Publicado el Deja un comentario

Separación

Sepárate de lo que más temes perder y perderlo, que facil se dice, que facil se escribe. Llegan vientos de libre albedrío, llega el sol de la responsabilidad, el agua de la libertad, el camino de la rutina, el trabajo emocional de la escritura, los sentimientos unidos a los pensamientos.

La meditación como punto de inflexión hasta visualizar mi estrella, hasta visualizar la inteligencia anterior al evento, cocinando perspectivas, desayunando expectativas, relaciones agradables. Árboles preguntándome, cuándo llegará la unión de la biosfera con el cosmos. Hablando con abejas.

Conectando mi mundo interior con el mundo virtual. Sembrando ideas en la tierra de la materia gris, sembrando sueños en la piel de la aurora del despertar, cuando se confunden la noche y el dia. Sembrando realidades de caminos en rama para conseguir salir de las raices del desastre de las cargas emocionales heredadas, ampliando puntos de vista, mirando al cielo como la mejor opción de un sueño truncado.

Desde esta nebulosa de ideas, imaginaciones, delirios de realidad mueven las olas de la luna lejana, cumpliendo su ciclo. El ciclo de las capas de la tierra, de los anillos de los árboles, sembrar en cada letra un fruto.

Tengo un teléfono para contactar con nadie. Una vida gastada que quiere empezar a vivir. Mal de amores perdidos. Amigos en sus nuevos caminos sin mi. Familia rota por falta de comunicación, dejaron de escucharme pero no voy a permanecer callado.

Ya me ha dado la espalda el mundo y sigue girando sin mi mientras yo me quedo en un recuerdo a vivir.

Trabaja, estudia, escribe, lecciones,

Trabaja, estudia, escribe, reflexiones,

Trabaja, estudia, escribe, hasta que se convierte en caída libre.

Trabaja, estudia, escribe, hasta desnudarte en textos el alma.

Y cuando pierdas y te separes, espero que me busques, porque igual consigo sembrar en tu ser la tranquilidad de una vida que ha tenido que empezar no se cuantas veces a vivir en no se cuantas personas perdidas, solucionando la empatía.

Ojalá que encuentres ayuda en mis palabras para ver posibles caminos del reloj apagado, de los sentimientos ardientes, de la mera fe en uno mismo cuando tus sombras te abandonan y trabajas para la luz.

Ojalá no tengas que perderte lo suficiente como para crear una estabilidad desde la nada.

Publicado el 15 comentarios

Noche oscura del alma

La noche oscura del alma, han pasado más de ocho años para mí en esta noche desde que desperté, desde que quisieron entrar energías negativas en mí y lo consiguieron algunas, he vivido en las sombras ocho años. En las sombras de mí mismo, de personas, de situaciones. En las sombras de soledad, depresión, aislamiento, silencios, perdido en personas y situaciones, perdido en comportamientos que se repetían, hasta que llega un punto en el que necesitas liberarlo todo, aceptarlo y reconstruir tu vida con pequeños pasos. Ahora me guío por energías y cuido y protejo la mía en esta soledad cambiante, en la que acepto y me siento despierto, en la que aprendo y descubro.

Han pasado ocho años en las sombras, ocho años de noche oscura del alma, donde lo único que tenía que hacer era curarme y protegerme y parece que solo lo consigo escribiendo, compartiendo, dejando mi ser en palabras nuevas de ondas sin retorno cargadas de luz, amor, comprensión, escucha, entendimiento, paz, silencio. Han pasado muchos vacíos y soledades desde que no me encuentras, muchos silencios desde que empezó esta noche oscura. Me estoy curando en tu ausencia, renovando, en cada rayo de sol que me ilumina. Sé que mi viaje es largo, duro y solitario, sé que es un aprendizaje continuo que no terminará. En este viaje quizás me haya cruzado contigo más de una vez, pero ahora parece que si nos cruzamos no eres capaz de reconocerme. Parece que cuesta hablar, con todo lo que implica esa palabra, parece que no puede haber comunicación bidireccional, ni escucha atenta, ni palabras que apoyen y ayuden, así que por eso lo escribo, para contarte sin miedos que mis aprendizajes son continuos, que me muevo por energías al sentir presencias y que por eso veo que no todo el mundo está preparado para entender mis realidades. Solo quería decirte que soy capaz de sentir la energía de las personas solo con estar a su lado y que por eso me gusta mantenerme en silencio escuchando. Para poder ayudar en mi viaje y en el viaje de la vida de cada uno que estamos aprendiendo. Solo quería decirte que tu presencia me resulta muy agradable y dulce, aunque sé que también tienes tus sombras, como todos y solo me gustaría decirte que ojalá vivas despierta y más allá de los juicios y la dualidad, espero que seas entendimiento de silencios.

