Publicado el Deja un comentario

Y ahora

¿Y ahora qué?, ¿qué me van a contar de la vida?…

Desgracias, bajones, depresiones, miedos…

Cuando ves una realidad diferente a la suya de no estar mirando en la pantalla y repitiendo su misma rutina diaria, dicen que tienes un brote, te ingresan, te destierran, te aíslan y sales igual que antes, y luego claro, vuelta al mismo sitio de siempre a repetir lo mismo, a no aprender, a escuchar las mismas historias, cuando ves una realidad diferente a la suya dicen que estás mal, y te sobremedican, para luego pedirte que vayas a terapia, que cambies de médico, que cambies de vida, que puedes con todo, y los ánimos no sirven, porque vuelven los mismos miedos y todavía más grandes. Ya lo dije antes, me quieren tonto y asustado, con miedo y aislado, rechazado y callado, repitiendo los mismos patrones, las mismas historias. Tienes que, ves a hacer esto, ¿por qué no pruebas a…?

Y qué me van a contar de la vida, si estoy cansado de sentir fallos y aciertos, aprendizajes y luchas, errores sin solución y cosas únicas, tengo claro que quiero resolver problemas, pero no me sigáis contando las mismas historias, cuando otra vez los ánimos no sirven, las fuerzas no están, los apoyos se van y la gente no quiere hablar, no contesta, están en su rutina de mirar las pantallas y repitiendo sus propios círculos de aprendizaje. Y en eso quieren que me mueva yo, repitiendo mi mismo círculo de aprendizaje, para entrar en una rutina de mirar pantallas, y no avanzar, no desarrollarme espiritualmente, cuando lo mejor de todo y lo que más miedo les da es que pienso que soy capaz de sentir el Samadhi, que leo los Vedas en los libros, que descubro dioses y mitos. Y les da miedo que conozca tanto saber, tantas vidas pasadas, les da miedo mi sabiduría de mis vivencias.

Y qué me van a contar de la vida, si seguís durante no sé cuántos siglos encontrando solo soluciones en violencia y rechazo, aislamiento y mentiras de propaganda en cualquier noticia.

¿Qué le van a contar a una mente que habla con su propio ser y se fija en los símbolos, en los mensajes, qué le van a contar a una mente que es curiosa y solo le repiten la misma historia? Otro bucle, otro túnel, no lo sé…

He visto los rayos de luz en mis pestañas como si fueran fibras ópticas, he descubierto símbolos de eternidad, he relacionado Persia con Japón, y aquí me quedo por ahora, en el mismo sitio donde solo puedo investigar desde mis libros. Pero claro tu visitas un jardín y no ves una cárcel, aunque te pongan el cartel en la entrada, por eso pienso que he podido salvar vidas, conectando la vida de las plantas con la vida de las personas, porque estamos todos conectados, y si no pueden ver las infinitas variables de las realidades presentes que se dan en cada microsegundo te llaman loco.

Quizás solo sea más sensible a otras frecuencias de luz que otras personas, el espectro es muy amplio, y cuánto mas quieran reducir mi voluntad más sensible seré a otras frecuencias del espectro, aquí en este cerebro hay luz, y todavía no se han dado cuenta, aumento mis conexiones neuronales a través de los sentidos, quizás no entendáis nada de este texto, no importa, ya he roto con el tiempo, y el espacio cambiará cuando tenga que cambiar. Solo me queda esperar y vivir, ojalá alguien pueda entender…

