Publicado el Deja un comentario

Tormenta

Casi todo el mundo quiere otro cuerpo en el que refugiarse, en el que compartir su soledad, pero yo quiero una tormenta que te haga reconocerme, una tormenta en la que me llames y vengas a verme para calmar todas tus emociones con solo mi presencia, como hago cuando calmo la atmósfera y que el cielo llore todo tu dolor y sufrimiento, que los rayos suelten toda tu rabia e ira del pasado, que las nubes negras no te dejen ver el Sol y veas mi luz.

Esta pasada primavera estaba lloviendo maná y no sé si se la gente se dio cuenta pero quiero pensar que fue parte de mi renacer. Ahora hay un volcán cerca que me da la razón y explota y suelta todo el fuego que he guardado durante tantos años porque no puede aguantar más este sin sentido de vida en el que sufrimos por no poder expresar, porque no puedo explicarte todo lo que la naturaleza, el cosmos, la relatividad, y la herencia de mis antepasados han sufrido para que podamos encontrarnos en esta vida al mismo tiempo, en este espacio que nos separa, en esta espera que dice que me tengo que alegrar por ti y seguir mi camino de vida sin ti.

Ojalá llegue un día esa tormenta que te haga venir hacia mi y nos curemos, nos iluminemos, descansemos, y dejemos que la lluvia haga su trabajo de limpiar todo lo que no sirve. Quizás ese día no puede llegar en esta vida, pero aún así te buscaré en la siguiente y en la siguiente y en las que haga falta, hasta que reconozcas que nuestras almas están unidas y han venido a curarse y a arreglarse todos los daños de generaciones pasadas.

Si por mí fuera no perdería ni un solo segundo de conversaciones contigo, de silencios contigo, de compañía contigo. Y no, no puedo seguir con mi vida sin tu reconocimiento, sin tu crítica, sin tu opinión libre, sintiendo que no nos podemos acercar, calmar, hablar, sentir, fluir, vivir. Si tu elección es dejarme de lado, rechazarme, ignorarme, al menos dímelo, dime que soy solo un enfermo más para ti y que estoy equivocado y que todo lo que hemos vivido no importa.

Dime que tengo la culpa de enamorarme, que estoy perdido, dime que no tengo vida, porque tu te quieres ir de la mía.

Si solo me vas a dejar en este vacío otro día más… Esperaré a que llegue la tormenta y rompa por fuera y por dentro todas mis palabras, todos mis sentimientos, al igual que se rompen cada día, en cada noche eterna sin sentirte a mi lado. Dime que estoy condenado, anclado al pasado, que no hay conexión, solo rechazo y vacío y del rechazo y vacío volveré, volveré para verte con mi vida nueva. Con todo mi trabajo emocional aquí para ti.

Llegué con la lluvia a este mundo, y no sé si tengo que llorar todo lo que llovió ese día para curarme.

Quizás después de tanta muerte y tanta pandemia te des cuenta que al igual que das vida, la vida se va y hoy es otro día en el que la vida se va. Y mi vida se va otro día por el vacío, la soledad y la tristeza de tener a todo el mundo en mi contra solo por lo que soy capaz de sentir.

Sentir, ser y liberarse ese debería ser el camino de la vida. Si quieres sentir, recuérdame en cada tormenta, si quieres ser, acompáñame a leer a todo este trabajo emocional de tres años, si quieres liberarte ven cuando tu naturaleza te haga ver que somos almas gemelas, porque yo lo llevo viendo toda mi vida y aun así me alegro de todos tus logros. Ojalá pudieras ver que has sido mi veneno y mi curación desde lo mas profundo de mi espíritu.

Esperaré a la tormenta, solo para calmarte con mi presencia, mi amor incondicional y por esto te digo que con mis textos no dejo que se me escape mucho tiempo sin escribirte. Porque dejo la constancia y la disciplina del amor libre. Sin apegos, sin dependencia, con escucha, atención.

Quizás después de esto no te vuelva a ver, pero me recordarás en cada gota de lluvia, esperando la tormenta en la que quieras aparecer.

Y todos los relámpagos sabrán que ilumino tu cielo más oscuro. Besos

Publicado el 2 comentarios

Traslados

Casi vacío me lleno de equilibrio mental, espiritual, energético, con la presión exacta en la atmósfera, casi parece magia. Con esta magia me quedo, en cada respiración, en cada paso, paseo, me siento e intento que te llegue a ti también. Calma emocional, pensamientos controlados, sensación de poder disfrutar en cada movimiento de mi mano cuando sostengo la taza de café, cuando enciendo el mechero, cuando miro al mismo sitio viendo lo diferente que soy.

