Publicado el Deja un comentario

Realidad presente, cariño.

Café, tabaco, agua, pensamientos desordenados, mientras ordeno mi mente temprano, pastillas y un nuevo día. Después del sueño, de no recordar el sueño otra noche más, parece que mis guías espirituales también necesitan su descanso. Pero mi inspiración no, mi inspiración necesita el trabajo semanal de expirar palabras aquí. Las saco del fuego, de la llama interior de la vida que no sabemos cuándo se apagará para cada uno de nosotros.

Pensamientos libres bajo el control de cámaras y micrófonos, pensamientos libres bajo el control de la propaganda de los medios, pensamientos libres bajo el control de la distopía que vivimos. Ahora nadamos en un mundo de igualdad de rostros tapados el cual espero que pronto se acabe. Somos números en bancos, en hospitales, en burocracia y personas cuando nos encontramos de frente, aunque mucha gente solo vea números de serie, en vacunas, botellas, cualquier consumible, para darse cuenta que consumimos números de serie en una serie de números para ser un número de serie, y este texto es otro número de serie. Este texto sale de entre tantos números que cuentan para contar una historia. El infinito de las palabras y los signos y los números para que llegue al corazón una emoción.

Para aumentar mi campo electromagnético y atraer a las personas correctas a mi vida, que me guíen en esta empresa de ser un cambio y un referente de que se pueden curar los estigmas, hoy digo que vivo en cada texto viajando en mis redes neuronales desde la semilla de mi glándula pineal a las raíces de mis neuronas, por mi sistema nervioso tranquilo entre cigarros y pasada mucha soledad, muchas conversaciones que no tengo, las tengo aquí con mi ser y con quien me quiera leer, abriendo una pequeña ventana al mundo de un espacio personal universal.

El espacio personal universal de mi ser que protejo y hago crecer, desde que pienso que puedo ayudar a las personas en caminos difíciles. Encuentro la felicidad en el teclado que hago una extensión de mi persona, para llegar a la gente desde un plano de vida distinta en la lectura.

Trabajando emociones, pensamientos, ideas, intuiciones, razones, conocimientos, realidades, hilos de vibraciones, armónicos de recuerdos en negativo. ¿Y dónde está la realidad presente?

En cada momento que nos volvemos a decir que uno es un conjunto incompleto perfecto de éxitos y fracasos y que para salir del caos de uno mismo hay que entrar en el corazón del resto de personas como si pudieras cuidar sus latidos en sus manos. Mantener un latido fuerte y constante para dar vida a cada palabra como si fuera la última que pudiera escribir. Escribo para mantenerme vivo en este mundo sin sentido

¿Y dónde está la realidad presente?, en el caos, en la armonía, en la armonía del caos, en la mente de los iluminados, en pensar que cada persona con la que te cruzas es un maestro para enseñarte lo que no quieres o quieres en tu vida.

La realidad presente parece que se pierde cada vez más en el futuro que no llega y el pasado que se fue, por esto mucha gente se pierde. Desorientados sin brújula de valores que indique un noble camino cuidando el lenguaje, los actos, las palabras, el trabajo, la inspiración, las ideas, los proyectos, los tonos. Estoy midiendo cada vez que mi espíritu me enseñe que no es buen camino pues igual lo dejo atrás, porque ya llevo mucho caminado y me falta mucho por caminar, pero sentado encuentro el vacío de pensamientos, los silencios de la música, de las conversaciones, como si pudiera trabajar en el vacío de la eternidad presente que se escapa.

En esta pequeña luz que ha viajado para iluminarme otro día como una onda solar que pudiera cambiar mi vida entera en cualquier momento y liberarme de mi ser consciente y mi ego para solo sentir la energía fundida y unida en cada peso de cada paso, en cada latido, en cada respiración, en cada célula de mi cuerpo vibrando en la frecuencia de la alegría por estar presente, en tu vida, en tu tono correcto, en tu acción correcta, en tu realidad presente correcta, equilibrada y en armonía con mi ser de ahora. Este ser que tiene segundos de energía que siente que estás. Y no hace falta nada más, pero si quieres hablarme algún día, igual podemos comunicarnos en un nivel en el que el mundo se pare y ¿quién sabe?, igual tu mundo se para, el mío también, y podemos disfrutar de un abrazo que dure un largo tiempo, no necesito mucho más en esta vida. Cariño.

