Publicado el Deja un comentario

Separación

Sepárate de lo que más temes perder y perderlo, que facil se dice, que facil se escribe. Llegan vientos de libre albedrío, llega el sol de la responsabilidad, el agua de la libertad, el camino de la rutina, el trabajo emocional de la escritura, los sentimientos unidos a los pensamientos.

La meditación como punto de inflexión hasta visualizar mi estrella, hasta visualizar la inteligencia anterior al evento, cocinando perspectivas, desayunando expectativas, relaciones agradables. Árboles preguntándome, cuándo llegará la unión de la biosfera con el cosmos. Hablando con abejas.

Conectando mi mundo interior con el mundo virtual. Sembrando ideas en la tierra de la materia gris, sembrando sueños en la piel de la aurora del despertar, cuando se confunden la noche y el dia. Sembrando realidades de caminos en rama para conseguir salir de las raices del desastre de las cargas emocionales heredadas, ampliando puntos de vista, mirando al cielo como la mejor opción de un sueño truncado.

Desde esta nebulosa de ideas, imaginaciones, delirios de realidad mueven las olas de la luna lejana, cumpliendo su ciclo. El ciclo de las capas de la tierra, de los anillos de los árboles, sembrar en cada letra un fruto.

Tengo un teléfono para contactar con nadie. Una vida gastada que quiere empezar a vivir. Mal de amores perdidos. Amigos en sus nuevos caminos sin mi. Familia rota por falta de comunicación, dejaron de escucharme pero no voy a permanecer callado.

Ya me ha dado la espalda el mundo y sigue girando sin mi mientras yo me quedo en un recuerdo a vivir.

Trabaja, estudia, escribe, lecciones,

Trabaja, estudia, escribe, reflexiones,

Trabaja, estudia, escribe, hasta que se convierte en caída libre.

Trabaja, estudia, escribe, hasta desnudarte en textos el alma.

Y cuando pierdas y te separes, espero que me busques, porque igual consigo sembrar en tu ser la tranquilidad de una vida que ha tenido que empezar no se cuantas veces a vivir en no se cuantas personas perdidas, solucionando la empatía.

Ojalá que encuentres ayuda en mis palabras para ver posibles caminos del reloj apagado, de los sentimientos ardientes, de la mera fe en uno mismo cuando tus sombras te abandonan y trabajas para la luz.

Ojalá no tengas que perderte lo suficiente como para crear una estabilidad desde la nada.

Publicado el Deja un comentario

Fluir

A veces pienso en imposibles, en límites sin determinar, pienso en imposibles que hacen más posible la soledad, aislado en pensamientos e ideas.

Es cuando en esta soledad posible, al ver pasar el tiempo con relaciones normales, observo, siguen su curso natural mientras mi desarrollo lo define el mismo potencial aún por llegar a tocar los corazones a través de la escritura.

A veces pienso en imposibles, por aquello de llegar a la estabilidad y el equilibrio que luchan contra el caos.

De repente salir de una simulación de 14 años o más, hacen que me replantee mi vida actual y si conseguiré llegar al camino correcto a través de la acción, sentimiento, pensamiento, creencia, instinto, intuición, sentido y dirección correctos.

Puede parecer difícil, dicen que lo más fácil es escribirlo, pero una vez de ahí, ponerlo en práctica se vuelve un plan para seguir el camino hacia la verdad, hacia la realidad que mejor se ajuste a mi madurez intelectual. Empatizando, significando, construyendo, creando un espacio virtual y físico, sano, saludable, de bienestar y sensaciones, admirables solo desde la profundidad del vacío del silencio y la armonía de las conversaciones.

Construyo mi propia ayuda a través de esta creación, construyo unos pasos desde el antes al después. Antes de la programación establecida para mi persona, al después de haber logrado la libertad de la simulación. Ahora la vida se vuelve seria, contando todas las veces que podría haber muerto o caído enfermo, será mejor no contarlas y guardarlo como un aprendizaje incorporado. Para poder elegir, siendo consciente, conociendo.

Si mi simulación me marca un camino hacia la soledad rodeado de gente e incomprendido, me tocará aceptarlo y resignarme. Sin embargo, si se me presentan los núcleos de información y me guían de un camino a otro, de un cambio a otro, de una mejora a otra, espero poder seguir el ritmo y entrar en esa llamada armonía vital que tanto me ha costado construir, fluir como el agua. Todo fluye, todo cambia, fluir en imposibles hasta ver milagros en cada mínimo detalle de esta evolución.

A veces siento y pienso en imposibles. Tocará dejar hablar al tiempo y sus azarosas recompensas del esfuerzo constante, del descanso merecido, de aquellos imposibles que se logran a base de abrir mentes.