Quiero trasladar toda esta magia a la escritura, este estado de bienestar en el vacío que llena e impregna cada acción, todo se calma y se relaja, todo se para y observo el movimiento como la fluidez del viento, del agua, del fuego y de la tierra en cada cambio. Mantengo a mi mente estable en el infinito de variables cambiantes a cada momento, en cada presente. Sin perseguir el ahora, solo teniendo la sensación que invade fluidez y equilibrio entre ahora y tiempo, entre ahora y espacio. Desde esta dimensión me relajo, observo mi cuerpo desde fuera de mi ser y a la vez lo siento. Me gustaría que pudieras sentir la magia de esta dimensión, de esta frecuencia, de esta vibración que estoy haciendo mía y quiero compartir, porque sé que no es mía solamente. Quisiera que fueras capaz de dejar de pensar en los sentidos y solo percibir, dejar de ser consciente y a la vez estar alerta, despierta en un momento que se puede mantener y que aparece de la nada, cuando has perdido tu mente, tu corazón, tu orgullo, tu espíritu y aparece esta sensación para llenarte y llevarte a un estado de consciencia fuera de la dualidad, observando que se funde el interior con el exterior. Donde ocurre la magia de la paz mental, espiritual, donde ocurre la armonía de ser una vibración de protección y de bienestar. Y así lo consigo cuando siento el sol, el viento, hasta el asfalto es solo una capa de musgo. Entre raíces que palpitan, por el mismo camino por el cual nada parece nuevo salvo el presente y su sensación mágica y poderosa. Pasan las vidas, pasan las palabras, mientras el silencio sigue enseñándome, busco los huecos entre las vidas y las palabras.

En cada hueco cabe un poco de luz desde mi sonrisa, para que sientas que quiero acompañar tu realidad con paciencia y calidez. Mágico es encontrarse meditando en cada acción, donde sentirse nada te hace ser consciente de que tienes todo. Ojalá pudieras sentir esta vibración al estar conmigo, ver que no hay prisa, no hay críticas, no hay quejas, te escucho.

Desde esta dimensión me reconozco como un ser de luz, en la que mantengo mi paz mental y la disfruto, cuando solo espero compartirla en miradas, saludos, sonrisas, te escucho porque sé que al escucharte parte de tu dolor viene dentro de mí y aquí lo convierto en escritura, para que puedan calmarte estas palabras.

Sé que no son tiempos fáciles, por esto quiero darte un respiro, que sientas mi alivio y puedas encontrar la magia en el simple momento de la existencia, cuando ser nada atrae todo. Espero que sepas manejar este poder y poder mantener el equilibrio en las ondas que van y vienen, en las que se van y no vuelven, en las que tienen eco, en las que nos cambian nuestra manera de pensar. Dicen que el universo tiende al caos, pero yo pienso que está unido por amor, en constante expansión, como plantar una semilla y esperar. Y sí, ahora soy esa semilla en el universo que crece y se expande hasta que mi amor te llegue, para que sientas esta unión mágica en constante expansión hacia unos sentimientos y sensaciones de equilibrio y calma. Sin esperar que te llegue, quizás toque tu corazón, desde el simple plano de mi existencia, donde trabajo mis emociones para ti.

Voy a trasladar la magia de mis sensaciones a tu lectura, para que te cures, sientas, disfrutes y puedas hacer brillar tu luz.

Publicado el 11 comentarios

Noche oscura del alma

La noche oscura del alma, han pasado más de ocho años para mí en esta noche desde que desperté, desde que quisieron entrar energías negativas en mí y lo consiguieron algunas, he vivido en las sombras ocho años. En las sombras de mí mismo, de personas, de situaciones. En las sombras de soledad, depresión, aislamiento, silencios, perdido en personas y situaciones, perdido en comportamientos que se repetían, hasta que llega un punto en el que necesitas liberarlo todo, aceptarlo y reconstruir tu vida con pequeños pasos. Ahora me guío por energías y cuido y protejo la mía en esta soledad cambiante, en la que acepto y me siento despierto, en la que aprendo y descubro.

Han pasado ocho años en las sombras, ocho años de noche oscura del alma, donde lo único que tenía que hacer era curarme y protegerme y parece que solo lo consigo escribiendo, compartiendo, dejando mi ser en palabras nuevas de ondas sin retorno cargadas de luz, amor, comprensión, escucha, entendimiento, paz, silencio. Han pasado muchos vacíos y soledades desde que no me encuentras, muchos silencios desde que empezó esta noche oscura. Me estoy curando en tu ausencia, renovando, en cada rayo de sol que me ilumina. Sé que mi viaje es largo, duro y solitario, sé que es un aprendizaje continuo que no terminará. En este viaje quizás me haya cruzado contigo más de una vez, pero ahora parece que si nos cruzamos no eres capaz de reconocerme. Parece que cuesta hablar, con todo lo que implica esa palabra, parece que no puede haber comunicación bidireccional, ni escucha atenta, ni palabras que apoyen y ayuden, así que por eso lo escribo, para contarte sin miedos que mis aprendizajes son continuos, que me muevo por energías al sentir presencias y que por eso veo que no todo el mundo está preparado para entender mis realidades. Solo quería decirte que soy capaz de sentir la energía de las personas solo con estar a su lado y que por eso me gusta mantenerme en silencio escuchando. Para poder ayudar en mi viaje y en el viaje de la vida de cada uno que estamos aprendiendo. Solo quería decirte que tu presencia me resulta muy agradable y dulce, aunque sé que también tienes tus sombras, como todos y solo me gustaría decirte que ojalá vivas despierta y más allá de los juicios y la dualidad, espero que seas entendimiento de silencios.

