Publicado el Deja un comentario

Luz

Filtramos la luz con los sentidos, pensamos que percibimos la realidad tal cual nos llega, sin tener en cuenta el proceso distinto de cada estímulo que nos llega. Sin reconocer que nuestros sentidos no captan las distintas realidades, en base a distintas creencias, emociones, pensamientos…

Cuando entra en juego la intuición, el sexto sentido, observándose una proyección desde fuera de tu ser, escuchando los sonidos, los silencios, viendo imágenes, situaciones, desde un plano cenital exterior a tu propio ser, incluido en tu esencia, desarrollándose,nos hace más conscientes.

Intuición pura, en el grado de meditación alcanzado, esperando y consiguiendo ver la inteligencia anterior al evento. Me entran dudas sobre el libre albedrío y el destino y llego a pensar, que todo está escrito y aun así tenemos opciones de escoger un camino u otro, aprender de las emociones, cambiar y mejorar los valores, filtrar los pensamientos, desechar y recomponer creencias, darles una evolución con una visión más amplia del mundo, entender e integrarse en culturas distintas.

La intuición pura ayuda, a captar las esencias. El desarrollo de uno mismo crea un reflejo, el autoconocimiento ayuda a saberse unico en un universo de infinitas variables, en consecuencia infinitas incógnitas. Saberse ínfimo hace recordar y pensar que el valor de la escala humana cuando se habla de energías se queda atomicamente grande y cosmicamente pequeña. La cuestión de hallar cada mundo en equilibrio con el ser, el espíritu, la intuición, los sentidos, el pensamientos se vuelve una tarea complicada si no se consigue fluir en los mares de ideas lleno de nebulosas.

Seguimos los pasos de la música, respiramos la contaminación de las metropolis, donde no hay tiempo ni lugar a pensar los caminos que se toman.

Sigo los silencios que te conectan con fuentes de inspiración. Pongo en marcha un mundo de ermitaño entre meditaciones, liberaciones de miedos y de ansiedad aún conociendo la oscuridad. Decían los griegos, dame un punto de apoyo y moveré el mundo, pues bien, en mi estrella tengo el punto de apoyo, que me hace avanzar, desarrollarme, reconocerme iluminado, me hace luchar por un mundo mejor. Sentir prana, energía vital, en cada realidad, en cada respiración, momento, atrayendo un futuro, asegurando un hogar, protegiendo a mis seres queridos, haciendo despertar una luz en cada camino que siga avanzando espiritualmente.

Desde la luz, desde los colores, desde los sentidos, con una intuición mejorada con cada plano de ondas cerebrales, visión en la oscuridad Encontrarme a mi ser en mi adn y en mi cosmos. Viajando en mis galaxias de palabras. Ahora parece que mi mundo interior arranca hacia un viaje de luz donde poder ser reconocido. Lleno de autocuidados, bienestar en compañía, desarrollo espiritual, físico, mental. Fe.

Luz que me guía, llévame a un mundo donde mi palabra tenga el valor de ser libre, respetuosa, firme, directa, protegida.

Luz que me guía, llévame a un mundo donde emoción, pensamiento, acción, sentido, dirección, sentimiento, sean uno contigo, y pueda aprender del camino del sol, donde pueda aprender, crear, creer, crecer, ser uno en tu luz con la visión, con la esperanza en que los buenos, bellos y justos momentos llegarán. Desde mi plano terrenal hasta las estrellas.

Publicado el 12 comentarios

¿Cuántas?

¿Cuántas lunas he perdido las caricias a tu piel?

¿cuántas estrellas se han apagado por no darte un abrazo?

¿cuántos amaneceres he de estar lejos de tus labios?

¿cuánta lluvia ha de caer en tus ojos para que puedas valorar mi compañía?

¿cuántas noches voy a dormir sin sentir tu cuerpo a mi lado?

¿cuántas galaxias se van a romper sin que pueda sentir tu olor?

¿cuántas horas me quedan hasta tu próxima sonrisa?

¿cuánto aire ha de hacer para que sepas que si tu no respiras yo tampoco?

¿cuánta tierra he de pisar para que camines a mi lado?

¿cuánto he de nadar para llegar a tu orilla salvando los océanos que nos separan?

¿cuánto sol ha de iluminar para que veas mi luz?

¿cuánto queda para vernos? No lo se.

Pero se que sigo esperando a que la luna, el sol, el aire, la tierra, las galaxias, el agua, las estrellas, la lluvia, los amaneceres y las noches me den el permiso de sentirte a mi lado.