Publicado el Deja un comentario

Estigmas

No me ayudes a luchar contra los estigmas, eso significaría crear un conflicto para curar una herida, ayúdame a curar las heridas, ayúdame a sanar los estigmas, no quiero estar en conflicto con la sociedad por tener una marca o una etiqueta, cuando en cada texto renazco y renace una nueva persona en mi interior. Ayúdame a curar, a restablecer, a recuperarme, a crear, a inventar y aprender, no busco conflictos, solo soluciones, apoyos, verdades. No me llames radical como algo violento cuando radical viene de la raíz y esto viene de la raíz de mi fuente de inspiración. Pienso que hay que romper con la programación lingüística que nos imponen desde que nacemos y aprender y conocer a hablar desde el respeto y el reconocimiento, el reconocimiento del trabajo emocional de cada individuo que ha sufrido en sus carnes el ser un fallo del sistema. Ayúdame a romper con los conflictos y las luchas, y en esta vida si algo nos ha enseñado la pandemia es a buscar la cura por encima de cualquier raza, sexo o religión. Mientras he buscado mi cura en mis orígenes me han dicho que estaba mal, y que no se puede volver al pasado pero no se cuantas generaciones llevo detrás mía luchando para estar como estoy, no sé cuanto mal he heredado ni cuanto bien, ni genética ni psíquicamente, pero basta ya de luchar contra el pasado y no pensar en arreglar el presente, en cambiar los roles establecidos para que todos podamos vivir sin etiquetas, sin marcas negativas o estigmas, las heridas se curan, pero mi ruptura interior no la veis porque no soy capaces de ver nada más que a un individuo aislado de la sociedad, al cual si averigua alguna verdad lo encierran, lo destierran o le aplican la ley del hielo. Cansado de manipuladores del lenguaje donde lo que escriben sirve solo para comprar y vender vidas a la carta en el gran negocio de la guerra, en el gran negocio del conflicto, de la lucha, que ya desde pequeño nos enseñan que la vida es una lucha y no somos capaces de salir de esa dualidad de estar bien o estar mal, estar sano o enfermo, estar cuerdo o irracional, y razón llevo cuando te dicen que tienes que ser independiente y eso significa estar dentro de una dependencia, yo quiero ser autodidacta y construir un futuro en cada presente, en cada segundo. Esta vida no debería ser una lucha para ganar a nadie, esto se trata de aceptar y construir, proteger y cuidar, reconocer que puedes ir andando sin miedo, liberado y con ganas. Salir de lo bueno y de lo malo porque al final solo quedará la luz y en esta luz que viajo quiero comunicar que tengo toda la ilusión del mundo por crear mi estrella y ver que puedo iluminar a otros corazones que siguen en la lucha. No sé ya si escribo desde mi propio ser unificado con el universo, pero cada vez la sociedad tiende a aislarse más porque no saben que hablar ni que decir ni que comunicar, cuando solo se fijan en una etiqueta o en un fallo, y yo me fijo en mi interior para poder crear desde mi dolor un mundo en equilibrio, estable y en el que puedas confiar. Cúrame los estigmas, las marcas, las heridas, sana las luchas y aprende a convivir con un ser milenario que lleva no se cuántas vidas luchando para poder decirte esto. Ojalá que puedas ver más allá de un enfermo, de un paciente, de un muerto y veas una vida nueva en este texto.

Publicado el Deja un comentario

Hoja caída

Otro día, otra sensación de miedo, mismo encierro, encierro en mi escritura, otra repetición. Y así te encuentras en el mismo sitio con el miedo de avanzar repitiendo lo mismo, otra rutina que no sirve, mientras que solo quiero dejar de pensar, nuevas noticias, dolores, nostalgia. Con el miedo a repetir la historia de una década, sumándole menos libertad, más entretenimiento, entre tiempos que avanzan la llegada del frío.

Citando a RYOTA : Mata haru no/Kuru to mo mie nu/Ochiba Kana. «La hoja caída no indica que la primavera vaya a volver».

Y yo me pregunto: ¿ Solo soy otra hoja caída?. ¿Puedo seguir a la diosa Amaterasu siguiendo esas hojas caídas y ver cómo todo mi pasado arde?. ¿Puedo saludar al Sol para decirle mientras se esconde entre nubes que aún me queda algo de fuerza, algo de libertad, algo de movimiento? O me tengo que seguir quedando con el mismo miedo de repetir lo mismo y ser solo otra hoja caída. No sé en que dimensión me muevo, en uno de mis textos antiguos dice que estoy atrapado en el universo 43, y ya ni siquiera sé cómo es este universo, pensé que lo pude comprimir dentro de mi ser, expandirlo y liberarlo y solo veo las mismas rutinas y los mismos miedos.