En esta noche oscura he pasado por incontables emociones, situaciones, experiencias, he aprendido que mi viaje es más duro al no estar programado, he aprendido que aquí, en este espacio, mi margen de movimiento es mucho más amplio que en la vida real y por eso consigo hacer que mi pequeña luz en mi corazón crezca y se expanda para llegar a otros. En mi silencio he viajado fuera de mis sombras hasta encontrar un equilibrio espiritual, mental y físico, he viajado fuera de mi ser y de la dualidad del bien y el mal, he sentido una pequeña eternidad en mis palabras, en mis actos, en mi persona y en mi alma, una eternidad espontánea, efímera, he sentido una compresión de equilibrio en mi ser que se ha expandido en pequeños momentos, en pequeños pasos, en pequeñas sonrisas. No conozco todo el impacto que puedo causar y aún así me siento en una pequeña eternidad, en un pequeño infinito cambiante con cada nuevo ser que soy y que encuentro. Me he visto reflejado en muchos sufrimientos. Entiendo que este mundo puede perder la cabeza en un segundo en un día cualquiera y aun así me mantengo fuerte y vuelvo rompiendo mitos y sombras, conociendo, descubriendo, aprendiendo, averiguando.

En alguna realidad posible ya estamos juntos y comentamos este texto. Entiendo que mi realidad es más consciente y que mi aprendizaje servirá algún día para iluminar algún corazón que esté perdido.

Quería decirte en esta onda sin retorno que ojalá puedas reconocerme y hablar conmigo como se habla entre personas que se reconocen, que entienden, que quieren darse apoyo continuo y fuerzas y ganas para afrontar lo que sea que venga, que puedas reconocerme para atraer abundancia a nuestros corazones, equilibrio, espacio, amor.

Ojalá puedas sentir que en esta dimensión he querido cuidarte y protegerte por encima de todo.

Tras esta noche oscura tan larga…

No sé si ya querrás acompañarme en mi viaje. Espero que mi escritura te haga entender todo lo que no puedo decirte y que algún día entiendas que estoy despierto, sintiendo, viajando en cada palabra, viajando en cada texto a un nuevo lugar del mundo, donde alguien descubre la telepatía nómada y se queda a leer y a entender este camino en el que puede aparecer algo nuevo, en el que puedo crear vida, en el que puedo dar luz.

Cada vez más consciente, cada palabra un nuevo escrito a pulso, cada pulso un acercamiento hacia tu persona donde puedo darte unos momentos en los que llego al mundo para que descubran mi pequeña eternidad.

No sé que pasará por otras vidas, no tengo todas las respuestas, solo tengo mi ayuda desde la escritura para hacer mejor el viaje de cada uno. Y así, desde esta soledad, desde este silencio, desde este vacío, desde esta dimensión, desde este texto, quizás puedas entender parte de mi viaje, parte de mi camino solitario de chamán de las palabras que se encuentra mirando el equilibrio, creando bienestar en cada letra, creando entendimiento fuera de los juicios y se acerca a tu corazón en la manera que he creado desde la nada para alegrarte el día y decirte que estás en mi corazón.

Mi espíritu viajará en recuerdos, en palabras, en ausencias y presencias y solo espero que en nuestro próximo encuentro podamos sonreír y disfrutar, sabiendo que somos dos almas gemelas en instantes, en pequeños momentos y que da igual quien entienda nuestra conexión y quien no, porque sabremos reconocer las luces y las sombras y nos encontraremos en el equilibrio del ser, sabiéndonos acompañados y reconocidos.

Quizás no llegues a entenderme, quizás no llegues a leerme, pero si algún día te llega, espero que entiendas mi despertar, mi proceso. Ojalá pueda explicarte todo en un silencio en el que nos sintamos cómodos y nos abracemos una noche entera.

De momento mi viaje no termina, quiero cambiar las perspectivas, quiero vivir realidades donde hablarnos sea la mejor medicina y podamos encontrar que nuestros viajes en esta vida nos van a curar. Mientras seguiré despierto en soledad, silencio, vacío.

Salgo de mi y me encuentro en ti, me encuentro en tus ojos, paso a tu mente con mis palabras y quizás mi sentimiento puesto aquí pase a tu corazón. Despierto en cada palabra. Despierto en cada texto, en cada meditación, despierto en pensamientos. Quiero que sepas, que me encuentro en cada sentimiento, en cada sentimiento encuentro un aprendizaje. Y así, aprendiendo de mí, espero que me dejes un día aprender de ti.

