para que sea real, que solo son ideas o que no puedes avanzar, pero todo lo que escribo es para cuidar esta relación que nadie sabe dónde nos llevará y que las ideas que están aquí son de un mundo que no conoces, pero quiero que sepas que si te abro mi mundo interior es porque quiero que formes parte de él, cosa que ya es.

Quizás pienses que es demasiado sentimiento, pero es tan solo una pequeña parte de lo que me gustaría que sintieras a mi lado, que pudiéramos avanzar hacia un mundo en el que sentir fuera una tesoro y sintiendo todo este amor que pongo en cada letra y en cada espacio cada día pudieras sentirte un poco mejor.

Cada vez que pienso en ti solo se me ocurren notas alegres, de ánimo, de lucha proque estés segura, tranquila y feliz.

Y así cada vez que pienso en ti, pienso que puedes recibir más amor y que por eso guardo un poco más para darte, para que no te falte, por si llega el día en el que no puedes más, quiero que sepas que aquí te quise con toda el alma que tengo, que hoy es un poco más que ayer y que mañana vendrá otra idea para mejorar esta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.