Así que lucho desde mi pequeño espacio, cuando ya no sirve gritar para pedir ayuda, cuando ya no sirve meditar para que te respeten tu propia espiritualidad. Desde mi propia creación de la desesperación, el aislamiento no sé si elegido o impuesto. No sabemos cuánto tiempo nos queda y nos perdemos en papeles y pantallas. Y nos perdemos la vida en nostalgias y miedos, conspiraciones y noticias falsas, criticando.

Será mejor que siga mirando dentro de mí a ver si todo el Sol que me ha iluminado en esta vida sigue guardando luz para mi, para iluminarte a ti y ver que podemos romper los miedos y las rutinas, salir del universo 43, llegar a una utopía en cada micromensaje que pueda liberarnos, liberar mi ser desde un rayo de luz para viajar por un camino nuevo donde pueda volver a ver tu sonrisa, tu verano, tu primavera. Me pierdo en tus estaciones y no miro el reloj, ya solo veo mi Norte en mi Sur y mi Sur en mi Norte, quizás por eso puedo cambiar tu perspectiva, quizás por eso ya no me quieres entender.

Solo me gustaría salir de esta química que hace que no funcionen mis relaciones. Dejé atrás un conejo blanco, un conejo verde, solo espero que guarden mis figuras para poder crear mi vida sin juicios y sin miedos. Los lobos también los regalé, y así es mi arte de Origami. Cada figura que fabrico espero que pueda proteger a los que me cuidaron en mi soledad compartida.

Imaginé que era de cartón, a todo el mundo le sirvo pero solo me desechan, aunque alguien de vez en cuando quiera venir a reciclarme, imaginé que era de cartón, inmune a las balas, dando cama a los mendigos y juguetes a los gatos, solo saben quemarme para destruirme pero estoy en todo el mundo. Espero que cuides el cartón porque contengo tantas cosas que me pierdo en mi mundo interior, viajo a tantos lugares que por eso no me puedo mover y mi precio será desconocido. No se valora el paquete, pero vuelvo a la vida, y cuando ya no quede nada en este mundo, seguro que te puedes encontrar un pedazo de mi. En una hoja caída.

Guardo mis momentos, solo dime cuando quieres aparecer y hacemos mudanza. Nos cambiamos de nombre, pasamos el mono de las medicinas y nos cuidamos en la naturaleza, donde el sonido del silencio cura, donde el vacío de la inspiración llena, donde solo lleguen ondas que quieran ayudarnos. Nada pudo pasar de otra manera, y ojalá que quizás en otra vida me entiendas. O me cuides, porque no sé cuánto tiempo me queda de nostalgia, de miedos, de preocupaciones, y de ver la vida pasar, esperando, sintiendo que algo puede cambiar con un simple hola de una onda sin retorno, como las que lanzo yo aquí. No sé en en qué estado mental estoy vibrando, pero seguro que resuena hasta los corazones rotos, las mentes rotas y los espíritus rotos. Búscame en ese rayo de luz que guardo desde hace unos años, quizás ahí veas mi corazón, dentro y fuera de mi, pulido, reconstruido y con algún que otro parche más de otra ruptura. En una hoja caída.

Publicado el Deja un comentario

Brillos

Un nuevo momento, un nuevo día y otra vez la misma sensación…

¿Soy un fallo más en el sistema?, o a caso el sistema es el fallo, ¿cuál es el sistema para entrar a relacionarse desde la soledad?, ¿por qué hay que abrirse o unirse a grupos en un mundo cada vez más individualizado?

¿Importa el individuo? ¿Importan la sociedad y las masas?

