Publicado el Deja un comentario

IAE

Inteligencia anterior al evento, cada momento, decisión, señal, experiencia, situación, aprendizaje, elección, programa, puede hacernos pensar que estamos libres, que tomamos decisiones.

Sin embargo, cada paso, acción, progreso, puede que estén marcados por nuestras creencias.

Hasta que llegamos a un punto en el que reconocemos a nuestro espíritu como el director de orquesta de nuestra vida. Quizás podamos dejar una huella más firme y duradera si reconocemos que nuestro propio universo interno está compuesto por infinidad de variables, como un sin fin de músicos, algunos improvisan, otros componen, otros solo reproducen lo aprendido, pero cada uno de ellos conoce el silencio que da vida, la respiración, en la que los instrumentos permiten que entre el sonido del vacío. Desde el silencio, y su vacío, podemos encontrar cómo emitir nuestra propia energía al resto del mundo.

Como si existiera un ADN espiritual, donde cada parte esencial de nosotros pudiera crear distintas sincronicidades con el entorno, para así vivir una experiencia mas plena. Al escribir esto me sincronizo con la luz de la tarde de un verano tardío en Octubre, recibo la onda-partícula con la frecuencia del sol, recibo la resonancia de la tierra, el vacío-silencio que puedo generar desde mi interior a tu lectura.

La inteligencia anterior al evento me ha permitido encontrar en este día un nuevo espacio donde compartir. Lo recibo, lo pienso, lo escribo. La vida debería ser un camino para encontrar la paz interior y así poder compartirla con nuestras personas cercanas. La emoción de la tranquilidad desde la paz interior es el mejor reflejo y regalo que podemos hacer a nuestros seres queridos y también a nosotros mismos.

Centrado en disfrutar la energía vital que nos rodea. Centrado en crear un campo a mi alrededor de paz, vengo de luchar en diferentes tormentas, vengo de escuchar diferentes situaciones complicadas. Mi nueva filosofía es hacer que cada día cuente, cada día quiero que haya alguna acción de mi persona con la que pueda irme a dormir sabiendo que el día ha valido la pena.

Al contar que cada día cuente y que no haya sido un sin sentido, podré dormir con la tranquilidad de estar en sincronía con mi exterior, y dentro de mi persona.

El siguiente paso es la coherencia, cumplir con mis actos, mis palabras y buenos pensamientos.

Quizás no descubra nada con este escrito, pero sí es así pienso que no está de mas recordarlo y tenerlo en cuenta.

Desde la pequeña estrella encontrada en la meditación rodeada de una oscuridad inmensa, se abre camino hacia fuera de mi, mi ADN espiritual, con el que pretendo llegar hasta ti para que puedas encontrar ese vacío-silencio donde puedas respirar, vivir, soñar, tranquilamente.

Camina, medita, sueña, cree y crea tu propia realidad, aunque sea desde la oscuridad, algún día llegará la luz de tu estrella para sanarte, a los buenos corazones, mentes despiertas y gente que reflexiona, un abrazo.

Publicado el Deja un comentario

Tiempo luz

Ganando horas de sueño, perdiendo sueños de vida, viviendo. Viviendo rutinas, momentos de inspiración que se escapan bajo el tiempo luz. Tiempo de viajar con la mente hasta donde me lleven mis alas, hasta planear sin motor, aterrizar y cambiar. Sueños vividos del pasado, me preguntan, ¿dónde está tu presente, tu presencia, tu esencia, tu huella, tu destino oculto, tus palabras prohibidas, tu pensamiento libre, tus silencios habladores, tus viajes de gloria, tus errores únicos?. ¿Cuál es tu definición, tu potencial, tu trabajo de campo, tus etiquetas? ¿Cuándo es buen momento para reconocer tu increíble resiliencia, tu respuesta, tu reacción?

¿Cuándo vas a decir, hasta aquí?

Parar en el momento de respirar elevado al firmamento, parar en el presente donde el tiempo luz acompaña desde las sombras, parar en la dimensión donde me tienes en cuenta, parar en la dimensión donde reconoces esta existencia tan valida.

Mi presente es lo más difícil de escribir, es otra noche sin darte las buenas noches, cuando el tiempo de luz se apaga, me quedo frente a mi sombra sin compañía otra noche más. Me pregunto cuánto es suficiente que aguante mis silencios y me da la sensación de que mis silencios son para toda esta vida.

No se si la lluvia, el viento, el sol, la playa, se pueden llevar estos silencios no se si la montaña es capaz de guardar esta sombra. A veces pienso que soy un simple humano más.

