Publicado el Deja un comentario

El tiempo pasa

Porque el tiempo pasa, pero quiero sacarte una sonrisa, porque el espacio separa, pero quiero dejarte una huella, porque no se por qué te recuerdo y te siento, porque no se por qué te pienso y me calmo, porque el tiempo pasa, pero todo el tiempo que estoy sin ti me dan más ganas de conocerte, no es por como eres físicamente, es porque he sentido en tu persona un espíritu muy agradable, acogedor, tierno, un espíritu que está por encima de mi comprensión, libre, sincero, paciente, he sentido que eres muchas cosas que quiero descubrir. No me asusta quererte y que no me quieras, no me asusta escribirte y que no me escribas, no me asusta perderte porque solo quiero dejar en ti amor, y se que no quieres nada, solo déjame dejarte un poco de mi calidez humana, que es lo que me haces sentir tu a mi.

Acercarme a ti con palabras es lo único que quiero, con tiempo, con respeto, solo quiero mantener un pequeño vínculo contigo que me haga permanecer en esta realidad, porque hay tantas cosas sin sentido que puedo vivir que han hecho de mi un cactus, un león enjaulado, un corazón que tengo que ha perdido mil batallas y no deja de luchar, dice, un pulso más, después de tanta falta, después de tanta crudeza, después de todo sigue queriendo florecer, y pasa el tiempo pero este pequeño vínculo que tengo contigo me hace seguir adelante, seguir, luchar, crecer, ser un maestro de paciencia en la espera de no esperar nada, solo poder acariciarte el corazón, para que veas que todo lo bonito que me has hecho sentir con tan poco se vuelva a ti y se multiplique lleno de cosas buenas, porque mereces ser feliz, sin preocuparte por mi o por nadie, que puedas ganar tus luchas internas, que tus circunstancias no te apaguen, que sigas brillando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.