Una pequeña lucha contra toda la propaganda de violencia y odio, una pequeña lucha contra todas las críticas y aislamientos. ¿Cuándo perdí mi voz? ¿Cuándo importa más lo que tu quieres entender que la verdad de las realidades unidas por hilos que no llevan a ninguna parte, que dan la vuelta para estar en el mismo sitio distinto? En este hilo que libero quiero llegarte.

En este hilo que libero quiero contar mis aprendizajes, cuando meditas y entras en tu mundo interior resolviendo las ideas exteriores resulta que enloqueces, resulta que llevas una semana, un mes, un año, o décadas en las que el poder de avanzar se ve más limitado, menos cuando escribo.

Otro problema, otro bucle sin salida. Mientras yo salgo de mi ser cuando entro en todos mis posibles pasados y los olvido, vivo el parpadeo del reloj, el cual avanza y me deja atrás cada segundo que no puedo disfrutar contigo, vivo el parpadeo de la letra siguiente que está por crearse, unirse y fundirse en este texto, mientras dejo atrás las preguntas. Ya no sé si vivo en una realidad temporal programada, en una realidad relativa de luces y sombras, en una realidad causal de fallos y aciertos, en una realidad cuántica donde dejo de ser yo y solo soy una sombra en el reflejo de tu visión. Me muevo en diferentes realidades cuando la gente no sabe ni quiere resolver problemas hablando y solo me queda escribir. En otro pliegue, en otra hebra, en otra estrella fugaz que no verás pasar porque solo vives en tu realidad temporal donde lo que importa son los segundos que te pierdes por no querer abrirte a una escucha que está ya demasiado lejos de tu entendimiento.

En otro pliegue del papel, en otra hebra neuronal, me encuentro en una dirección repetitiva donde ya no eres capaz de mirarme. Cuando despiertas y ves la velocidad de vértigo donde se compran y se venden vidas ya dejas de querer al mundo y por esto me deje de querer, solo me salva que guardo amor a un grito silencioso de ayuda que no llega. Refugiado en mi interior, refugiado en mi exterior, otra persona más que poco importa porque solo se habla a si misma, otro individuo robando tiempo para buscar vida, cuando la vida se encuentra en un parpadeo, ese que te perdiste en el pasado y que no va a volver.

Mentiras y falta de tiempo, eso es la vida ahora. Pero, encuentro mi vida en cada parpadeo. Solo me queda cerrar los ojos y esperar a que se cansen de manipularme, me integro en cada función de muestreo y cada vez veo más bajones, más deterioro, mi filtro cada vez más alto, ya no quiero infiltrarme en el resto, ni unirme a su visión cerrada de masas controladas. Mi vida crece y no quiero quedarme al margen. Mi única ayuda soy yo, porque el resto solo quiere robar tiempo, mi grito silencioso se quedará en palabras olvidadas con el tiempo mientras que tú avanzarás hacia otro plano y las constelaciones me dejarán unido a alguna estrella que no podrás alcanzar. Todo el dolor, el daño, el sufrimiento, que programáis para mí, os vendrá de vuelta. Que yo me quedaré en mi estrella, brillando para irme lejos de este mundo en el que me ha tocado pelear con los dioses.

Cuando queráis devolverme mi luz, brillaré mucho más.

