Publicado el 8 comentarios

Cadenas

Me quieren tonto y asustado, con miedo, deprimido, zombie, enfermo, rechazado y sintiendo la culpa, me quieren dormido y encerrado, quieren que mis emociones no sean estables, me quieren confundido, odiando, cansado y que no piense por mi mismo y créeme la presión es mayor a cada día que pasa, me quieren aislado, que me sienta peligroso, desean mi fallo, que no encaje, que me calle, que asuma y de las gracias, me quieren atado, quieren que piense que puedo ser un criminal, quieren que esté perdido, que no vea mis sombras ni por donde me vienen, quieren hacerme sentir pequeño, débil y podría seguir con toda la negatividad, manipulado, sobre estimulado, en definitiva una especie de pequeño caos que solo puede tender al desastre. Pero mira, a mi mente solo viene una palabra re-evolución, volver a reinventarme, crecer, estar despierto, apreciar los pequeños detalles, los pequeños gestos, las pequeñas energías de la gente cansada y harta. Créeme que si quieren toda esta negatividad para mí, para ti quieren lo mismo o peor. Quieren castigo y culpa, pero las cadenas a mi mente me las quito yo cuando escribo, las cadenas a mi corazón me las quito yo en silencio. Sé que cada día la presión es mas grande, venden mas miedo, mas odio y más mentiras, sé que no puedo cambiar mucho, sé que este mensaje quizás no te llegue, o que quizás te canses de leer por la falta de atención.

De mi ser solo sale una idea, y es la re-evolución desde el amor, la paz y el respeto, desde que estoy sintiendo y rompiéndome por dentro para que esto te llegue, desde que el paso de los años me va dando más razones de peso a mi modo de pensar, a mi creatividad, a hacer poesía con mi vida, porque solo nos queda una manera de vivir, y es hacer de nuestra vida poesía, escritura, arte. Desde que he sentido que cada día que pasa me quitan más vida, yo solo pienso en ver despierta a la gente y fuera de la dualidad, desde que me rompo por dentro en mi escritura para vivir algo mejor y no tener la amenaza de un juego en el que no he participado, ni quiero participar.

Solo me queda hacer poesía con mi vida, en cada café en el que veo la resistencia de la gente. Quieren que aguantemos, que seamos consumidores esclavos para mantener un sistema que ya no se sostiene.

Pero resulta que a mi me da por llegarte al corazón, para que reacciones, para que leas y sientas que el día tiene las mismas horas para todos aunque nos quedemos en un sitio solo. El despertar va a ser muy duro, para todos, pero creo que ya es hora de poner conciencia, palabras, soluciones, empatía, amor, cariño, apoyo y compañía en cada persona que viene a nosotros derrotada, sin salida. Me da por pensar que puedo mejorar mi pequeño mundo, que la vida mejor está al alcance de mis palabras, cuando pienso y siento que puedo mejorar tu pequeño mundo, desde mi pequeña paz, desde mi pequeña luz, desde mi pequeño equilibrio que he conseguido a base de observar y escuchar la crudeza de la realidad de muchas personas, desde que siento el miedo en los medios, en la calle, en las personas.

Tanto rechazo y aislamiento me ha hecho ver que aun tengo una pequeña llama interior, una pequeña luz que puede iluminar y curar escuchando. Tanto rechazo y aislamiento me ha hecho ver que desde mis palabras, puedo acompañarte, darte otro punto de vista. No se puede ver el infinito de variables cambiantes en cada presente, pero mi constante es latir y vivir. Desde mi pequeño espacio de libertad que es la telepatía nómada, pienso que puedes pararte a respirar, sentir tus emociones en un pequeño vacío y sentir como despierta tu corazón en una sonrisa verdadera, en unas palabras que acompañan, en una escucha atenta. Sé que los tiempos no son fáciles, solo espero que no rompan tus emociones. Espero que puedas acompañarte y recuperarte del susto, espero que puedas vivir y no sobrevivir, espero que puedas hacer poesía con tu vida y que ahí empiece tu pequeña re-evolución en tu pequeño mundo.

Despierta, solo es otro día en el que ver la vida pasar. Crea una pequeña luz y forma un camino para cuidar.