Publicado el Deja un comentario

Luz

Filtramos la luz con los sentidos, pensamos que percibimos la realidad tal cual nos llega, sin tener en cuenta el proceso distinto de cada estímulo que nos llega. Sin reconocer que nuestros sentidos no captan las distintas realidades, en base a distintas creencias, emociones, pensamientos…

Cuando entra en juego la intuición, el sexto sentido, observándose una proyección desde fuera de tu ser, escuchando los sonidos, los silencios, viendo imágenes, situaciones, desde un plano cenital exterior a tu propio ser, incluido en tu esencia, desarrollándose,nos hace más conscientes.

Intuición pura, en el grado de meditación alcanzado, esperando y consiguiendo ver la inteligencia anterior al evento. Me entran dudas sobre el libre albedrío y el destino y llego a pensar, que todo está escrito y aun así tenemos opciones de escoger un camino u otro, aprender de las emociones, cambiar y mejorar los valores, filtrar los pensamientos, desechar y recomponer creencias, darles una evolución con una visión más amplia del mundo, entender e integrarse en culturas distintas.

La intuición pura ayuda, a captar las esencias. El desarrollo de uno mismo crea un reflejo, el autoconocimiento ayuda a saberse unico en un universo de infinitas variables, en consecuencia infinitas incógnitas. Saberse ínfimo hace recordar y pensar que el valor de la escala humana cuando se habla de energías se queda atomicamente grande y cosmicamente pequeña. La cuestión de hallar cada mundo en equilibrio con el ser, el espíritu, la intuición, los sentidos, el pensamientos se vuelve una tarea complicada si no se consigue fluir en los mares de ideas lleno de nebulosas.

Seguimos los pasos de la música, respiramos la contaminación de las metropolis, donde no hay tiempo ni lugar a pensar los caminos que se toman.

Sigo los silencios que te conectan con fuentes de inspiración. Pongo en marcha un mundo de ermitaño entre meditaciones, liberaciones de miedos y de ansiedad aún conociendo la oscuridad. Decían los griegos, dame un punto de apoyo y moveré el mundo, pues bien, en mi estrella tengo el punto de apoyo, que me hace avanzar, desarrollarme, reconocerme iluminado, me hace luchar por un mundo mejor. Sentir prana, energía vital, en cada realidad, en cada respiración, momento, atrayendo un futuro, asegurando un hogar, protegiendo a mis seres queridos, haciendo despertar una luz en cada camino que siga avanzando espiritualmente.

Desde la luz, desde los colores, desde los sentidos, con una intuición mejorada con cada plano de ondas cerebrales, visión en la oscuridad Encontrarme a mi ser en mi adn y en mi cosmos. Viajando en mis galaxias de palabras. Ahora parece que mi mundo interior arranca hacia un viaje de luz donde poder ser reconocido. Lleno de autocuidados, bienestar en compañía, desarrollo espiritual, físico, mental. Fe.

Luz que me guía, llévame a un mundo donde mi palabra tenga el valor de ser libre, respetuosa, firme, directa, protegida.

Luz que me guía, llévame a un mundo donde emoción, pensamiento, acción, sentido, dirección, sentimiento, sean uno contigo, y pueda aprender del camino del sol, donde pueda aprender, crear, creer, crecer, ser uno en tu luz con la visión, con la esperanza en que los buenos, bellos y justos momentos llegarán. Desde mi plano terrenal hasta las estrellas.