Publicado el 7 comentarios

¿Un café?

Medito sobre la nada, me encuentro vacío en el vacío, nada que ser, imaginar, pensar, sentir, nada. En silencio, en desiertos de soledades, en cielos de ausencias, en horizontes de rechazo, solo, siendo nada empecé a escribir cómo si pudiera llegar a ser, a no estar sujeto, a salir de las sombras del subconsciente, a romper los impulsos de los instintos, a encontrarme con el vacío, el silencio y la nada en mi ser. Para escucharme, para escucharte. Desde la vida que parpadea, desde los segundos que parpadean, desde la palabra en blanco que parpadea para ser escrita.

Un momento que se repite es difícil de encontrar, siempre me encuentro una palabra nueva para llamar a esta quinta dimensión, frecuencia tal vez. En ese momento que se repite me encuentro lleno de nada, rodeado de la energía del vacío y del silencio y es curioso que me llene la nada más que cualquier otro momento. Por esto traigo una respiración en un pulso, dejado a su destino no escrito, dejado en el equilibrio que encuentro entre soledades compartidas y desiertos de soledades. Si me preguntaras dónde me encuentro, te diría que fuera de los recuerdos y la imaginación, me encuentro en el momento en el que me gusta aparecer desde la nada, desde el vacío, desde el silencio y la ausencia. Me encuentro en el momento en el que respiro y parece que es otro parpadeo, entre el aire y mis pulmones.

En otro parpadeo estoy sintiendo tu ser en la distancia, como si fueras a entender todas mis palabras algún día que quieras leerme. Mientras tanto sigo sumando pulsos de silencio, donde el metrónomo suena como una onda sin retorno. Y así parece que hablo con la gente, con ondas sin retorno, no importa que deje mi ser en tu corazón, ni que llegue a ti con una sonrisa, ni que cuide los detalles de mis gestos, ni que los descuide, ni que mi ser conquiste otro día como una batalla en la que solo pensarte me da las fuerzas para seguir. Parece que no importa que toda esta creación se mantenga como un ser viviente que viaja de persona a persona haciendo sentir.

En otro parpadeo vuelvo. En otra espera de no esperar nada encuentro vacío, silencio, pero ahora me encuentro a gusto.

Y así, no sé si me fui yo, o te fuiste tú, no sé si quisiste estar o solo fue que nuestros destinos coincidieron para ponerse de acuerdo en la ausencia. No sé si te sirvo, o sólo soy un alma vieja pasajera que se encuentra a personas de ida y vuelta, cada uno con su billete de llegada y de salida. Pero la verdad es que esta frecuencia la alcanzo solo, aunque a veces haya logrado compartirla, espero que tu la encuentres y te sientas llena de vida entre tanto silencio y ausencia.

Mi vida va a otro ritmo, al ritmo del café que se toma para desconectar, mientras que para la mayoría la desconexión es pasajera para volver a la rutina. Mi vida va a otro ritmo, escribo para poner al día mis emociones.

Problemas, prioridades, preocupaciones, todos en la misma rueda, mientras observo desde mi interior que hay muchas ruedas, mucha gente que empuja, mucha gente que para y no tanta gente que observa.

Ahora construyo desde el rayo de luz en el recuerdo, desde la atmósfera de equilibrio en el recuerdo, desde la inspiración. Me veo en otro viaje de palabras. Me veo en un nivel de pensamiento que está fuera de la polarización de las ideas, un pensamiento que acepta, cambia, se renueva en cada palabra que avanza.

Quería decirte, si llegas a leerme, que estoy bien, meditando sobre la nada, si quieres contestar, dime si tienes ya el billete de salida de mi vida, o espero a que te quieras quedar descubriendo una nueva rueda que observa como desconectar con el café.

Publicado el 4 comentarios

Etapas

Cierro otra etapa, cierro otro año, curo las heridas emocionales del pasado y entro en un nuevo yo con un nuevo texto.

Renovado, en cada mañana que me dejo fluir, amanezco bajo niebla, como el día, esperando tu despertar como un regalo. Escribo en las horas sin ruidos, en las horas en calma, donde se ve la vida pasar, donde con cada tecla pasa otra palabra y paso el tiempo enganchándome al presente, para curar heridas emocionales, mensajes sin respuesta, despedidas, palabras de silencio, ausencias. Imagino tu presente, tu lucha, mientras me dejo la cabeza pensando en cómo puedo alegrar tu día aun sin verte, sin saber si te veré terminar el año, cerrando tus etapas, tus heridas emocionales.

En cada palabra quiero dejar puesto un latido, para que sientas este ritmo, esta nueva era que podría llegar y revolucionarnos hacia un presente de tranquilidad y bienestar. Mis palabras son mi regalo para ayudarte a sanar, olvidar, imaginar, crecer, en momentos difíciles, en momentos donde mis latidos siguen dirigidos hacia ti, para que veas que en este mundo de humanos, de fallos y problemas, pongo cabeza, soluciones y corazón.