Música nueva, horas de brillar desde el descanso,minutos de meditación escrita, segundos que avanzan sin remedio hacia un presente que parece solitario rodeado de personas. Aprender a ver el reflejo de cada persona, ser un prisma del cual cada presencia se refracte en un color y no haya maldad en la energía emitida, recibida, intercambiada por cada partícula de mi ser hacia el resto de personas en armonía que quieren saber de mí.

Nubes que despejan mi clima emocional. Bajo un tiempo de luz que va directo de la inspiración al corazón

Publicado el Deja un comentario

Caminos

Lluvia sobre la pantalla, caminos del agua, distinguiendo cabezas.

Tiempos que cuentan descansos, tiempos que cuentan acciones, tiempos invertidos en espacios nuevos, volví a ponerme el reloj mientras siguen las campanas, quieren atrapar al corazón lleno del humo de la soledad, ese humo que hace distancia, recuerdos y réplicas, ese humo que consume el interior.

El humo del reloj, de las agujas asociadas a las abejas y a las manecillas de la iglesia, esas agujas contra las que todos tenemos marcado nuestro destino, al final sonará el mismo latido plano, sin importar los planos dimensionales en los que hayas sido vencido o victorioso.

Me puse otra vez el reloj sin saber cuánta batería queda en las baquetas que van al ritmo de las agujas.

Sueño, camino, alejado pero en equilibrio sobre tres ejes, buscando tus coordenadas.

Sueño, camino, cerca del momento presente cuando trinan los pájaros.

Sueño, camino, sin rumbo planificado hacia un plan de metamorfosis.

Sueño, camino, con los vuelos de las alas rotas, del hambre perdida en los caminos de los delirios, haciéndome más fuerte en las crisis.

Oportunidad que mide la re actividad, sueño que mide los segundos del inconsciente, caminos del agua que distinguen cabezas. Para parar a respirar si es que no se me ha olvidado ya.

Agua, agujas, caminos, sueños, despierto en un mundo despersonalizado, para liberarme del ego y ver la realidad que se siente en una gota que apunta la espera, para no esperarnos, volar interiormente lo más lejano posible y en esta posibilidad sentir los hilos de oro. Donde estaré mañana… En otro texto sin pretextos, ni prejuicios, en la cocina o en la cabina, donde quepa mi libertad antes que tu juicio.

Publicado el Deja un comentario

Voz interior

Apaga la tele, deja las notificaciones, te pones a leer y escuchas estas palabras en tu pensamiento. ¿Se llama lectura o locura?, ahora tienes una voz interior en tu cabeza al leer esto y no sabes si es tu voz leyendo mis palabras en tu pensamiento o mis pensamientos en palabras con tu propia voz interior. Dime qué es, lectura o locura…Voz interior.

A mi me han encerrado por pensar, han intentado doblegar mi espíritu con medicamentos, apagar mi voz interior de mi pensamiento con ingresos y medicamentos, pero a esto lo llamas lectura y a lo que tengo yo lo llamas locura. Por esto mi enfado es diario, mi enfado está fuera de este planeta, cuando lo único que necesitaba es descansar. Una serie de pensamientos fluyen ahora por tu cabeza y no sabéis cuánto os habéis equivocado conmigo. ¿Quién no se ha hecho daño a uno mismo alguna vez?,¿dime quién?…

Mi voz interior no la pueden apagar, porque es mi espíritu, mi pensamiento, mi ser, tu ahora ya no sabes si estás palabras son locura o lectura, pero sigues teniendo esta voz interior que te lee este texto en tu cabeza.

Mi enfado es diario, a mí me han encerrado por pensar, por saber que se compran y se venden vidas en este mundo, por saber que os estáis matando y decirlo a tres médicos, pero claro soy yo el loco, el que tiene una visión global de un mundo globalizado en su interior. Mientras sigas leyendo este texto seguirá apareciendo en ti esa voz interior en tu pensamiento diciendo todo lo que está escrito aquí. Bienvenidos a mi mundo donde puedo hablar con mi voz interior y pienso que es solo otro nivel de pensamiento, más despierto, más consciente, pero como no lo entendéis lo llamaréis locura. Por esto mi enfado es diario, por esto quiero que me pidan disculpas todos los médicos que me han dicho que estoy enfermo, cuando lo único que tengo es a mi espíritu, mi voz, mi pensamiento, mi análisis, mi discernimiento. Exijo como mínimo unas disculpas de los médicos al demostrar que todos tenemos una voz interior, tan fácil como leyendo en silencio, sin articular palabra, tu mente ya está leyendo mi pensamiento, porque te lo escribo, tan fácil como esto.