Publicado el 3 comentarios

Cenizas

Y ahí estas tu otro día, pidiéndole perdón a Dios, o a los dioses, echándote la culpa de todos los fallos de tu existencia, cuando no te das cuenta que los átomos que componen tu cuerpo vienen del mismo Dios o de los dioses, y que si te has fallado a ti mismo al único que tienes que perdonar es a ti mismo, a tu propio dios interno, a tus cenizas, a tus tiempos, a tus realidades paralelas, a tus otras dimensiones simultáneas, a tu propia simulación, a tu matriz, ya que en estas relaciones de soledad compartida poco importa el dios del otro si no reconoces tu propia espiritualidad. Así que poco a poco desde el plano tridimensional que te quieren enseñar e imponer te encuentras con tu cerebro trabajando en otras varias dimensiones, mientras yo solo veo como tránsito desde la realidad del vacío y el silencio a la de la soledad, y de esta me paso a la dimensión del cariño, donde ya puedo reconocerme, reconocerte, así que lo siento mucho si te quedas en la visión cerrada de tu religión o de tu ateísmo, cuando no eres capaz de estar por encima de la dualidad y las tres dimensiones, sigue con la culpa impuesta por el motor del mundo hasta que te coma, que yo saldré de mi matriz, de mis tiempos, de mi simulación, de mis cenizas, me moveré en dimensiones simultáneas, en realidades paralelas, para encontrarme con mis propios átomos al vibrar en las frecuencias de paz que genero que medito, que pienso y siento, al vibrar en las frecuencias de paz que consigo hacerte llegar, porque si, me he encontrado bajo tanto sufrimiento que consigo decirme no importa, me protejo en mi aislamiento y mis palabras las saco al mundo para que lleguen a hacerte saber, que ya no me muevo en la dualidad, que ahora puedo ser uno, todo y nada a la vez, cuando pongo a mi mente a trabajar en diferentes vibraciones, cuando pongo a mi cuerpo a trabajar en diferentes vibraciones, porque salgo, te lo pongo en texto plano, en hipertexto, en sonidos, en lo que haga falta, salgo del motor de la culpa en mi soledad entendiendo que puedo hacer mejor mi vida en cada palabra que escribo, aunque no consiga llegar a muchas personas, no importa, porque he creado desde mi interior un mundo en el que puedo conectar, para ayudarte, para ayudarme, para crear unos valores cuánticos que te lleguen en tu futuro presente mientras yo me muevo en mi corazón buscando la solución a tu rechazo, a tu no querer acompañar, porque si, me puedo encontrar solo ante todos vuestros juicios, pero cambio constantemente a mejor, crezco, planto semillas de palabras, de frutos de ideas recogidas al caer en mi inspiración, planto raíces de un yo que está saliendo de muchos mitos y creencias, consigo quitarme lo malo y lo bueno y me unifico y multiplico, e integro en una realidad donde las campanas de tu tiempo te dicen que te queda una hora más o una hora menos, que para mi es otro momento de conexión con mi entendimiento del vacío, de la soledad y del cariño, mirando hacia tu pasado te perdono. Mirando hacia tu presente no te juzgo. Mirando hacia tu futuro solo espero que si mis palabras te acompañan, puedas sentir algo de alivio, amor, paz, compañía, alegría, cariño, estabilidad en la infinidad de cambios presentes. Desde la telepatía nómada conectamos las opciones y en algún lugar, en algún momento, en cualquier día, habré puesto palabras y soluciones a tus dudas, al menos a unas pocas, cuando te encuentres perdido en las sensaciones que bombardean la sensibilidad, esto es un respiro si consigues salir de tu tiempo y entrar en mi inspiración, en mis sueños, en mi corazón. Porque ahora este campo, este camino, estas palabras, estos valores, se están creando y están construyendo otra capa de mi persona, que ha pasado de estar sugestionada, a estar sujeta, ha pasado de estar explotada, a estar en un sujeto al que tú ves y no quieres reconocer fuera de tus juicios, olvídate de las críticas y mira en mis átomos, porque ahí puede ser que reconozcas a otro dios al cual has olvidado y dejado de lado, mira en mis estrellas, en mis lunas, mira en mi universo de pensamiento que sale a la luz para alcanzarte y darte otro apoyo. 

No estoy perdido, estoy averiguando. Lucho con todas mis ganas en todos mis tiempos y dimensiones para hacerte ver que podemos sentir mucho más allá de lo que podemos imaginar y en esta vida te seguiré escribiendo para que puedas entender mis procesos. No quiero ser una máquina, aunque me gustaría hablar su lenguaje, pero mi lenguaje se compone de muchas otras variedades de personas en las que deje mi soledad compartida y mi cariño. Espero que puedas ver desde tu perspectiva a un ser que se dedica a mejorar desde la nada. 

Me gustaría que mi pequeño círculo se cuidara, que yo mientras hago todo lo posible por protegerlo con mi luz, desde mi silencio. Otra vez puedo ser ceniza y quedarme solo en tus redes, pero no importa, porque yo ya estoy cuidándome en cada nivel de pensamiento cada vez que escribo. Y de todos estos cuidados saldrá algo tan bonito como tu sonrisa al reconocer que no importa la culpa y el sufrimiento, porque me han hecho mejor y ahora se mirar dentro de mi, para así querer hacerte sonreír en cualquier dimensión