Publicado el Deja un comentario

Tormenta

Casi todo el mundo quiere otro cuerpo en el que refugiarse, en el que compartir su soledad, pero yo quiero una tormenta que te haga reconocerme, una tormenta en la que me llames y vengas a verme para calmar todas tus emociones con solo mi presencia, como hago cuando calmo la atmósfera y que el cielo llore todo tu dolor y sufrimiento, que los rayos suelten toda tu rabia e ira del pasado, que las nubes negras no te dejen ver el Sol y veas mi luz.

Esta pasada primavera estaba lloviendo maná y no sé si se la gente se dio cuenta pero quiero pensar que fue parte de mi renacer. Ahora hay un volcán cerca que me da la razón y explota y suelta todo el fuego que he guardado durante tantos años porque no puede aguantar más este sin sentido de vida en el que sufrimos por no poder expresar, porque no puedo explicarte todo lo que la naturaleza, el cosmos, la relatividad, y la herencia de mis antepasados han sufrido para que podamos encontrarnos en esta vida al mismo tiempo, en este espacio que nos separa, en esta espera que dice que me tengo que alegrar por ti y seguir mi camino de vida sin ti.

Ojalá llegue un día esa tormenta que te haga venir hacia mi y nos curemos, nos iluminemos, descansemos, y dejemos que la lluvia haga su trabajo de limpiar todo lo que no sirve. Quizás ese día no puede llegar en esta vida, pero aún así te buscaré en la siguiente y en la siguiente y en las que haga falta, hasta que reconozcas que nuestras almas están unidas y han venido a curarse y a arreglarse todos los daños de generaciones pasadas.

Si por mí fuera no perdería ni un solo segundo de conversaciones contigo, de silencios contigo, de compañía contigo. Y no, no puedo seguir con mi vida sin tu reconocimiento, sin tu crítica, sin tu opinión libre, sintiendo que no nos podemos acercar, calmar, hablar, sentir, fluir, vivir. Si tu elección es dejarme de lado, rechazarme, ignorarme, al menos dímelo, dime que soy solo un enfermo más para ti y que estoy equivocado y que todo lo que hemos vivido no importa.

Dime que tengo la culpa de enamorarme, que estoy perdido, dime que no tengo vida, porque tu te quieres ir de la mía.

Si solo me vas a dejar en este vacío otro día más… Esperaré a que llegue la tormenta y rompa por fuera y por dentro todas mis palabras, todos mis sentimientos, al igual que se rompen cada día, en cada noche eterna sin sentirte a mi lado. Dime que estoy condenado, anclado al pasado, que no hay conexión, solo rechazo y vacío y del rechazo y vacío volveré, volveré para verte con mi vida nueva. Con todo mi trabajo emocional aquí para ti.

Llegué con la lluvia a este mundo, y no sé si tengo que llorar todo lo que llovió ese día para curarme.

Quizás después de tanta muerte y tanta pandemia te des cuenta que al igual que das vida, la vida se va y hoy es otro día en el que la vida se va. Y mi vida se va otro día por el vacío, la soledad y la tristeza de tener a todo el mundo en mi contra solo por lo que soy capaz de sentir.

Sentir, ser y liberarse ese debería ser el camino de la vida. Si quieres sentir, recuérdame en cada tormenta, si quieres ser, acompáñame a leer a todo este trabajo emocional de tres años, si quieres liberarte ven cuando tu naturaleza te haga ver que somos almas gemelas, porque yo lo llevo viendo toda mi vida y aun así me alegro de todos tus logros. Ojalá pudieras ver que has sido mi veneno y mi curación desde lo mas profundo de mi espíritu.

