Publicado el Deja un comentario

Preguntas

Me pregunté si conocía la ausencia, la carencia, el desánimo, el cansancio, la soledad, la tristeza, la depresión, la locura, el espíritu en ruinas, la mentira, la desconfianza, los celos, el romper una amistad, romper un amor, la falta de contacto físico, el insomnio, el mal silencio, la enfermedad, la vejez a solas, el encierro, la obsesión, la compulsión, el fallo a uno mismo, lo desagradable, la suciedad, la huída de la conciencia, el dolor físico, la falta de empatía, la maldad, las malas miradas, las críticas, el rechazo, la no escucha, no tener voz, el robo, la amenaza, la indecisión,
la confusión, la incomprensión, el aislamiento, la ansiedad, la desesperación, la derrota, el trauma, el accidente, la pérdida, el duelo, la falta de motivación, la idea que no llega, la idea que se va, la idea que no se realiza, la mala interpretación, los insultos, los malos pensamientos, las faltas de respeto y el no agradecimiento, el no reconocimiento, la desfiguración, las drogas, las drogas legales, el fuego y el cuchillo, la soga, los químicos, la radiación, y pienso que si.
Después de todos estos fallos aún me llaman vago.

Pero resulta que el mundo se ha parado y muchos os pararéis a descubrir a estos amigos, ahora no quiero que me preguntes como vivo, porque llevo en cuarentena unos cuantos años. Aprende.

Ahora me pregunto, después de tantos fallos como no doy con la solución, y respondo que la solución es un fallo que no puedo cometer, es esperar a que mi amor crezca y te alcance, pero después de todo, puedes estar a mi lado y demasiado lejos a la vez. La solución es esperar a que tu amor crezca, y nos perdamos en nuestros amores,
porque mañana es hoy, hoy es hoy, y ayer te perdí. La solución es que sigo luchando, mandándote toda mi buena energía para cuando no tengas fuerzas, porque no se descansar en las palabras hasta que me encuentres y te enseñe toda la paz que me han dejado estas guerras, que por cierto sigo pensando que tu paz es mucho más importante que todas mis guerras, así que discúlpame si te he molestado, pero es que
a veces me canso de sentir tantos fallos como aprendizajes

y no verte a mi lado.