Son demasiados años ya siendo un experimento de los médicos, cuando han jugado con la química de mi cuerpo y pienso que soy yo el único que debería decidir lo que entra y sale de mi cuerpo. Solo es cosa mía, es mi cuerpo.

Me ven enfermo y me quieren zombie, quieren que deje de pensar, quieren que deje de plasmar mi voz interior en sus cabezas con mis textos. Y tú, ¿cómo lo llamas, lectura o locura?. Vosotros os dedicáis a dejar de pensar, a ver a una persona quince minutos al mes cada tres meses o cada mes y pensáis que conocéis su vida, a leer un historial de malinterpretaciones y malentendidos, y juzgáis y medicáis solo viendo un nivel de angustia vital en quince minutos, si no menos tiempo. No tenéis ni idea de mi vida, así que me gustaría que leyeran este texto todos los psiquiatras del mundo y se preguntaran si ellos mismos no tienen esta voz interior que lee estas palabras, que razona, que piensa.

La verdad es que no sabéis qué hacer conmigo y pienso que el método ensayo error que aplicáis ya está desfasado para este nivel de pensamiento. Este es mi espacio de libertad. Ahora ya podréis debatir y juzgar, pero si juzgáis seréis juzgados. No podréis nunca apagar mi voz interior ni mi libre pensamiento, por mucho que me queráis dormido.

Hecho demostrado de que todo el mundo que sabe leer tiene una voz interior, luego habrá gente que no sepa leer o que no sepa pensar y esos son los peligrosos, los que llaman locura a tener una voz interior, pero ellos también la tienen, sorpresa, ahora dale otra vuelta al texto y busca el fallo, busca el fallo de mi pensamiento. Pero claro, mi voz interior no se puede enfadar… No tenéis ni idea del daño que hacéis y de las familias que habéis roto. Mi voz interior, mi pensamiento, este que tu estás leyendo ahora, es mi libertad y no me la podréis quitar..

Publicado el Deja un comentario

Balanza

Soledad compartida, presente de infinitas variables eternamente efímero, vacíos emocionales, espectadores del pasado, ansiosos por un futuro, son demasiados conceptos para asimilar en un momento que se va, brillos de oscuridad, oscuridad lúcida, fuerzas intangibles que me animan a escribir, inspiración de aislamiento, expirar humo, cosquilleo en la frente y las ganas de ver otro mundo que los demás no alcanzan a imaginar, donde solo veo con ideas de palabras, donde no sé si soy el único ciego en un mundo que respira cada vez más cansado de la humanidad. ¿Dónde pongo el peso de la balanza para ser justo en mi espíritu?,¿dónde pongo el peso de la balanza para ser justo con mi salud?.En un nuevo día.

Escribir como un acto reflejo de ideas que no llegan a tu corazón con el mío saliéndose de su sitio, intoxicándolo cada día un poco más cuando lo que quiero es liberar a mi cuerpo de la química que me paraliza. Cada vez más tranquilo con mis textos, más productivo. Asimilando los augurios de una vida cada vez más complicada, sin complicidad, sin compañía, aislado en mis textos, en mi inspiración, aislado en las ideas que quiero que crezcan para alcanzar salir hacia la superficie del bienestar y volar en felicidad. Volar feliz aunque sea solo con los ojos cerrados en la meditación, hasta en eso me conformo. Cuando compartir desde el corazón se juzga, aunque hagas un análisis crítico que no entienda la gente. Las masas conmovidas, entretenidas, distraídas, dormidas, en rutinas, pero aquí estamos, comunicándonos… Y me pregunto para qué sirve la comunicación si no hay entendimiento, ni escucha atenta, ni reflexión, ni pensamiento, solo crítica. ¿Cuándo entra el diálogo?,¿cuándo entra la última cena?. ¿De qué se puede hablar si no es sobre una vida que cumpla unos estándares y se estabilice en soledad, desde sus propias ideas y diálogos internos que hace visibles para ser un sujeto con ideas y valores en el que se puede confiar y que pide a gritos una buena compañía?. Que lean y entiendan, que quizás soy mi peor enemigo y juez, que sigo encerrado en cuatro calles donde solo puedo liberarme en la escritura…

Mientras tanto, señales de que las cosas van bien en mi pequeño mundo, señales de una calma que precede a una tormenta, señales de anuncios de tragedias en el mundo. Cada vez hablo más con el sol, con el día, hablo con las personas que aparecen buscándole un sentido al sin sentido del caos, con la misma ignorancia esperanzadora de que podemos crear un mundo mejor, mejorándonos a nosotros mismos. Pienso en cómo se puede mejorar algo que está roto, quién puede arreglar algo que no tiene cura, quién es el artesano que quita el drama y las emociones vacías y negativas, y hace ver la luz desde otro plano, para que puedas apreciar el viaje de los colores del mundo gris. ¿Dónde está el artesano que te va a sacar el sabor que te revele que la vida merece la pena vivirla, dónde está el gurú que te enseñe a modular las emociones, si ahora todo es química en el cuerpo para dormirte?, ¿dónde está la ayuda de los corazones rotos, de la gente rota?.