Esperaré a la tormenta, solo para calmarte con mi presencia, mi amor incondicional y por esto te digo que con mis textos no dejo que se me escape mucho tiempo sin escribirte. Porque dejo la constancia y la disciplina del amor libre. Sin apegos, sin dependencia, con escucha, atención.

Quizás después de esto no te vuelva a ver, pero me recordarás en cada gota de lluvia, esperando la tormenta en la que quieras aparecer.

Y todos los relámpagos sabrán que ilumino tu cielo más oscuro. Besos

Publicado el Deja un comentario

Hoja caída

Otro día, otra sensación de miedo, mismo encierro, encierro en mi escritura, otra repetición. Y así te encuentras en el mismo sitio con el miedo de avanzar repitiendo lo mismo, otra rutina que no sirve, mientras que solo quiero dejar de pensar, nuevas noticias, dolores, nostalgia. Con el miedo a repetir la historia de una década, sumándole menos libertad, más entretenimiento, entre tiempos que avanzan la llegada del frío.

Citando a RYOTA : Mata haru no/Kuru to mo mie nu/Ochiba Kana. «La hoja caída no indica que la primavera vaya a volver».

Y yo me pregunto: ¿ Solo soy otra hoja caída?. ¿Puedo seguir a la diosa Amaterasu siguiendo esas hojas caídas y ver cómo todo mi pasado arde?. ¿Puedo saludar al Sol para decirle mientras se esconde entre nubes que aún me queda algo de fuerza, algo de libertad, algo de movimiento? O me tengo que seguir quedando con el mismo miedo de repetir lo mismo y ser solo otra hoja caída. No sé en que dimensión me muevo, en uno de mis textos antiguos dice que estoy atrapado en el universo 43, y ya ni siquiera sé cómo es este universo, pensé que lo pude comprimir dentro de mi ser, expandirlo y liberarlo y solo veo las mismas rutinas y los mismos miedos.

Así que lucho desde mi pequeño espacio, cuando ya no sirve gritar para pedir ayuda, cuando ya no sirve meditar para que te respeten tu propia espiritualidad. Desde mi propia creación de la desesperación, el aislamiento no sé si elegido o impuesto. No sabemos cuánto tiempo nos queda y nos perdemos en papeles y pantallas. Y nos perdemos la vida en nostalgias y miedos, conspiraciones y noticias falsas, criticando.

Será mejor que siga mirando dentro de mí a ver si todo el Sol que me ha iluminado en esta vida sigue guardando luz para mi, para iluminarte a ti y ver que podemos romper los miedos y las rutinas, salir del universo 43, llegar a una utopía en cada micromensaje que pueda liberarnos, liberar mi ser desde un rayo de luz para viajar por un camino nuevo donde pueda volver a ver tu sonrisa, tu verano, tu primavera. Me pierdo en tus estaciones y no miro el reloj, ya solo veo mi Norte en mi Sur y mi Sur en mi Norte, quizás por eso puedo cambiar tu perspectiva, quizás por eso ya no me quieres entender.

Solo me gustaría salir de esta química que hace que no funcionen mis relaciones. Dejé atrás un conejo blanco, un conejo verde, solo espero que guarden mis figuras para poder crear mi vida sin juicios y sin miedos. Los lobos también los regalé, y así es mi arte de Origami. Cada figura que fabrico espero que pueda proteger a los que me cuidaron en mi soledad compartida.

Imaginé que era de cartón, a todo el mundo le sirvo pero solo me desechan, aunque alguien de vez en cuando quiera venir a reciclarme, imaginé que era de cartón, inmune a las balas, dando cama a los mendigos y juguetes a los gatos, solo saben quemarme para destruirme pero estoy en todo el mundo. Espero que cuides el cartón porque contengo tantas cosas que me pierdo en mi mundo interior, viajo a tantos lugares que por eso no me puedo mover y mi precio será desconocido. No se valora el paquete, pero vuelvo a la vida, y cuando ya no quede nada en este mundo, seguro que te puedes encontrar un pedazo de mi. En una hoja caída.

