Publicado el Deja un comentario

Me quiero

¿Cómo me quiero?

Me quiero cuando veo mis cicatrices y recuerdo el dolor en mi cuerpo, porque me dicen que soy fuerte. Me quiero cuando me levanto agotado mentalmente con la cabeza aturdida porque me recuerda que todavía escucho mi voz interior que me guía. Me quiero cuando mi mente quiere jugar al juego de la memoria de los traumas porque recuerdo que también puedo vivir en situaciones límite. Me quiero cuando sonrío después de llorar a solas. Me quiero cuando espero tu mensaje y aguanto que pasen los días sin que me hables mientras yo te pienso nada mas despertarme y antes de dormir porque se que puedo mantener esta conexión nuestra por un largo tiempo, aunque te quedes solo en mi imaginación y mi memoria. Me quiero cuando escribo, cuando leo lo que te dedico, porque me recuerda que todo el amor que te quiero dar es solo una parte y un todo de lo que me quiero, y no voy a parar de dedicártelo y cuidarlo, para que cuando me veas solo puedas sonreír, porque me quiero. Me quiero cuando escucho y siento la música y pienso que estás en cada canción de buenas vibraciones en una realidad paralela pensando en mi diciéndome todo lo que me dicen las canciones. Me quiero cuando recuerdo que sentí el hilo rojo y recuerdo que me diste la energía para seguir adelante en un momento tan complicado. Me quiero cuando pienso en mi soledad y se que es una preparación para estar a tu lado y enseñarte que todo lo que me quiero es tuyo también. Me quiero cuando hablo con las personas y se que no me escuchan porque se que cada uno lleva su ritmo y no están preparados para mis palabras. Me quiero cuando te veo en un paraguas, en una camiseta, en unos zapatos porque se que me quieres decir muchas palabras sin llegar a hablarme y es que no hace falta que me hables por ahora porque se que puedo perdonarte y perdonarme, se que podríamos perdernos en cualquier lugar y crear el momento más bonito de nuestras vidas tan solo con nuestras sonrisas mientras te miro a los ojos y lloro de alegría porque habremos sabido superar todo. Me quiero cuando pienso en ti y pienso en enviarte toda la poca buena energía que me queda. Me quiero cuando se que queda mucho por luchar y se que no me voy a rendir porque mi alma vieja tiene ya unas cuantas armas contra la negatividad. Me quiero cuando me averiguo a ser. Me quiero desde que deje de quererme porque siempre te quise un poco. No se hasta que punto te conozco, no se hasta que punto me conozco, porque me vuelvo a inventar en cada texto y te vuelvo a imaginar en cada texto. Me quiero porque es lo último y lo primero. ¿Cómo me quiero?. Me quiero como a un universo creador de armonía, amor, paciencia, confianza, silencio, conversaciones, paz, fuerza, alegría, que crece en cada pulso que escribo, cambiante, mejorado, seguro me quiero hasta estar inseguro de todo lo que me quiero, pero aquí tienes un poco de lo que me quiero para que sepas como te voy a amar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.