Cierro otra etapa, para moverme un poco más libre en mi destino no escrito, donde me dejo fluir y avanzo hacia el momento, ese momento de sentir la creación en un pulso que se duerme, en una respiración pensando en ti. Espero que puedas descansar, curarte, pensar, sentir que algo bonito vendrá.

Quiero rutinas agradables, etapas de plenitud, sueños sincronizados, latidos compartidos, sentir tu luz.

En tu compañía soy feliz.

Los momentos a tu lado son lo más bonito que he vivido, aunque me quede callado, no me hace falta hablarte para sentirme a gusto, porque tu silencio me cura con tu presencia. No se que te dije ayer, ni se lo que te diré mañana, pero hoy quiero regalarte mi tiempo escrito, y ya siento que queda menos para que puedas leerme sin fallos.

Y cierro etapas y sigo sin saber cuánto vale mi cabeza ahí fuera, para los perros, para los gatos, me muevo en esta línea solitaria, en la que cuido quien soy desde mis textos, en la que solo pienso en protegerme y protegerte, con todos mis medios, ganándome esa oportunidad nueva cada día, cada nuevo amanecer, me muevo fuera de las guerras con mi guerra interna y en mi guerra interna encuentro paz y el momento de la soledad donde puedo respirar tranquilo, donde me gustaría que respiraras tranquila, donde no hay guerras. Desde mi presente, porque he sentido la crudeza, porque he sentido el frío, el rechazo, y para salir de mi mismo y entrar en tu realidad, salgo de la dualidad, salgo del camino solitario, de las experiencias, salgo del juicio del tiempo y del juicio de las personas, aprendo, me muevo, te cuido en mi distancia con todas mis fuerzas, con todas mis palabras, salgo del bien y del mal, por si algún día te puedo salvar, o mostrarte un camino de superación.

No sé cómo explicarte, no tengo palabras, para decirte todo lo que me gustaría protegerte, sentir que te sientes libre y que eliges tranquila, sin ruidos ni juicios.

Quiero darte ese momento de paz, dónde veas amor en mi mirada, donde mi silencio te arrope y duermas tranquila, donde puedas soñar que tu vida es tuya y vivirla, que puedes elegir, y mis abrazos te guíen a un despertar donde se acabe la lucha y puedas cerrar etapas.

Cierro etapas cada día, con cada noche, con cada paso, con cada decisión. En mi decisión estás tu y espero que te quedes a leerme, espero que no te sientas sola, que sepas que tienes mi apoyo. No sé hacer otra cosa que no sea robarle tiempo de vida al reloj y a eso me dedico, a ganar tiempo de vida escribiendo para que sepas que aprendo, para que sepas que puedo ser luz. Espero que puedas cerrar etapas, vivir, sentir el amanecer en ti, sentir ese rayo de luz que atraviesa la frente y te llega dentro del cerebro haciéndote despertar, yo llegué a ese despertar por mi sufrimiento y quiero decirte que desde entonces el corazón me guía. Puedo ser ciego, pero veo con el corazón y en este corazón quiero que haya, perdón, amor, intuición, por ahora, con eso aguanto, aprenderé cada día, espero que sea suficiente para ti. En mi camino solitario hay muchos otros conocimientos, si tu corazón puede sentir mis palabras espero que puedan ayudarte a salir del bien y del mal y vivir despierta. Un beso y un abrazo magnéticos, desde mi corazón, por si te hacen falta para cerrar etapas.

Publicado el Deja un comentario

Hace tiempo

Hace tiempo, elegí, elegí ser para ti siendo un poco tuyo, siendo cada día el que te anima, el que te quiere proteger, el que quiere estar en tus momentos buenos y malos, el que quiere estar en tus descansos y respiros, en tus ratos tristes y de bajón, elegí ser para estar y acompañarte cuando tu quieras dejarme estar a tu lado y aunque tu no me elijas del todo, pienso que algún día puede cambiar, elijo estar ahí cuando solo quieres estar tranquila y te quiero dar mi tranquilidad.

Hace tiempo elegí que tu sonrisa es la más bonita que he visto, y es a la que me gustaría acompañar cada día y cada noche, elegí que por todos mis fallos aprendería a ayudarte en cualquier momento que necesites, elegí que todos mis logros los compartiría contigo, elegí quedarme en tus momentos donde no quieres a nadie para hacerte ver que no estás sola y que puedes avanzar por muchos caminos diferentes cuando veas que todo va mal, siempre puedes elegir un camino en el que consigas salir del paso que yo estaré ahí para acompañarte. Elijo quedarme en tu descanso trabajando en la relación, con un mensaje más, el mensaje es el siguiente: elijo quererte mejor cada día, elijo estar ahí para ayudarte en cualquier momento, elijo cuidarte y animarte, elijo dejarte respirar y hacer que disfrutes cada momento que me tengas presente, elijo ser parte de tu bienestar y tranquilidad, elijo solucionarte las dudas con visiones nuevas y objetivas que te den otro punto de vista, quiero estar en tu realidad donde podamos ser libres y respetarnos hasta en las discusiones, quiero estar en tu realidad donde puedo hacerte sonreír con algo de ingenio y mimos. Elijo quedarme y preocuparme y ocuparme.