Guardo mis momentos, solo dime cuando quieres aparecer y hacemos mudanza. Nos cambiamos de nombre, pasamos el mono de las medicinas y nos cuidamos en la naturaleza, donde el sonido del silencio cura, donde el vacío de la inspiración llena, donde solo lleguen ondas que quieran ayudarnos. Nada pudo pasar de otra manera, y ojalá que quizás en otra vida me entiendas. O me cuides, porque no sé cuánto tiempo me queda de nostalgia, de miedos, de preocupaciones, y de ver la vida pasar, esperando, sintiendo que algo puede cambiar con un simple hola de una onda sin retorno, como las que lanzo yo aquí. No sé en en qué estado mental estoy vibrando, pero seguro que resuena hasta los corazones rotos, las mentes rotas y los espíritus rotos. Búscame en ese rayo de luz que guardo desde hace unos años, quizás ahí veas mi corazón, dentro y fuera de mi, pulido, reconstruido y con algún que otro parche más de otra ruptura. En una hoja caída.

Publicado el Deja un comentario

Camino dimensiones

A veces veo letras japonesas en los cigarros del cenicero, a veces el humo me lleva a otra dimensión, las cenizas son las puertas que abro y viajo en la mitad de las caladas, la conciencia presente se expande, se comprime, solo hay una llama que inicia. Evadirse para encontrarse, esa parece ser la constante, el cambio de pagar con vida una muerte lenta. A veces me quedo descifrando pensamientos inconscientes del pasado, pensando si está todo escrito, en mi pequeño margen de movimiento, aquí no voy a escribir nada que no haya incorporado en mi ser de alguna manera, y en este presente escrito pienso que puedo inventar algo que rompa barreras interdimensionales, psíquicas, espirituales, cognitivas. Pienso que si todo está escrito puedo leer el sol, la luna, mis átomos, viendo cómo se alinean para hacerme despertar en un momento de bienestar inigualable, efímero infinito presente, en el que ves cómo todo lo que caduca es perenne, en la increíble sensación dónde te sobrecoges y no suspiras del asombro.

De repente estoy en una dimensión escrita sobre la improvisación de los impulsos, hasta encontrarme con liberaciones de Karma, de energía, temblores divinos, pérdida del control dónde fluyo como una hoja sobre el río. Estoy en el sofá comprimiendo y expandiendo el universo conocido en mi mente, mientras se ilumina mi corazón y entro en mi subconsciente, dónde no hay tiempo, el espacio se vuelve ondas vibrando mientras manejo las hebras de la escucha para que todo esté en armonía, pienso que esta dimensión funciona y si solo estoy yo y todo está escrito no importa que no te llegue este mensaje a tu dimensión, porque en tu realidad puede que aparezca mi espíritu para protegerte.

Mi camino se construye a base de escucha, hasta donde el sonido del silencio se esconde en mí, para que puedas encontrarte, para que puedas caminar. Igual me ves en un silencio y en un vacío iluminando desde dentro. Con el equilibrio de tener la mente y el corazón unidos, el sol y la luna lo confirman cada cierto tiempo y aunque no entienda japonés, agradezco tus mensajes. Es curioso ver cómo cabe la eternidad en un momento. No me olvido de respirar la energía de la atmósfera para encontrarme en este cuerpo prestado, creado.

Ver con el corazón es el trabajo más duro, no sé, quizás me entiendas algún día cuando veas con el tuyo y por eso entenderás que aunque piense demasiado a veces dejo de pensar, pero sigo latiendo, sigo respirando. Si me ves con el corazón, quizás entiendas mi luz, caminando dimensiones.

Publicado el Deja un comentario

Hace tiempo

Hace tiempo, elegí, elegí ser para ti siendo un poco tuyo, siendo cada día el que te anima, el que te quiere proteger, el que quiere estar en tus momentos buenos y malos, el que quiere estar en tus descansos y respiros, en tus ratos tristes y de bajón, elegí ser para estar y acompañarte cuando tu quieras dejarme estar a tu lado y aunque tu no me elijas del todo, pienso que algún día puede cambiar, elijo estar ahí cuando solo quieres estar tranquila y te quiero dar mi tranquilidad.