Un nuevo día, palabras que reposan, que surgen desde el inconsciente cada vez más consciente. Palabras y palabras que me animan a no rendirme, a soltar peso, a equilibrar la balanza. En un lado de la balanza está mi espíritu, mi fuerza interior, mi corazón, en el otro lado están mis actos pasados, mis hechos presentes, mi trabajo emocional. El camino de la balanza no sé hacia que lado se inclina, supongo que si se ve desde fuera darán más peso a un lado que al otro, pero si se ve desde dentro puede que pesen más mis textos, es la única constante que sigo ahora, parece que pesa más mi espíritu liberándose de todas las cargas emocionales heredadas, adquiridas, rutinarias y crezco.

Crezco y hago que el deseo se convierta en algo secundario, ajeno a mí, hago que el conocimiento adquirido sea una rutina adquirida, fabrico la modulación de mis emociones al escribirlas y pesa más mi espíritu luchador, que ha renacido más de unas cuantas veces, más de unas cuantas noches, más allá de toda la química que quieren que entre en mi cuerpo para paralizarme, para dormirme. Cada día mas consciente, escribiendo con hambre para llenar la pantalla de energía, escribiendo con el hambre de querer romper el tiempo. Dejando de ser un espectador de mi pasado, dejando todos los recuerdos en un espacio que no quiero que vuelva, cuando solo quiero volver a conocer tu esencia. Cuando solo quiero volver a conocer tu cariño en esta vida o en otra, donde me sepas guiar un poco mejor, donde pueda aprender de tus consejos un poco más, interiorizar los valores que perdí por el entorno. Poder escribir una vida nueva cada día donde valga más el peso de mi espíritu cada día, donde valga más el peso de mi confianza cada día, cada día más fuerte ante cualquier situación que se presente, donde no me pueda rendir, donde pueda conseguir una mente clara y consciente con un corazón libre que supere todos los daños, todas las agujas. Donde no haya hilos que me puedan manejar o guiar hacia una catástrofe, solo hacia la verdad de la luz, cada día un poco más cerca de la verdad de la luz, de sus reflejos, de sus refracciones, de sus sombras, vibrando en un nivel que solo puede alcanzarse para sacarme del sufrimiento y del deseo, salir del mundo gris. Ver que la balanza está en otro plano donde solo las estrellas pueden ver que me quieren a su lado, en perfecta armonía de fractales, en perfecta sintonía con la proporción áurea.

Publicado el Deja un comentario

Realidad presente, cariño.

Café, tabaco, agua, pensamientos desordenados, mientras ordeno mi mente temprano, pastillas y un nuevo día. Después del sueño, de no recordar el sueño otra noche más, parece que mis guías espirituales también necesitan su descanso. Pero mi inspiración no, mi inspiración necesita el trabajo semanal de expirar palabras aquí. Las saco del fuego, de la llama interior de la vida que no sabemos cuándo se apagará para cada uno de nosotros.

Pensamientos libres bajo el control de cámaras y micrófonos, pensamientos libres bajo el control de la propaganda de los medios, pensamientos libres bajo el control de la distopía que vivimos. Ahora nadamos en un mundo de igualdad de rostros tapados el cual espero que pronto se acabe. Somos números en bancos, en hospitales, en burocracia y personas cuando nos encontramos de frente, aunque mucha gente solo vea números de serie, en vacunas, botellas, cualquier consumible, para darse cuenta que consumimos números de serie en una serie de números para ser un número de serie, y este texto es otro número de serie. Este texto sale de entre tantos números que cuentan para contar una historia. El infinito de las palabras y los signos y los números para que llegue al corazón una emoción.

Para aumentar mi campo electromagnético y atraer a las personas correctas a mi vida, que me guíen en esta empresa de ser un cambio y un referente de que se pueden curar los estigmas, hoy digo que vivo en cada texto viajando en mis redes neuronales desde la semilla de mi glándula pineal a las raíces de mis neuronas, por mi sistema nervioso tranquilo entre cigarros y pasada mucha soledad, muchas conversaciones que no tengo, las tengo aquí con mi ser y con quien me quiera leer, abriendo una pequeña ventana al mundo de un espacio personal universal.

