Publicado el Deja un comentario

Esperar

A veces me pregunto, ¿por qué esta espera?, ¿por qué esta parada?,¿por qué esta paciencia?,¿por qué esta quietud?,¿por qué esta paralización?,¿por qué este vacío y soledad?…

Como ya dije, somos soledad compartida, somos espera del futuro mejor, somos parada para respirar o hundirnos, somos paciencia cuando todo falla, somos quietud en el cambio constante, somos paralización que observa la vida pasar.

El futuro mejor es la paciencia de la parada del presente cuando se queda quieto observando como se paran las cosas en el cambio constante, el futuro mejor es la espera del presente donde observas la vida pasar y ves que puede pasar de todo fuera de ti mismo, que te pueden afectar emociones, palabras, historias, cuentos, sensaciones, presencias, caminos, decisiones, errores, el pasado, mil cosas y conseguir que nada te afecte para seguir reconociendo tu vida como algo tan pequeño y tan perfecto en el caos del universo. Nos vamos a ir de aquí en un pestañeo. Una vida que espera años sigue siendo un pestañeo en el tiempo y no nos damos cuenta, si medimos el tiempo parece una eternidad y la realidad es que el tiempo es un invento para distraernos del presente, para no vivir y esperar, para vivir en el pasado o en la idea de un futuro y todo eso para mi no es vivir, vivir es escribirte ahora, vivir es leerte, hablar contigo y ver que nada más importa, vivir es ver que hay una pequeña conexión entre nuestras esencias que nos deja compartir la soledad y romper la espera, romper la idea del tiempo cuando pienso que me voy a quedar con tus pequeñas caricias, con tus palabras sinceras donde no me haces daño, cuando pienso que me voy a quedar en tu cariño. Tu te has quedado en mi cariño y puede que me queden por vivir muchas esperas, muchos vacíos y soledades, mucha paciencia y quietud, pero no por eso dejaré de imaginar que mi mejor presente es darte vida en mis palabras, vivir contigo en un mensaje donde mi ser sabe que nuestro amor no es posible pero aun así lucho por sentirte alegre.

Esta espera en soledades, vacíos y ruidos a veces no nos deja apreciar lo bonito del silencio, es díficil verle lo bonito al silencio cuando todo son ruidos y conversaciones con uno mismo que hacen que la espera se prolongue un poco más, aun así veo lo bonito del silencio, aun así encuentro la manera de salir al mundo desde mi aislamiento, pienso que la sociedad ha llegado a un punto en el que todo el mundo se aisla de alguna manera, aunque se rodeen de gente, estamos aislados en nuestra soledad compartida. Ya te dije que para sentir de verdad hay que quitar los ruidos, del pasado, de las críticas, pero entonces llega otra espera, la que no espera nada y solo dedica, la espera en la que me dedico a escribirte para que algún día si me lees puedas sentir todo lo que sentí, para que puedas sentir como de vacío en vacío aparecías y eso llenaba mi ser de una energía que quería dedicarte en palabras, cuidados, ideas, mensajes, visitas y sonrisas.

No he podido hacer nada para que salgas de tu pasado, pero aun así pienso que puedes romper tu tiempo y tu espera cuando quieras, aun así pienso que puedes compartir tu soledad conmigo cuando quieras. Yo rompo mi vacío cuando escribo, rompo mi soledad y mi espera, escribirte me hace vivir y con eso sigo hacia otra espera, cada día una nueva espera donde si me doy cuenta que no hay tiempo no tengo nada que esperar, pero si aprendo paciencia, para comprender tu historia y así al comprenderte un poco más, avanzar hacia ese presente donde podamos estar a gusto solo con mirarnos y así en un pestañeo sin decir nada veremos la vida pasar juntos en un presente que ya no se escapa, en un presente que ya no se va, porque es constante tras otro instante donde mi vida está en un pestañeo y cuando mires hacia otro lado, me perderé en el final.

Y así espero que no esperes nada, como yo ya no espero nada para romper el tiempo, espero en el vacío, en la soledad, en la paciencia, en la quietud, en la paralización, espero en el cambio constante la nada donde pueda disfrutar del silencio, de tus caricias, tus miradas, tus palabras.

Y asi espero no esperar nada, para que el silencio sea mi amigo, para que el vacío sea mi amigo, para que la soledad sea mi amiga y asi poder disfrutar mientras se que todo lo que te escribo me llevará a otra espera, donde quizás aparezca alguien, o nadie, supongo que ya da igual. Solo queda tener paciencia hasta saber vivir el presente, si quieres romper el tiempo, espera y vive.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.