Publicado el Deja un comentario

Límites cercanos

Existen una cantidad de límites cercanos cuando sales de los márgenes.

A veces esos márgenes cercanos están presentes en el sentido común, el control de los pensamientos, emociones, sensaciones, estímulos, y entre estos las acciones se vuelven y giran en torno al hilo de la vida o la muerte. Por suerte al meditar me imagino un hilo de oro conectado a mi estrella, la cual es vista como un micro punto, un eje, fijado a años luz. Mi sexto chakra es como un telescopio.

Me quedo contento al albergar luz en un universo mental oscurecido. El portal a las estrellas está en mi ser, en mi esencia. Puedo imaginarme el núcleo de Ankh, rodeando mi pequeña luz, creando una llama violeta o verde o dorada, seguida de mi hilo dorado, hago un viaje neuronal, conecto. El camino es más corto en línea recta, desde el suelo, la raíz, hasta orbitar en torno al destello. Ya no entiendo los rodeos, ni las vueltas, ni las espirales, cuando el viaje en esta vida es una línea recta. Desde los límites cercanos todo se vuelve muy importante, pero viajando en la meditación todo se relativiza.

Sigo el zumbido de las abejas en el cosmos.

Un hilo, un zumbido, un destello, una luz perenne, oscuridad. He aprendido a mirar con los ojos cerrados. Mirar desde lejos los límites cercanos, es la última pequeña guía, para conectar con la inteligencia anterior al evento.

Cuando conoces por intuición o autodescubrimiento es difícil que se te olvide el camino a la paz, hacia el amor.

Y aunque cada vez respondan menos personas, me quedaré con mi luz. Honrando a mi aprendizaje.

Relativizo los límites cercanos, el margen del suelo al cielo. Habrá que seguir caminando, dando valor a cada peso de cada paso, volar imaginando, centrarme en abrir el corazón, pensando, con la luz que podré alcanzar algún día, sintiendo el equilibrio y la armonía de esta vida en los momentos de protección, respeto, diversión, libertad y energías sutiles.

Publicado el Deja un comentario

La memoria del agua.

Vivimos como si para cada cabeza cayese la misma lluvia. Como si cada gota de agua no reconociera a que seres mojar con su vida.

La memoria del agua marca un camino en cada persona y es en este camino en el que debemos elegir, salir a mojarnos, o resguardarse de la tormenta. Con un hecho tan simple, se crean ciclos y se rompen caminos, se crean nuevas sendas por las que caminar.

Es difícil escoger los pequeños objetivos, los cuales nos brindarán unas oportunidades u otras.

La memoria del agua brinda caminos, brinda días de reflexión, brinda momentos en los que sentir el poder de la naturaleza.

No todo el mundo se para a escuchar como el sonido de la lluvia sobre una tela puede ser el mismo sonido que hace el universo. El ruido blanco, nos dice en cada tormenta de que fractal venimos, en que cuerda vibramos. Hasta que nos corten el hilo de vida.

Me pregunto cómo puedo exprimir la vida en los momentos que tengo de meditación.

Me gusta ver mi estrella entre tanta oscuridad, es algo que me ayuda a seguir hacia delante. Es increíblemente bonito ver la luz entre tanta oscuridad, aunque sea una microluz desde aquí, seguro que estando orbitando a su alrededor puedo imaginar la cantidad de distancia que hay, mido años luz, mido tiempo en microsegundos y ahí está para mi, para no perderme, para que la memoria del agua no me olvide. Puede que algún telescopio le haya podido poner un nombre, mientras yo sigo pensando en agradecer y mostrar mis respetos a la luz que hay en mi meditación. Dicen que con un punto de apoyo puedes cambiar el mundo. Ahora bien, ya tengo el punto de apoyo, solo espero cambiar yo para ser mejor, más humano, y si llega mi luz a la humanidad desde aquí, me alegraré más todavía.

Publicado el 197 comentarios

Ritual

Escribo esto para que sea un ritual, luna llena, vida nueva, paz emocional, felicidad, tu tacto, mi ser bailando a tu mirada, hechizado en tu sonrisa de alegría, atracción a tus labios de estrellas, vivir tu amabilidad, mi respeto y mi fuerza me liberan, amo tu ser, tu vida, tu felicidad, tu alegría, tu corazón me guía, tu mente me ayuda, tu espíritu me hace brillar como nunca antes, escribo esto para que sea un ritual y cada luna llena pueda recordar que a tu lado siento vida, estoy latiendo gracias a ti, me salvas, gracias, termino imaginando tu abrazo, me sana, sueño despierto.