Cuando queráis dejarme a oscuras, seguiré viajando desde mis libros…

Publicado el Deja un comentario

Milenario

Cuando entiendas el peso del agua, entenderás el peso de la vida, cuando entiendas el calor del fuego, entenderás la fugacidad de la vida, cuando entiendas el viento, entenderás el olvido, cuando entiendas la lluvia, sabrás cómo renacer, cuando entiendas la tierra, entenderás que la luz crece hasta dentro de ella, cuando entiendas la luz, sabrás liberarte del peso del pasado, cuando entiendas que los elementos son visiones de reflejos entenderás el poder de lo bueno y lo malo, y en este mundo hecho a la medida humana todo se mueve por una matriz cuántica que sólo nos deja en bucles de problemas y sufrimientos hasta que la naturaleza quiera liberarnos de nuestro cuerpo prestado. La mente pensando en verdades se encierra en la soledad, el corazón viviendo rutinas se muere, y yo renazco en cada pedazo de rayo y de relámpago que impactan en tu cielo, pero has dejado de mirar hacia arriba, para solo ver papeles, mientras que me encuentro en cada pliegue de mis figuras de origami, buscando dar nueva vida en cada pieza de polen que viaja y se va a otro plano dimensional como si fueran almas errantes, me reciclo en cada paquete cuando lo tiras a la basura y solo te fijas en el regalo. Quizás el cuerpo sea solo un paquete, quizás el regalo de mis semillas ocultas están creciendo a base de sufrimiento exterior. Todos tenemos problemas, pero ahora puedo meditar, perder el control, volver a empezar, sistemas de numeración no cuentan conmigo y yo solo cuento los días que faltan para que abras los ojos y me encuentres en una gota de rocío, milenaria sobre un nenúfar, quitando maleza a cada letra que escribo, volviendo a doblar hasta armar la figura que cumpla con tu sonrisa. He dejado volar mis grullas en ceniceros, en árboles, en macetas, en maletas. Me pregunto si algún día llegará tu deseo, o se irá tu sufrimiento, pero la vida continua en cada pliegue, en cada papel. Este mundo se acabará cuando encuentren la pureza del metal en la piedra y piensen que sirva para algo más que para cambiar vidas. Cuando la genética deje de seguir la proporción áurea, y se pierdan los momentos más alegres que la vida nos dio. En esta matriz de programación me muevo como un ser olvidado, pero mis textos quedarán para entender el peso, el cansancio. Ahora dicen que la alegría se encuentra, que la felicidad se encuentra y en el mismo sitio distinto sigo viendo cómo ya no sois capaces de decirme nada. Aunque me encuentre tranquilo en la armonía del silencio, en los huecos vacíos del ser, en las pérdidas de momentos donde nadie observa. Puedo encontrarme lleno cerrando los ojos y volviendo a mi interior, por más problemas y trabas que quieran dejarme callado y triste, aislado y cabreado. Algún día controlaré mis emociones desde un plano donde mi corazón esté fuera y dentro de mí. Donde solo quede mi espíritu reconocido por tu mirada sin filtros y las galaxias sepan que pasé por esta vida cómo una persona que falla, aprende, repite, otra caída y otro renacer, cuando las galaxias sepan que me quedaré peleando con los dioses sólo por la energía del amor que guardo y regalo en cada letra. Siento el descanso, pero tenía que vivir, y ver que mi trabajo me espera aquí, dónde encuentro personas. Igual si se para el tiempo, surja el momento donde podamos encontrarnos, aunque sea en otra vida. Unido en un nido, desatado del hilo del pasado y sus penas, viviendo en cada encuentro como se fusionan nuestras sonrisas, en otro mundo, en otra dimensión, en otra galaxia, donde nadie nos pueda juzgar. Sobre la flor de loto que me perdí en esta vida, la cual encontraré en un viaje interior, donde los rayos de luz me dicen que se mueven conmigo para encontrarte en cualquier nube, cuando quieras subir a mi mundo interior donde guardo un poco de amor desde el plano al que te da miedo leer en mi corazón.

Publicado el Deja un comentario

Espíritus

Estoy entre conversaciones con el dios del sol y el de la muerte, así que me da por pensar que lo que importa es mi presente, donde respiro vida, donde viene la inspiración que para la mente y brota de mi estrella en mi corazón, espero poder despertar a seres de luz con mi estrella, espero que entendáis que somos luz, paramos el daño que otro no puede arreglar. Tengo las pirámides en mis manos, escuchando a la naturaleza en cada yema de mis dedos, sintiendo que puedo iluminarte en mi imaginación donde eres libre, dulce y natural a mi lado. Te espero sin esperar nada para fundir nuestros espíritus. Cuando suene el universo en tu corazón, sabrás que he sido yo, desde mi otro nuevo renacer, desde otra vez que mi vida puede volver y aguantar la puñalada, el disparo, los cortes, desde mi otra vida nueva en la que brillo cuando reflejo el sol de mi ser y descanso con la luna cuidándome los espíritus.