Hace tiempo elegí que tu sonrisa es la más bonita que he visto, y es a la que me gustaría acompañar cada día y cada noche, elegí que por todos mis fallos aprendería a ayudarte en cualquier momento que necesites, elegí que todos mis logros los compartiría contigo, elegí quedarme en tus momentos donde no quieres a nadie para hacerte ver que no estás sola y que puedes avanzar por muchos caminos diferentes cuando veas que todo va mal, siempre puedes elegir un camino en el que consigas salir del paso que yo estaré ahí para acompañarte. Elijo quedarme en tu descanso trabajando en la relación, con un mensaje más, el mensaje es el siguiente: elijo quererte mejor cada día, elijo estar ahí para ayudarte en cualquier momento, elijo cuidarte y animarte, elijo dejarte respirar y hacer que disfrutes cada momento que me tengas presente, elijo ser parte de tu bienestar y tranquilidad, elijo solucionarte las dudas con visiones nuevas y objetivas que te den otro punto de vista, quiero estar en tu realidad donde podamos ser libres y respetarnos hasta en las discusiones, quiero estar en tu realidad donde puedo hacerte sonreír con algo de ingenio y mimos. Elijo quedarme y preocuparme y ocuparme.

Hace tiempo elegí que para mí eres mucho más que una persona pasajera, para mí eres un hogar futuro que podemos construir, hace tiempo decidí que soy libre para elegirte. Porque pienso que el amor es una decisión que se toma cada día pensando en la persona y en cómo puedes mejorar su día, con un pequeño gesto, en mi caso con un pequeño texto. Hace tiempo elegí que quiero ser parte de ti. Me quedo para avanzar, crear, cuidar, me quedo para llegarte al corazón desde otro plano, desde uno que no has vivido, desde el plano en el que te das cuenta que eres importante para mí, que eres especial, divertida, eres la vida con la que fluyo más a gusto aunque me quede callado a tu lado.

Hace tiempo que elegí crecer pensando en ti y quiero crecer a tu lado, desde lo poco que somos hasta el sentir más profundo. Desde este plano puedo decirte que quiero ser parte de tu alegría hoy y cada vez que me leas. Elijo construir un poco más, ojalá pudieras ver todo lo bonito que yo veo al pensar en ti.

Este es mi jardín de palabras y aquí planto otra semilla para hacer crecer a tu corazón, estas son mis plantas de sentimientos, que aun están por florecer. Alguna frase está bastante madura y la puedes disfrutar desde tu más profunda esencia, alguna palabra se me ha escapado como un bicho que pasea por el jardín. Con alguna semilla he tocado algún corazón, con algún texto he sorprendido alguna mente que se ha parado a leer. Solo quiero que entiendas, que en la realidad de tu momento al leerme, estoy presente con el corazón latiendo gracias a ti, que no para, que continúa en esta lucha. Dejo mi alma escrita para que la cuides y la sientas en tu ser.

Hace tiempo elegí que podía mejorar tu mundo, el mío, el de la gente que me lee y a esto me dedico.

Hace tiempo que el tiempo no me preocupa, porque lo disfruto escribiéndote, el espacio no me preocupa porque tu te encuentras en este. Hace tiempo que el frío no me para porque siento tu calidez en tus palabras.

Hace tiempo de pensar y de sentir y quiero que sientas con esto que puedo acompañarte, compartir, crear desde la nada, un jardín de palabras para regalarte. Hace tiempo de ser, pensar, sentir, cuidar, avanzar, cambiar, renovarse y pensando en ti consigo todo esto, consigo llegar a la dimensión donde puedes entenderme para que alguna vez, si quisieras, cuando estes preparada, puedas ver el mundo nuevo que soy. Hace tiempo de soñar, despertar, ser consciente, que podríamos crear una vida llena de bienestar solo cambiando nuestro interior, donde puedo ayudarme para ayudarte, donde puedes ayudarte para ayudarme. No necesito mucho para cambiar mi interior, escribir y compartir.

Puedes ver desde hace tiempo, pero dime si puedes mirar en mi corazón para ver que estás tu presente.

