Publicado el Deja un comentario

Y ahora

¿Y ahora qué?, ¿qué me van a contar de la vida?…

Desgracias, bajones, depresiones, miedos…

Cuando ves una realidad diferente a la suya de no estar mirando en la pantalla y repitiendo su misma rutina diaria, dicen que tienes un brote, te ingresan, te destierran, te aíslan y sales igual que antes, y luego claro, vuelta al mismo sitio de siempre a repetir lo mismo, a no aprender, a escuchar las mismas historias, cuando ves una realidad diferente a la suya dicen que estás mal, y te sobremedican, para luego pedirte que vayas a terapia, que cambies de médico, que cambies de vida, que puedes con todo, y los ánimos no sirven, porque vuelven los mismos miedos y todavía más grandes. Ya lo dije antes, me quieren tonto y asustado, con miedo y aislado, rechazado y callado, repitiendo los mismos patrones, las mismas historias. Tienes que, ves a hacer esto, ¿por qué no pruebas a…?

Y qué me van a contar de la vida, si estoy cansado de sentir fallos y aciertos, aprendizajes y luchas, errores sin solución y cosas únicas, tengo claro que quiero resolver problemas, pero no me sigáis contando las mismas historias, cuando otra vez los ánimos no sirven, las fuerzas no están, los apoyos se van y la gente no quiere hablar, no contesta, están en su rutina de mirar las pantallas y repitiendo sus propios círculos de aprendizaje. Y en eso quieren que me mueva yo, repitiendo mi mismo círculo de aprendizaje, para entrar en una rutina de mirar pantallas, y no avanzar, no desarrollarme espiritualmente, cuando lo mejor de todo y lo que más miedo les da es que pienso que soy capaz de sentir el Samadhi, que leo los Vedas en los libros, que descubro dioses y mitos. Y les da miedo que conozca tanto saber, tantas vidas pasadas, les da miedo mi sabiduría de mis vivencias.

Y qué me van a contar de la vida, si seguís durante no sé cuántos siglos encontrando solo soluciones en violencia y rechazo, aislamiento y mentiras de propaganda en cualquier noticia.

¿Qué le van a contar a una mente que habla con su propio ser y se fija en los símbolos, en los mensajes, qué le van a contar a una mente que es curiosa y solo le repiten la misma historia? Otro bucle, otro túnel, no lo sé…

He visto los rayos de luz en mis pestañas como si fueran fibras ópticas, he descubierto símbolos de eternidad, he relacionado Persia con Japón, y aquí me quedo por ahora, en el mismo sitio donde solo puedo investigar desde mis libros. Pero claro tu visitas un jardín y no ves una cárcel, aunque te pongan el cartel en la entrada, por eso pienso que he podido salvar vidas, conectando la vida de las plantas con la vida de las personas, porque estamos todos conectados, y si no pueden ver las infinitas variables de las realidades presentes que se dan en cada microsegundo te llaman loco.

Quizás solo sea más sensible a otras frecuencias de luz que otras personas, el espectro es muy amplio, y cuánto mas quieran reducir mi voluntad más sensible seré a otras frecuencias del espectro, aquí en este cerebro hay luz, y todavía no se han dado cuenta, aumento mis conexiones neuronales a través de los sentidos, quizás no entendáis nada de este texto, no importa, ya he roto con el tiempo, y el espacio cambiará cuando tenga que cambiar. Solo me queda esperar y vivir, ojalá alguien pueda entender…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.