Publicado el Deja un comentario

Hablar igual

Guardando palabras, descifrando símbolos y señales, imaginando, soñando con un futuro fuera de mi alcance.

¿Quién puede romper el reloj de arena si no es la muerte?, ¿quién puede liberarse de su Karma pasando tiempo en un refugio?,¿quién puede arreglar el rencor y el odio?,¿quién construye desde el sufrimiento, desde la nostalgia, desde el olvido?

¿Quién tiene el valor de recuperar el pequeño detalle que haga cambiar toda mi vida?. ¿Dónde está el aleteo de la mariposa que desata un huracán en la otra parte del mundo?, ¿dónde está el aleteo de la mariposa que sincronice nuestros corazones?, para curar las heridas, para construir un futuro en el presente con ideas surgidas del amor y no de los fallos como experiencias de aprendizaje. ¿Quién ha aprendido a valorar la soledad para querer conectarse con el mundo entero?

Dime qué puedo elegir, una vida normal, una vida de recuerdos, una vida nueva, una vida de enfermo…

Dime quién va a parar mi libertad de pensamiento cuando todo el mundo me de la espalda y solo quede humo y cenizas. Aquí, guardando palabras, liberando emociones. ¿Quién quiere hablar de los miedos, de los medios?

Es curioso que se llamen medios de comunicación cuando lo que consiguen es ser miedos de comunicación, en demasiadas escalas y procesos medidos solo por ser noticia que impacta y se olvida. Bombardeando la sensibilidad.

No los ponen en frecuencias que nos hacen olvidar y dejar de pensar, dejar el pensamiento crítico para criticar. Pero los grillos transistores siguen su canto en el campo, donde la naturaleza se mantiene respirando cambios como una única deidad.

¿Quién tiene los medios y quién tiene los miedos?, ¿Por qué buscan asustar y aislar en vez de unir y llevar un camino social agradable para cada persona que sufre una enfermedad mental. ¿Cuándo se ha perdido la humanidad?, cuando no sabe rectificar y ver que un mundo globalizado no arregla las guerras, ni el hambre, ni la enfermedad.

Quiero dejar atrás un mundo enfermo y ver un mundo de luz en cada persona. ¿Hay maldad porque la gente nace malvada o porque les faltó ayuda en algún momento y les faltó una persona que le dijera te estás equivocando.

Y en equivocar está otro fallo de esta programación lingüística, equi igual, vocar viene de vox y de vocare hablar, misma voz, pero si te equivocas estás haciendo algo mal, le dan una connotación negativa a una palabra que significa tener la misma voz. Así que podría decir que solo quiero comunicar equivocaciones que la gente me entendería mal y pensaría que quiero hablar de mis errores cuando en realidad quiero decir que tengo la misma voz que todos, porque todos nos equivocamos. Así que cuando me equivoque otra vez me gustaría pensar que tengo la misma voz que todos.

Otra programación lingüistica que nos confunde, ¿estamos haciendo algo mal?, ¿estamos haciendo algo bien?, ¿por qué si es la misma voz por qué nos confunden desde pequeños?.

Si con mis meditaciones consigo entrar en mi ser de luz, pienso romper con la programación lingüística para solo ser.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.