El espacio personal universal de mi ser que protejo y hago crecer, desde que pienso que puedo ayudar a las personas en caminos difíciles. Encuentro la felicidad en el teclado que hago una extensión de mi persona, para llegar a la gente desde un plano de vida distinta en la lectura.

Trabajando emociones, pensamientos, ideas, intuiciones, razones, conocimientos, realidades, hilos de vibraciones, armónicos de recuerdos en negativo. ¿Y dónde está la realidad presente?

En cada momento que nos volvemos a decir que uno es un conjunto incompleto perfecto de éxitos y fracasos y que para salir del caos de uno mismo hay que entrar en el corazón del resto de personas como si pudieras cuidar sus latidos en sus manos. Mantener un latido fuerte y constante para dar vida a cada palabra como si fuera la última que pudiera escribir. Escribo para mantenerme vivo en este mundo sin sentido

¿Y dónde está la realidad presente?, en el caos, en la armonía, en la armonía del caos, en la mente de los iluminados, en pensar que cada persona con la que te cruzas es un maestro para enseñarte lo que no quieres o quieres en tu vida.

La realidad presente parece que se pierde cada vez más en el futuro que no llega y el pasado que se fue, por esto mucha gente se pierde. Desorientados sin brújula de valores que indique un noble camino cuidando el lenguaje, los actos, las palabras, el trabajo, la inspiración, las ideas, los proyectos, los tonos. Estoy midiendo cada vez que mi espíritu me enseñe que no es buen camino pues igual lo dejo atrás, porque ya llevo mucho caminado y me falta mucho por caminar, pero sentado encuentro el vacío de pensamientos, los silencios de la música, de las conversaciones, como si pudiera trabajar en el vacío de la eternidad presente que se escapa.

En esta pequeña luz que ha viajado para iluminarme otro día como una onda solar que pudiera cambiar mi vida entera en cualquier momento y liberarme de mi ser consciente y mi ego para solo sentir la energía fundida y unida en cada peso de cada paso, en cada latido, en cada respiración, en cada célula de mi cuerpo vibrando en la frecuencia de la alegría por estar presente, en tu vida, en tu tono correcto, en tu acción correcta, en tu realidad presente correcta, equilibrada y en armonía con mi ser de ahora. Este ser que tiene segundos de energía que siente que estás. Y no hace falta nada más, pero si quieres hablarme algún día, igual podemos comunicarnos en un nivel en el que el mundo se pare y ¿quién sabe?, igual tu mundo se para, el mío también, y podemos disfrutar de un abrazo que dure un largo tiempo, no necesito mucho más en esta vida. Cariño.

Publicado el Deja un comentario

Tormenta

Casi todo el mundo quiere otro cuerpo en el que refugiarse, en el que compartir su soledad, pero yo quiero una tormenta que te haga reconocerme, una tormenta en la que me llames y vengas a verme para calmar todas tus emociones con solo mi presencia, como hago cuando calmo la atmósfera y que el cielo llore todo tu dolor y sufrimiento, que los rayos suelten toda tu rabia e ira del pasado, que las nubes negras no te dejen ver el Sol y veas mi luz.

Esta pasada primavera estaba lloviendo maná y no sé si se la gente se dio cuenta pero quiero pensar que fue parte de mi renacer. Ahora hay un volcán cerca que me da la razón y explota y suelta todo el fuego que he guardado durante tantos años porque no puede aguantar más este sin sentido de vida en el que sufrimos por no poder expresar, porque no puedo explicarte todo lo que la naturaleza, el cosmos, la relatividad, y la herencia de mis antepasados han sufrido para que podamos encontrarnos en esta vida al mismo tiempo, en este espacio que nos separa, en esta espera que dice que me tengo que alegrar por ti y seguir mi camino de vida sin ti.

Ojalá llegue un día esa tormenta que te haga venir hacia mi y nos curemos, nos iluminemos, descansemos, y dejemos que la lluvia haga su trabajo de limpiar todo lo que no sirve. Quizás ese día no puede llegar en esta vida, pero aún así te buscaré en la siguiente y en la siguiente y en las que haga falta, hasta que reconozcas que nuestras almas están unidas y han venido a curarse y a arreglarse todos los daños de generaciones pasadas.

Si por mí fuera no perdería ni un solo segundo de conversaciones contigo, de silencios contigo, de compañía contigo. Y no, no puedo seguir con mi vida sin tu reconocimiento, sin tu crítica, sin tu opinión libre, sintiendo que no nos podemos acercar, calmar, hablar, sentir, fluir, vivir. Si tu elección es dejarme de lado, rechazarme, ignorarme, al menos dímelo, dime que soy solo un enfermo más para ti y que estoy equivocado y que todo lo que hemos vivido no importa.