Publicado el Deja un comentario

Libros

Por la noche escucho las auras de mis libros, supongo que quieren contarme cómo están…

Doy gracias por el apoyo a mi proyecto y espero conectar con los corazones que quieren ayudar, todavía no entiendo muy bien cuanta ayuda puede darme este mundo virtual en el que he creado un espacio para alegrar a las personas con mi viaje. Parece que cada día empiezo, descubro, averiguo, intuyo, creo, en cada nuevo comienzo.

Por la noche escucho las auras de mis libros y sé que quieren cuidar y proteger a mucha gente con mis palabras, donde puedo poner voz a otro viaje de soledad compartida, a otro viaje solitario en el que los sentidos se agudizan para dar con las personas del mundo que pueden hacer de la telepatía nómada una realidad desde lo virtual a sus vidas, donde se que me pueden sentir sin ni siquiera conocerles. El impacto es un despertar del corazón. Para cada corazón que despierta quiero agradecer su tiempo en este mundo dedicado a comprender mis palabras, mis emociones, mis sensaciones. Así desde mi pequeño margen de movimiento, sigo escuchando, leyendo, aprendiendo.

Cada minuto que pasa puede ser una emoción nueva, una onda nueva, un sutil cambio.

En cada mensaje quiero acompañar para que tengáis un viaje más agradable. Acepto que la ayuda llega cuando luchas. Por esto quiero decir que seguiré luchando en mi ser, para ser cada vez más consciente y poder seguir sintiendo toda la luz que me da la gente. Gracias por el tiempo que le dais a mis palabras. Gracias por el espacio que creáis en vuestro ser al querer leerme. Las auras de mis libros seguirán contando este viaje…

Publicado el Deja un comentario

Camino dimensiones

A veces veo letras japonesas en los cigarros del cenicero, a veces el humo me lleva a otra dimensión, las cenizas son las puertas que abro y viajo en la mitad de las caladas, la conciencia presente se expande, se comprime, solo hay una llama que inicia. Evadirse para encontrarse, esa parece ser la constante, el cambio de pagar con vida una muerte lenta. A veces me quedo descifrando pensamientos inconscientes del pasado, pensando si está todo escrito, en mi pequeño margen de movimiento, aquí no voy a escribir nada que no haya incorporado en mi ser de alguna manera, y en este presente escrito pienso que puedo inventar algo que rompa barreras interdimensionales, psíquicas, espirituales, cognitivas. Pienso que si todo está escrito puedo leer el sol, la luna, mis átomos, viendo cómo se alinean para hacerme despertar en un momento de bienestar inigualable, efímero infinito presente, en el que ves cómo todo lo que caduca es perenne, en la increíble sensación dónde te sobrecoges y no suspiras del asombro.

De repente estoy en una dimensión escrita sobre la improvisación de los impulsos, hasta encontrarme con liberaciones de Karma, de energía, temblores divinos, pérdida del control dónde fluyo como una hoja sobre el río. Estoy en el sofá comprimiendo y expandiendo el universo conocido en mi mente, mientras se ilumina mi corazón y entro en mi subconsciente, dónde no hay tiempo, el espacio se vuelve ondas vibrando mientras manejo las hebras de la escucha para que todo esté en armonía, pienso que esta dimensión funciona y si solo estoy yo y todo está escrito no importa que no te llegue este mensaje a tu dimensión, porque en tu realidad puede que aparezca mi espíritu para protegerte.