Puedes sentir desde hace tiempo, pero dime si puedes sentir mis palabras en tu corazón.

Publicado el Deja un comentario

Mito

Escribo para salir del mito de mi vida, hay mucha gente que no sabe que su vida es un mito y hay mucha gente que lo sabe y que no sabe salir de él, escribo para vencer a Cronos, Kairos y Aión, escribo para que este instante sea perfecto y pueda vencer mi mito, en mi vida he sido el que todo lo puede, el que no vale para nada y aquí sigo luchando, donde rompo el círculo, donde aprovecho el momento, donde no acumulo nada, solo soy este vacío que esta lleno de vida en soledad, también rompo mi soledad contigo, yo interiormente estoy creciendo descubriendo mitos, rompiendo con la eternidad y lo efímero, rompiendo lo que se repite y se estanca, avanzo otro milímetro, avanzo otra palabra, hacia la plenitud del vacío, hacia ese lugar al que ya no voy a volver y solo existe en mi recuerdo traído al presente, para desecharlo, o para encariñarme con el, no lo se, depende del recuerdo.

Esta vida que me avanza cuando empiezo a darme cuenta que está el bien, está el mal y está el que está decidiendo todo ese bien y mal por mi, quiero pensar que sigo siendo libre y en mi pequeño margen de movimiento puedo llegar a tu corazón para mejorarlo, para que no cometas mis errores, para que estes lleno de luz mientras te escribo desde la oscuridad en la que desafío a los dioses, en la que quiero romper mi mito, salir de él, transformarlo y cuidar y proteger todo lo bueno que siento, pienso y tengo. Y te tengo en mi corazón porque quiero que te des cuenta que no soy lo que me han impuesto, ni lo que he sido, ni lo que creen que soy, soy un ser que se averigua a ser, que consigue cambiar su vida con estos pequeños textos en los que mi amor que es lo mas grande que tengo he conseguido dedicártelo quizás algunas veces mejor que otras, quizás otras veces no tanto, pero desde que tengo la perspectiva de quererte y cuidarme todo va mucho mejor, asi que con esto quizas tengas en cuenta que observo, empujo, me paro, siento, disfruto, creo, pienso, vivo, salgo del tiempo y me quedo en tu mente, salgo de mi y me quedo en tu momento, porque yo en este momento imagino que tu abrazo es el mejor acontecimiento del mundo y ahi me quedo.

Rompiendo mitos y recuerdos, dioses y tiempos, círculos eternos, donde me escapo de mi y llego a ser ese que te dice, no se que vendrá, pero quiero que vengas tu conmigo y en este amor podamos salvarnos de todas las ideas que nos deseen mal, de todas las envidias, la tristeza y el dolor innecesario, porque llegados a este punto se que solo me queda querer a los míos y ayudarles a salir del mito de sus vidas donde ven las horas como algo que se escapa, se gasta y se muere, vengo aquí para dar toda la vida posible, única e irrepetible, irremplazable y querida, vengo aquí para dar vida que se vive en cada instante y no queda nada más que una primera vez de leer esto, donde despues si quieres repetir ya no será la misma sensación porque estoy rompiendo mi mito con cada palabra y haciendo crecer nuestro amor con cada palabra, para que si hubiera algo que se tenga que quedar sea este amor por los míos, por ti, por toda la belleza que quiero disfrutar a tu lado. Por todo el amor que me habéis hecho sentir. Por toda la protección que quiero que os den mis palabras. Por toda la seguridad de que si no hay nada seguro puedas saber que te quiero y que gracias por hacerme entender que no hay dioses ni demonios que puedan asustarme cuando escribo, porque me averiguo a ser.

Publicado el 10 comentarios

A lo Batman

He sentido vuestro miedo todo junto, y no es comparable a lo que he sentido yo cuando me he hundido, ni una mínima parte de miedo me da vuestro miedo, no sabéis lo que es hundirse en la mente en el cuerpo y en el corazón. Ahora quizás me entendáis un poco como se me pegan vuestras emociones y lo que quiero salvar, a lo Batman.