Dime que tengo la culpa de enamorarme, que estoy perdido, dime que no tengo vida, porque tu te quieres ir de la mía.

Si solo me vas a dejar en este vacío otro día más… Esperaré a que llegue la tormenta y rompa por fuera y por dentro todas mis palabras, todos mis sentimientos, al igual que se rompen cada día, en cada noche eterna sin sentirte a mi lado. Dime que estoy condenado, anclado al pasado, que no hay conexión, solo rechazo y vacío y del rechazo y vacío volveré, volveré para verte con mi vida nueva. Con todo mi trabajo emocional aquí para ti.

Llegué con la lluvia a este mundo, y no sé si tengo que llorar todo lo que llovió ese día para curarme.

Quizás después de tanta muerte y tanta pandemia te des cuenta que al igual que das vida, la vida se va y hoy es otro día en el que la vida se va. Y mi vida se va otro día por el vacío, la soledad y la tristeza de tener a todo el mundo en mi contra solo por lo que soy capaz de sentir.

Sentir, ser y liberarse ese debería ser el camino de la vida. Si quieres sentir, recuérdame en cada tormenta, si quieres ser, acompáñame a leer a todo este trabajo emocional de tres años, si quieres liberarte ven cuando tu naturaleza te haga ver que somos almas gemelas, porque yo lo llevo viendo toda mi vida y aun así me alegro de todos tus logros. Ojalá pudieras ver que has sido mi veneno y mi curación desde lo mas profundo de mi espíritu.

Esperaré a la tormenta, solo para calmarte con mi presencia, mi amor incondicional y por esto te digo que con mis textos no dejo que se me escape mucho tiempo sin escribirte. Porque dejo la constancia y la disciplina del amor libre. Sin apegos, sin dependencia, con escucha, atención.

Quizás después de esto no te vuelva a ver, pero me recordarás en cada gota de lluvia, esperando la tormenta en la que quieras aparecer.

Y todos los relámpagos sabrán que ilumino tu cielo más oscuro. Besos

Publicado el Deja un comentario

Hoja caída

Otro día, otra sensación de miedo, mismo encierro, encierro en mi escritura, otra repetición. Y así te encuentras en el mismo sitio con el miedo de avanzar repitiendo lo mismo, otra rutina que no sirve, mientras que solo quiero dejar de pensar, nuevas noticias, dolores, nostalgia. Con el miedo a repetir la historia de una década, sumándole menos libertad, más entretenimiento, entre tiempos que avanzan la llegada del frío.

Citando a RYOTA : Mata haru no/Kuru to mo mie nu/Ochiba Kana. “La hoja caída no indica que la primavera vaya a volver”.

Y yo me pregunto: ¿ Solo soy otra hoja caída?. ¿Puedo seguir a la diosa Amaterasu siguiendo esas hojas caídas y ver cómo todo mi pasado arde?. ¿Puedo saludar al Sol para decirle mientras se esconde entre nubes que aún me queda algo de fuerza, algo de libertad, algo de movimiento? O me tengo que seguir quedando con el mismo miedo de repetir lo mismo y ser solo otra hoja caída. No sé en que dimensión me muevo, en uno de mis textos antiguos dice que estoy atrapado en el universo 43, y ya ni siquiera sé cómo es este universo, pensé que lo pude comprimir dentro de mi ser, expandirlo y liberarlo y solo veo las mismas rutinas y los mismos miedos.

Así que lucho desde mi pequeño espacio, cuando ya no sirve gritar para pedir ayuda, cuando ya no sirve meditar para que te respeten tu propia espiritualidad. Desde mi propia creación de la desesperación, el aislamiento no sé si elegido o impuesto. No sabemos cuánto tiempo nos queda y nos perdemos en papeles y pantallas. Y nos perdemos la vida en nostalgias y miedos, conspiraciones y noticias falsas, criticando.

Será mejor que siga mirando dentro de mí a ver si todo el Sol que me ha iluminado en esta vida sigue guardando luz para mi, para iluminarte a ti y ver que podemos romper los miedos y las rutinas, salir del universo 43, llegar a una utopía en cada micromensaje que pueda liberarnos, liberar mi ser desde un rayo de luz para viajar por un camino nuevo donde pueda volver a ver tu sonrisa, tu verano, tu primavera. Me pierdo en tus estaciones y no miro el reloj, ya solo veo mi Norte en mi Sur y mi Sur en mi Norte, quizás por eso puedo cambiar tu perspectiva, quizás por eso ya no me quieres entender.