Mi camino se construye a base de escucha, hasta donde el sonido del silencio se esconde en mí, para que puedas encontrarte, para que puedas caminar. Igual me ves en un silencio y en un vacío iluminando desde dentro. Con el equilibrio de tener la mente y el corazón unidos, el sol y la luna lo confirman cada cierto tiempo y aunque no entienda japonés, agradezco tus mensajes. Es curioso ver cómo cabe la eternidad en un momento. No me olvido de respirar la energía de la atmósfera para encontrarme en este cuerpo prestado, creado.

Ver con el corazón es el trabajo más duro, no sé, quizás me entiendas algún día cuando veas con el tuyo y por eso entenderás que aunque piense demasiado a veces dejo de pensar, pero sigo latiendo, sigo respirando. Si me ves con el corazón, quizás entiendas mi luz, caminando dimensiones.

Publicado el 15 comentarios

Dualidad

No sé cuándo la gente saldrá de la dualidad, la naturaleza no entiende de leyes humanas escritas en papel.

Parece que la lucha siempre está en sacar algo nuevo de la tradición, en aprender del conocimiento ancestral para ser más nuevo y renovarse. Parece que todo el mundo tiene metida la idea en la cabeza de querer estar bien, ser sano, una vida eterna después de esta. Parece que la masa solo entiende la vida desde la percepción bueno malo, luz oscuridad, enfermo sano, loco cuerdo… Cuando no encuentro a personas que sean capaces de ver el infinito de variables y la eternidad del presente que vivimos. Cuando empiezas a averiguar la cantidad de tiempo y espacio comprendido en un momento, en el que muy pocas personas son capaces de observar ese equilibrio desde fuera de si mismos, viéndose como una mínima parte de un ser intermitente, que tiene la conciencia justa para pensar y sentir pero se olvida de ser.

Nos olvidamos de que somos energía en constante cambio, con infinitos cambios externos e internos y nos da por buscar fuera una emoción que haga que nuestra vida sea más plena.

En mis momentos de presente cada vez me siento más fuera de la dualidad, observando como cambia la vida, poniendo conciencia y pensamiento a cada emoción que siento, lo que viene de fuera de mí no lo puedo controlar, al igual que el control interior de mis procesos cognitivos son cada vez más libres en cada palabra que escribo y que siento que pueden formarme un ser. Puedo formar mi ser a cada cambio de palabra, a cada persona que me encuentro puedo regalarle una sonrisa o un saludo. Sigo sabiendo que estoy en el mismo sitio distinto, con una idea que se forja letra tras letra, saliendo de lo bueno, de lo malo, hacia un lugar en el que encontrarme con una percepción aumentada, cada día con más paciencia, cada día más estable, en cada respiración más conectado con mi ser. Para salir de tu juicio, de tu dualidad, para entrar en mi experiencia consciente de la increíble realidad donde cada persona es eterna en cada momento de su vida, donde cada infinito de persona que me encuentro veo que se limita a seguir un papel, mientras yo me expando en cada letra, en cada palabra, en cada texto, en cada emoción. Algún día me vuelvo uno con mi insignificante ser y me reconozco, encuentro el sentido de la vida en una sensación espontánea, breve, reveladora, donde siento como el equilibrio me invade en un rayo de sol, en un paso tras otro, me siento uno con la atmósfera, con el momento en el que sientes todo a la vez y te reconoces como nada. Manejo un equilibrio con mi ser en el caos de las personas y sonrío por si te puedo ayudar a que reconozcas tu momento como un presente eterno e infinito, donde quiero protegerte desde que soy nada, hasta que me doy cuenta que estoy presente en tu vida.

Hoy, ahora, me siento todo siendo nada.