Hace tiempo elegí que para mí eres mucho más que una persona pasajera, para mí eres un hogar futuro que podemos construir, hace tiempo decidí que soy libre para elegirte. Porque pienso que el amor es una decisión que se toma cada día pensando en la persona y en cómo puedes mejorar su día, con un pequeño gesto, en mi caso con un pequeño texto. Hace tiempo elegí que quiero ser parte de ti. Me quedo para avanzar, crear, cuidar, me quedo para llegarte al corazón desde otro plano, desde uno que no has vivido, desde el plano en el que te das cuenta que eres importante para mí, que eres especial, divertida, eres la vida con la que fluyo más a gusto aunque me quede callado a tu lado.

Hace tiempo que elegí crecer pensando en ti y quiero crecer a tu lado, desde lo poco que somos hasta el sentir más profundo. Desde este plano puedo decirte que quiero ser parte de tu alegría hoy y cada vez que me leas. Elijo construir un poco más, ojalá pudieras ver todo lo bonito que yo veo al pensar en ti.

Este es mi jardín de palabras y aquí planto otra semilla para hacer crecer a tu corazón, estas son mis plantas de sentimientos, que aun están por florecer. Alguna frase está bastante madura y la puedes disfrutar desde tu más profunda esencia, alguna palabra se me ha escapado como un bicho que pasea por el jardín. Con alguna semilla he tocado algún corazón, con algún texto he sorprendido alguna mente que se ha parado a leer. Solo quiero que entiendas, que en la realidad de tu momento al leerme, estoy presente con el corazón latiendo gracias a ti, que no para, que continúa en esta lucha. Dejo mi alma escrita para que la cuides y la sientas en tu ser.

Hace tiempo elegí que podía mejorar tu mundo, el mío, el de la gente que me lee y a esto me dedico.

Hace tiempo que el tiempo no me preocupa, porque lo disfruto escribiéndote, el espacio no me preocupa porque tu te encuentras en este. Hace tiempo que el frío no me para porque siento tu calidez en tus palabras.

Hace tiempo de pensar y de sentir y quiero que sientas con esto que puedo acompañarte, compartir, crear desde la nada, un jardín de palabras para regalarte. Hace tiempo de ser, pensar, sentir, cuidar, avanzar, cambiar, renovarse y pensando en ti consigo todo esto, consigo llegar a la dimensión donde puedes entenderme para que alguna vez, si quisieras, cuando estes preparada, puedas ver el mundo nuevo que soy. Hace tiempo de soñar, despertar, ser consciente, que podríamos crear una vida llena de bienestar solo cambiando nuestro interior, donde puedo ayudarme para ayudarte, donde puedes ayudarte para ayudarme. No necesito mucho para cambiar mi interior, escribir y compartir.

Puedes ver desde hace tiempo, pero dime si puedes mirar en mi corazón para ver que estás tu presente.

Puedes sentir desde hace tiempo, pero dime si puedes sentir mis palabras en tu corazón.