Solo me gustaría salir de esta química que hace que no funcionen mis relaciones. Dejé atrás un conejo blanco, un conejo verde, solo espero que guarden mis figuras para poder crear mi vida sin juicios y sin miedos. Los lobos también los regalé, y así es mi arte de Origami. Cada figura que fabrico espero que pueda proteger a los que me cuidaron en mi soledad compartida.

Imaginé que era de cartón, a todo el mundo le sirvo pero solo me desechan, aunque alguien de vez en cuando quiera venir a reciclarme, imaginé que era de cartón, inmune a las balas, dando cama a los mendigos y juguetes a los gatos, solo saben quemarme para destruirme pero estoy en todo el mundo. Espero que cuides el cartón porque contengo tantas cosas que me pierdo en mi mundo interior, viajo a tantos lugares que por eso no me puedo mover y mi precio será desconocido. No se valora el paquete, pero vuelvo a la vida, y cuando ya no quede nada en este mundo, seguro que te puedes encontrar un pedazo de mi. En una hoja caída.

Guardo mis momentos, solo dime cuando quieres aparecer y hacemos mudanza. Nos cambiamos de nombre, pasamos el mono de las medicinas y nos cuidamos en la naturaleza, donde el sonido del silencio cura, donde el vacío de la inspiración llena, donde solo lleguen ondas que quieran ayudarnos. Nada pudo pasar de otra manera, y ojalá que quizás en otra vida me entiendas. O me cuides, porque no sé cuánto tiempo me queda de nostalgia, de miedos, de preocupaciones, y de ver la vida pasar, esperando, sintiendo que algo puede cambiar con un simple hola de una onda sin retorno, como las que lanzo yo aquí. No sé en en qué estado mental estoy vibrando, pero seguro que resuena hasta los corazones rotos, las mentes rotas y los espíritus rotos. Búscame en ese rayo de luz que guardo desde hace unos años, quizás ahí veas mi corazón, dentro y fuera de mi, pulido, reconstruido y con algún que otro parche más de otra ruptura. En una hoja caída.

Publicado el Deja un comentario

Camino dimensiones

A veces veo letras japonesas en los cigarros del cenicero, a veces el humo me lleva a otra dimensión, las cenizas son las puertas que abro y viajo en la mitad de las caladas, la conciencia presente se expande, se comprime, solo hay una llama que inicia. Evadirse para encontrarse, esa parece ser la constante, el cambio de pagar con vida una muerte lenta. A veces me quedo descifrando pensamientos inconscientes del pasado, pensando si está todo escrito, en mi pequeño margen de movimiento, aquí no voy a escribir nada que no haya incorporado en mi ser de alguna manera, y en este presente escrito pienso que puedo inventar algo que rompa barreras interdimensionales, psíquicas, espirituales, cognitivas. Pienso que si todo está escrito puedo leer el sol, la luna, mis átomos, viendo cómo se alinean para hacerme despertar en un momento de bienestar inigualable, efímero infinito presente, en el que ves cómo todo lo que caduca es perenne, en la increíble sensación dónde te sobrecoges y no suspiras del asombro.

De repente estoy en una dimensión escrita sobre la improvisación de los impulsos, hasta encontrarme con liberaciones de Karma, de energía, temblores divinos, pérdida del control dónde fluyo como una hoja sobre el río. Estoy en el sofá comprimiendo y expandiendo el universo conocido en mi mente, mientras se ilumina mi corazón y entro en mi subconsciente, dónde no hay tiempo, el espacio se vuelve ondas vibrando mientras manejo las hebras de la escucha para que todo esté en armonía, pienso que esta dimensión funciona y si solo estoy yo y todo está escrito no importa que no te llegue este mensaje a tu dimensión, porque en tu realidad puede que aparezca mi espíritu para protegerte.

Mi camino se construye a base de escucha, hasta donde el sonido del silencio se esconde en mí, para que puedas encontrarte, para que puedas caminar. Igual me ves en un silencio y en un vacío iluminando desde dentro. Con el equilibrio de tener la mente y el corazón unidos, el sol y la luna lo confirman cada cierto tiempo y aunque no entienda japonés, agradezco tus mensajes. Es curioso ver cómo cabe la eternidad en un momento. No me olvido de respirar la energía de la atmósfera para encontrarme en este cuerpo prestado, creado.

Ver con el corazón es el trabajo más duro, no sé, quizás me entiendas algún día cuando veas con el tuyo y por eso entenderás que aunque piense demasiado a veces dejo de pensar, pero sigo latiendo, sigo respirando. Si me ves con el corazón, quizás entiendas mi luz, caminando dimensiones.