En esta noche oscura he pasado por incontables emociones, situaciones, experiencias, he aprendido que mi viaje es más duro al no estar programado, he aprendido que aquí, en este espacio, mi margen de movimiento es mucho más amplio que en la vida real y por eso consigo hacer que mi pequeña luz en mi corazón crezca y se expanda para llegar a otros. En mi silencio he viajado fuera de mis sombras hasta encontrar un equilibrio espiritual, mental y físico, he viajado fuera de mi ser y de la dualidad del bien y el mal, he sentido una pequeña eternidad en mis palabras, en mis actos, en mi persona y en mi alma, una eternidad espontánea, efímera, he sentido una compresión de equilibrio en mi ser que se ha expandido en pequeños momentos, en pequeños pasos, en pequeñas sonrisas. No conozco todo el impacto que puedo causar y aún así me siento en una pequeña eternidad, en un pequeño infinito cambiante con cada nuevo ser que soy y que encuentro. Me he visto reflejado en muchos sufrimientos. Entiendo que este mundo puede perder la cabeza en un segundo en un día cualquiera y aun así me mantengo fuerte y vuelvo rompiendo mitos y sombras, conociendo, descubriendo, aprendiendo, averiguando.

En alguna realidad posible ya estamos juntos y comentamos este texto. Entiendo que mi realidad es más consciente y que mi aprendizaje servirá algún día para iluminar algún corazón que esté perdido.

Quería decirte en esta onda sin retorno que ojalá puedas reconocerme y hablar conmigo como se habla entre personas que se reconocen, que entienden, que quieren darse apoyo continuo y fuerzas y ganas para afrontar lo que sea que venga, que puedas reconocerme para atraer abundancia a nuestros corazones, equilibrio, espacio, amor.

Ojalá puedas sentir que en esta dimensión he querido cuidarte y protegerte por encima de todo.

Tras esta noche oscura tan larga…

No sé si ya querrás acompañarme en mi viaje. Espero que mi escritura te haga entender todo lo que no puedo decirte y que algún día entiendas que estoy despierto, sintiendo, viajando en cada palabra, viajando en cada texto a un nuevo lugar del mundo, donde alguien descubre la telepatía nómada y se queda a leer y a entender este camino en el que puede aparecer algo nuevo, en el que puedo crear vida, en el que puedo dar luz.

Cada vez más consciente, cada palabra un nuevo escrito a pulso, cada pulso un acercamiento hacia tu persona donde puedo darte unos momentos en los que llego al mundo para que descubran mi pequeña eternidad.

No sé que pasará por otras vidas, no tengo todas las respuestas, solo tengo mi ayuda desde la escritura para hacer mejor el viaje de cada uno. Y así, desde esta soledad, desde este silencio, desde este vacío, desde esta dimensión, desde este texto, quizás puedas entender parte de mi viaje, parte de mi camino solitario de chamán de las palabras que se encuentra mirando el equilibrio, creando bienestar en cada letra, creando entendimiento fuera de los juicios y se acerca a tu corazón en la manera que he creado desde la nada para alegrarte el día y decirte que estás en mi corazón.

Mi espíritu viajará en recuerdos, en palabras, en ausencias y presencias y solo espero que en nuestro próximo encuentro podamos sonreír y disfrutar, sabiendo que somos dos almas gemelas en instantes, en pequeños momentos y que da igual quien entienda nuestra conexión y quien no, porque sabremos reconocer las luces y las sombras y nos encontraremos en el equilibrio del ser, sabiéndonos acompañados y reconocidos.

Quizás no llegues a entenderme, quizás no llegues a leerme, pero si algún día te llega, espero que entiendas mi despertar, mi proceso. Ojalá pueda explicarte todo en un silencio en el que nos sintamos cómodos y nos abracemos una noche entera.

De momento mi viaje no termina, quiero cambiar las perspectivas, quiero vivir realidades donde hablarnos sea la mejor medicina y podamos encontrar que nuestros viajes en esta vida nos van a curar. Mientras seguiré despierto en soledad, silencio, vacío.