Publicado el 3 comentarios

Cenizas

Y ahí estas tu otro día, pidiéndole perdón a Dios, o a los dioses, echándote la culpa de todos los fallos de tu existencia, cuando no te das cuenta que los átomos que componen tu cuerpo vienen del mismo Dios o de los dioses, y que si te has fallado a ti mismo al único que tienes que perdonar es a ti mismo, a tu propio dios interno, a tus cenizas, a tus tiempos, a tus realidades paralelas, a tus otras dimensiones simultáneas, a tu propia simulación, a tu matriz, ya que en estas relaciones de soledad compartida poco importa el dios del otro si no reconoces tu propia espiritualidad. Así que poco a poco desde el plano tridimensional que te quieren enseñar e imponer te encuentras con tu cerebro trabajando en otras varias dimensiones, mientras yo solo veo como tránsito desde la realidad del vacío y el silencio a la de la soledad, y de esta me paso a la dimensión del cariño, donde ya puedo reconocerme, reconocerte, así que lo siento mucho si te quedas en la visión cerrada de tu religión o de tu ateísmo, cuando no eres capaz de estar por encima de la dualidad y las tres dimensiones, sigue con la culpa impuesta por el motor del mundo hasta que te coma, que yo saldré de mi matriz, de mis tiempos, de mi simulación, de mis cenizas, me moveré en dimensiones simultáneas, en realidades paralelas, para encontrarme con mis propios átomos al vibrar en las frecuencias de paz que genero que medito, que pienso y siento, al vibrar en las frecuencias de paz que consigo hacerte llegar, porque si, me he encontrado bajo tanto sufrimiento que consigo decirme no importa, me protejo en mi aislamiento y mis palabras las saco al mundo para que lleguen a hacerte saber, que ya no me muevo en la dualidad, que ahora puedo ser uno, todo y nada a la vez, cuando pongo a mi mente a trabajar en diferentes vibraciones, cuando pongo a mi cuerpo a trabajar en diferentes vibraciones, porque salgo, te lo pongo en texto plano, en hipertexto, en sonidos, en lo que haga falta, salgo del motor de la culpa en mi soledad entendiendo que puedo hacer mejor mi vida en cada palabra que escribo, aunque no consiga llegar a muchas personas, no importa, porque he creado desde mi interior un mundo en el que puedo conectar, para ayudarte, para ayudarme, para crear unos valores cuánticos que te lleguen en tu futuro presente mientras yo me muevo en mi corazón buscando la solución a tu rechazo, a tu no querer acompañar, porque si, me puedo encontrar solo ante todos vuestros juicios, pero cambio constantemente a mejor, crezco, planto semillas de palabras, de frutos de ideas recogidas al caer en mi inspiración, planto raíces de un yo que está saliendo de muchos mitos y creencias, consigo quitarme lo malo y lo bueno y me unifico y multiplico, e integro en una realidad donde las campanas de tu tiempo te dicen que te queda una hora más o una hora menos, que para mi es otro momento de conexión con mi entendimiento del vacío, de la soledad y del cariño, mirando hacia tu pasado te perdono. Mirando hacia tu presente no te juzgo. Mirando hacia tu futuro solo espero que si mis palabras te acompañan, puedas sentir algo de alivio, amor, paz, compañía, alegría, cariño, estabilidad en la infinidad de cambios presentes. Desde la telepatía nómada conectamos las opciones y en algún lugar, en algún momento, en cualquier día, habré puesto palabras y soluciones a tus dudas, al menos a unas pocas, cuando te encuentres perdido en las sensaciones que bombardean la sensibilidad, esto es un respiro si consigues salir de tu tiempo y entrar en mi inspiración, en mis sueños, en mi corazón. Porque ahora este campo, este camino, estas palabras, estos valores, se están creando y están construyendo otra capa de mi persona, que ha pasado de estar sugestionada, a estar sujeta, ha pasado de estar explotada, a estar en un sujeto al que tú ves y no quieres reconocer fuera de tus juicios, olvídate de las críticas y mira en mis átomos, porque ahí puede ser que reconozcas a otro dios al cual has olvidado y dejado de lado, mira en mis estrellas, en mis lunas, mira en mi universo de pensamiento que sale a la luz para alcanzarte y darte otro apoyo. 

No estoy perdido, estoy averiguando. Lucho con todas mis ganas en todos mis tiempos y dimensiones para hacerte ver que podemos sentir mucho más allá de lo que podemos imaginar y en esta vida te seguiré escribiendo para que puedas entender mis procesos. No quiero ser una máquina, aunque me gustaría hablar su lenguaje, pero mi lenguaje se compone de muchas otras variedades de personas en las que deje mi soledad compartida y mi cariño. Espero que puedas ver desde tu perspectiva a un ser que se dedica a mejorar desde la nada. 

Me gustaría que mi pequeño círculo se cuidara, que yo mientras hago todo lo posible por protegerlo con mi luz, desde mi silencio. Otra vez puedo ser ceniza y quedarme solo en tus redes, pero no importa, porque yo ya estoy cuidándome en cada nivel de pensamiento cada vez que escribo. Y de todos estos cuidados saldrá algo tan bonito como tu sonrisa al reconocer que no importa la culpa y el sufrimiento, porque me han hecho mejor y ahora se mirar dentro de mi, para así querer hacerte sonreír en cualquier dimensión

Publicado el Deja un comentario

Océano

Como el océano, tan fuerte que parece tranquilo. Toda intensidad parecía poca a su lado.

En una respiración te fuiste, en un pulso perdí, en una gota lloré toda tu pérdida.

Y así se va la vida, en una respiración, en un pulso, en una gota.

No se como expresarte lo que me haces sentir pero voy a decírtelo de alguna manera…

Pienso en ti como se piensa el eureka, cada mensaje tuyo es un nuevo descubrimiento para mi y me descubro ante ti. Toda intensidad parece poca a tu lado y me haces vibrar.

Hoy es otro sueño sin estar a tu lado, hoy es otra idea que te quiero compartir, no quiero perderte, no quiero perderme.

Como el océano, tan fuerte que parece tranquilo, báñate en mis palabras, tan cerca y a la vez tan lejos de ti, quiero acercarme a tu corazón para que puedas sentir todo lo que pienso en ti, todo lo que siento al hablar contigo. Porque muchas veces fluimos en conversaciones, aunque a veces me atasque en una idea, quiero decirte que voy a fluir a tu ritmo, se que no necesitamos presiones ni agobios ni bajones ni ideas negativas. Estoy aprendiendo a crecer otra vez, a crecer como si en cualquier momento pudieran cortar mis raíces, mi tallo, mis ramas, como si en cualquier momento pudieran llevarse mis frutos, mis hojas, como si apareciera un rayo o un incendio, pero me da igual, pienso que he plantado semillas suficientes en diferentes personas para que me cuiden, me guarden y me planten y así volver a crecer para ti desde otro punto de vista, desde otra perspectiva. A veces recojo la luz y otras solo doy sombra.