Publicado el Deja un comentario

Hace tiempo

Hace tiempo, elegí, elegí ser para ti siendo un poco tuyo, siendo cada día el que te anima, el que te quiere proteger, el que quiere estar en tus momentos buenos y malos, el que quiere estar en tus descansos y respiros, en tus ratos tristes y de bajón, elegí ser para estar y acompañarte cuando tu quieras dejarme estar a tu lado y aunque tu no me elijas del todo, pienso que algún día puede cambiar, elijo estar ahí cuando solo quieres estar tranquila y te quiero dar mi tranquilidad.

Hace tiempo elegí que tu sonrisa es la más bonita que he visto, y es a la que me gustaría acompañar cada día y cada noche, elegí que por todos mis fallos aprendería a ayudarte en cualquier momento que necesites, elegí que todos mis logros los compartiría contigo, elegí quedarme en tus momentos donde no quieres a nadie para hacerte ver que no estás sola y que puedes avanzar por muchos caminos diferentes cuando veas que todo va mal, siempre puedes elegir un camino en el que consigas salir del paso que yo estaré ahí para acompañarte. Elijo quedarme en tu descanso trabajando en la relación, con un mensaje más, el mensaje es el siguiente: elijo quererte mejor cada día, elijo estar ahí para ayudarte en cualquier momento, elijo cuidarte y animarte, elijo dejarte respirar y hacer que disfrutes cada momento que me tengas presente, elijo ser parte de tu bienestar y tranquilidad, elijo solucionarte las dudas con visiones nuevas y objetivas que te den otro punto de vista, quiero estar en tu realidad donde podamos ser libres y respetarnos hasta en las discusiones, quiero estar en tu realidad donde puedo hacerte sonreír con algo de ingenio y mimos. Elijo quedarme y preocuparme y ocuparme.

Hace tiempo elegí que para mí eres mucho más que una persona pasajera, para mí eres un hogar futuro que podemos construir, hace tiempo decidí que soy libre para elegirte. Porque pienso que el amor es una decisión que se toma cada día pensando en la persona y en cómo puedes mejorar su día, con un pequeño gesto, en mi caso con un pequeño texto. Hace tiempo elegí que quiero ser parte de ti. Me quedo para avanzar, crear, cuidar, me quedo para llegarte al corazón desde otro plano, desde uno que no has vivido, desde el plano en el que te das cuenta que eres importante para mí, que eres especial, divertida, eres la vida con la que fluyo más a gusto aunque me quede callado a tu lado.

Hace tiempo que elegí crecer pensando en ti y quiero crecer a tu lado, desde lo poco que somos hasta el sentir más profundo. Desde este plano puedo decirte que quiero ser parte de tu alegría hoy y cada vez que me leas. Elijo construir un poco más, ojalá pudieras ver todo lo bonito que yo veo al pensar en ti.

Este es mi jardín de palabras y aquí planto otra semilla para hacer crecer a tu corazón, estas son mis plantas de sentimientos, que aun están por florecer. Alguna frase está bastante madura y la puedes disfrutar desde tu más profunda esencia, alguna palabra se me ha escapado como un bicho que pasea por el jardín. Con alguna semilla he tocado algún corazón, con algún texto he sorprendido alguna mente que se ha parado a leer. Solo quiero que entiendas, que en la realidad de tu momento al leerme, estoy presente con el corazón latiendo gracias a ti, que no para, que continúa en esta lucha. Dejo mi alma escrita para que la cuides y la sientas en tu ser.

Hace tiempo elegí que podía mejorar tu mundo, el mío, el de la gente que me lee y a esto me dedico.

Hace tiempo que el tiempo no me preocupa, porque lo disfruto escribiéndote, el espacio no me preocupa porque tu te encuentras en este. Hace tiempo que el frío no me para porque siento tu calidez en tus palabras.

Hace tiempo de pensar y de sentir y quiero que sientas con esto que puedo acompañarte, compartir, crear desde la nada, un jardín de palabras para regalarte. Hace tiempo de ser, pensar, sentir, cuidar, avanzar, cambiar, renovarse y pensando en ti consigo todo esto, consigo llegar a la dimensión donde puedes entenderme para que alguna vez, si quisieras, cuando estes preparada, puedas ver el mundo nuevo que soy. Hace tiempo de soñar, despertar, ser consciente, que podríamos crear una vida llena de bienestar solo cambiando nuestro interior, donde puedo ayudarme para ayudarte, donde puedes ayudarte para ayudarme. No necesito mucho para cambiar mi interior, escribir y compartir.

Puedes ver desde hace tiempo, pero dime si puedes mirar en mi corazón para ver que estás tu presente.

Puedes sentir desde hace tiempo, pero dime si puedes sentir mis palabras en tu corazón.