Salgo de mi y me encuentro en ti, me encuentro en tus ojos, paso a tu mente con mis palabras y quizás mi sentimiento puesto aquí pase a tu corazón. Despierto en cada palabra. Despierto en cada texto, en cada meditación, despierto en pensamientos. Quiero que sepas, que me encuentro en cada sentimiento, en cada sentimiento encuentro un aprendizaje. Y así, aprendiendo de mí, espero que me dejes un día aprender de ti.

Publicado el Deja un comentario

Desnudo

Mi cuerpo es precioso, tu cuerpo es precioso, mi p… es preciosa, tu c… es precioso.

Si te quiero, te quiero para todo, no se amar a medias, aunque tenga que escribir a medias.

Así que paz, amor, sexo y después que venga lo que quiera, así que tranquila, mi pasión es tranquila, mi confianza es tranquila, mi paciencia es tranquila.

Ahora que todo es distancia, yo solo quiero sentirte cerca, ahora que todo es distancia, yo solo quiero sentirme cerca.

Ya no me importa el ayer, ya no me importa el mañana, hoy estoy y no se si vas a estar pero estoy tranquilo con el amor que te doy, solo me importan estas líneas de un lo siento orgulloso solo me importa que tu próxima mirada no sea un juicio de vacío sin sentimientos, sinverguenza no, sin verguenza si porque al igual que te doy mi alma desnuda, mis sentimientos desnudos, mis problemas desnudos, mi mente y mi corazón desnudo, te doy mi todo desnudo y es para que lo cuides, no para que me juzguen o se rían de mi.

Publicado el Deja un comentario

Me quiero

¿Cómo me quiero?

Me quiero cuando veo mis cicatrices y recuerdo el dolor en mi cuerpo, porque me dicen que soy fuerte. Me quiero cuando me levanto agotado mentalmente con la cabeza aturdida porque me recuerda que todavía escucho mi voz interior que me guía. Me quiero cuando mi mente quiere jugar al juego de la memoria de los traumas porque recuerdo que también puedo vivir en situaciones límite. Me quiero cuando sonrío después de llorar a solas. Me quiero cuando espero tu mensaje y aguanto que pasen los días sin que me hables mientras yo te pienso nada mas despertarme y antes de dormir porque se que puedo mantener esta conexión nuestra por un largo tiempo, aunque te quedes solo en mi imaginación y mi memoria. Me quiero cuando escribo, cuando leo lo que te dedico, porque me recuerda que todo el amor que te quiero dar es solo una parte y un todo de lo que me quiero, y no voy a parar de dedicártelo y cuidarlo, para que cuando me veas solo puedas sonreír, porque me quiero. Me quiero cuando escucho y siento la música y pienso que estás en cada canción de buenas vibraciones en una realidad paralela pensando en mi diciéndome todo lo que me dicen las canciones. Me quiero cuando recuerdo que sentí el hilo rojo y recuerdo que me diste la energía para seguir adelante en un momento tan complicado. Me quiero cuando pienso en mi soledad y se que es una preparación para estar a tu lado y enseñarte que todo lo que me quiero es tuyo también. Me quiero cuando hablo con las personas y se que no me escuchan porque se que cada uno lleva su ritmo y no están preparados para mis palabras. Me quiero cuando te veo en un paraguas, en una camiseta, en unos zapatos porque se que me quieres decir muchas palabras sin llegar a hablarme y es que no hace falta que me hables por ahora porque se que puedo perdonarte y perdonarme, se que podríamos perdernos en cualquier lugar y crear el momento más bonito de nuestras vidas tan solo con nuestras sonrisas mientras te miro a los ojos y lloro de alegría porque habremos sabido superar todo. Me quiero cuando pienso en ti y pienso en enviarte toda la poca buena energía que me queda. Me quiero cuando se que queda mucho por luchar y se que no me voy a rendir porque mi alma vieja tiene ya unas cuantas armas contra la negatividad. Me quiero cuando me averiguo a ser. Me quiero desde que deje de quererme porque siempre te quise un poco. No se hasta que punto te conozco, no se hasta que punto me conozco, porque me vuelvo a inventar en cada texto y te vuelvo a imaginar en cada texto. Me quiero porque es lo último y lo primero. ¿Cómo me quiero?. Me quiero como a un universo creador de armonía, amor, paciencia, confianza, silencio, conversaciones, paz, fuerza, alegría, que crece en cada pulso que escribo, cambiante, mejorado, seguro me quiero hasta estar inseguro de todo lo que me quiero, pero aquí tienes un poco de lo que me quiero para que sepas como te voy a amar.