Publicado el 8 comentarios

Cadenas

Me quieren tonto y asustado, con miedo, deprimido, zombie, enfermo, rechazado y sintiendo la culpa, me quieren dormido y encerrado, quieren que mis emociones no sean estables, me quieren confundido, odiando, cansado y que no piense por mi mismo y créeme la presión es mayor a cada día que pasa, me quieren aislado, que me sienta peligroso, desean mi fallo, que no encaje, que me calle, que asuma y de las gracias, me quieren atado, quieren que piense que puedo ser un criminal, quieren que esté perdido, que no vea mis sombras ni por donde me vienen, quieren hacerme sentir pequeño, débil y podría seguir con toda la negatividad, manipulado, sobre estimulado, en definitiva una especie de pequeño caos que solo puede tender al desastre. Pero mira, a mi mente solo viene una palabra re-evolución, volver a reinventarme, crecer, estar despierto, apreciar los pequeños detalles, los pequeños gestos, las pequeñas energías de la gente cansada y harta. Créeme que si quieren toda esta negatividad para mí, para ti quieren lo mismo o peor. Quieren castigo y culpa, pero las cadenas a mi mente me las quito yo cuando escribo, las cadenas a mi corazón me las quito yo en silencio. Sé que cada día la presión es mas grande, venden mas miedo, mas odio y más mentiras, sé que no puedo cambiar mucho, sé que este mensaje quizás no te llegue, o que quizás te canses de leer por la falta de atención.

De mi ser solo sale una idea, y es la re-evolución desde el amor, la paz y el respeto, desde que estoy sintiendo y rompiéndome por dentro para que esto te llegue, desde que el paso de los años me va dando más razones de peso a mi modo de pensar, a mi creatividad, a hacer poesía con mi vida, porque solo nos queda una manera de vivir, y es hacer de nuestra vida poesía, escritura, arte. Desde que he sentido que cada día que pasa me quitan más vida, yo solo pienso en ver despierta a la gente y fuera de la dualidad, desde que me rompo por dentro en mi escritura para vivir algo mejor y no tener la amenaza de un juego en el que no he participado, ni quiero participar.

Solo me queda hacer poesía con mi vida, en cada café en el que veo la resistencia de la gente. Quieren que aguantemos, que seamos consumidores esclavos para mantener un sistema que ya no se sostiene.

Pero resulta que a mi me da por llegarte al corazón, para que reacciones, para que leas y sientas que el día tiene las mismas horas para todos aunque nos quedemos en un sitio solo. El despertar va a ser muy duro, para todos, pero creo que ya es hora de poner conciencia, palabras, soluciones, empatía, amor, cariño, apoyo y compañía en cada persona que viene a nosotros derrotada, sin salida. Me da por pensar que puedo mejorar mi pequeño mundo, que la vida mejor está al alcance de mis palabras, cuando pienso y siento que puedo mejorar tu pequeño mundo, desde mi pequeña paz, desde mi pequeña luz, desde mi pequeño equilibrio que he conseguido a base de observar y escuchar la crudeza de la realidad de muchas personas, desde que siento el miedo en los medios, en la calle, en las personas.

Tanto rechazo y aislamiento me ha hecho ver que aun tengo una pequeña llama interior, una pequeña luz que puede iluminar y curar escuchando. Tanto rechazo y aislamiento me ha hecho ver que desde mis palabras, puedo acompañarte, darte otro punto de vista. No se puede ver el infinito de variables cambiantes en cada presente, pero mi constante es latir y vivir. Desde mi pequeño espacio de libertad que es la telepatía nómada, pienso que puedes pararte a respirar, sentir tus emociones en un pequeño vacío y sentir como despierta tu corazón en una sonrisa verdadera, en unas palabras que acompañan, en una escucha atenta. Sé que los tiempos no son fáciles, solo espero que no rompan tus emociones. Espero que puedas acompañarte y recuperarte del susto, espero que puedas vivir y no sobrevivir, espero que puedas hacer poesía con tu vida y que ahí empiece tu pequeña re-evolución en tu pequeño mundo.

Despierta, solo es otro día en el que ver la vida pasar. Crea una pequeña luz y forma un camino para cuidar.