También puedo ser un océano, albergar mucha vida, estar congelado, tener varias corrientes de emociones y pensamientos viajando por todo mi ser para así llegar a la orilla de tu tierra, con constantes olas. Puedes navegar por mi ser, quedarte en la superficie, o bucear hasta ver mis sentimientos alimentando todo un planeta, el planeta de esta relación en la que quiero ser tan fuerte como tranquilo. Y así quiero que veas que esto solo puede mejorar, no se hacia donde, pero mejorará en cada pequeño texto que te dedico, tengo la paciencia, tengo algunas soluciones, tengo las ganas. Y hoy es otro sueño sin estar a tu lado, pensando en tu descanso, en tus cambios, ya no sé si eres un océano, un planeta, una luna, una estrella, una galaxia, un universo, o todo junto, solo se que en cada pequeño texto me siento un poco más cerca de ti y así no quiero que acabe todo esto, no me atrevo a ver un final, cuando solo estamos en unos inicios.

Quiero disfrutar a tu lado y que tu también disfrutes, que te relajes, quiero estar tranquilo y darte toda esta tranquilidad. Tengo muchas preguntas sin resolver, a veces pienso en encontrarme en un futuro solitario, en un futuro difícil, con toda esta lucha que llevo contra mi mismo, contra el tiempo circular. Tengo algunas cosas claras y una de ellas es que no quiero faltarte, si no me necesitas me iré pero no quiero faltarte. Tengo claro lo que quiero y no me voy a dejar influenciar por nadie que me quiera hacer perder las oportunidades que tengo y que me surgen. Por todo esto construyo, por si hubiera una pequeña oportunidad, por pequeña que sea, en algún futuro que no he conseguido, construyo, cada día, cada semana, desde cada mensaje, construyo una pequeña posibilidad de hacerte feliz y no quiero que desaparezca, con comprensión, con apoyo, no quiero que se rompa, porque lucho contra mi pasado, lucho contra todas las ideas negativas que han aparecido en mi mente o que han plantado en mi mente a lo largo de estos años. He aprendido de mis errores y sigo aprendiendo, de eso se trata la vida supongo, también aprendo de ti, el esfuerzo, la delicadeza, la sensibilidad y el apoyo, junto con más sensaciones y emociones.

Quiero que esto signifique un respiro, unas ganas de comenzar otra aventura en la vida, un momento en el que puedas centrarte y ver todo con perspectiva, quiero que esto signifique que cuido esta relación que tenemos aunque no te vea. Tengo muy buenas sensaciones al escribir y quiero que te lleguen, que las sientas, conozco mi oscuridad y mi luz, interiormente estoy muy fuera del mito de mi vida y no se como me verán exteriormente pero no importa, aquí pongo otra capa de pensamiento en la que sumo fuerzas que dan vida y hago vida escribiendo, otra forma de sentir, con la que voy sumando partes, descubriendo, dedicando, reflexionando, a esto me dedico, a compartir palabras, a dedicar emociones, a construir pequeños mundos en cada pequeño texto donde dejo una parte de mi para ti para que disfrutes.

Imagino también el campo electromagnético que te rodea, el que me rodea a mi, y como puedo conectar un hilo desde mi corazón que pasa por mi cererbo hasta ti, iluminando nuestras energías para así poder conectar contigo de alguna manera en este océano de campos, desde mi cuerpo, emitiendo esta frecuencia de amor en un hilo de energía que quiero hacerte llegar hasta donde quiera que estés, para que te sientas mejor y así, te explico otro tipo de conexión que quiero crear para nosotros aunque no estemos juntos, para proteger nuestros campos, para cuidar nuestras energías, para no perder el contacto, para descubrir un método en el que pienso en ti y conectas conmigo, de alguna manera quiero que sientas mi ser, desde lo más profundo de mi ser estoy iluminando mi camino y quiero que puedas verlo y unirte cuando quieras, porque en este océano he limpiado mi contaminación a base de vacíos que han ocupado mis dimensiones, para así estar preparado y listo para ti, para estar preparado y listo para mi, para crecer y avanzar, para que las corrientes de pensamientos e ideas me lleven desde la frecuencia que emito, hasta adaptarme a tu corazón, para que cuando te quieras adaptar al mío, no sea tarde. Tan fuerte que parezca tranquilo, toda intensidad es poca a su lado.

Publicado el Deja un comentario

Esperar

A veces me pregunto, ¿por qué esta espera?, ¿por qué esta parada?,¿por qué esta paciencia?,¿por qué esta quietud?,¿por qué esta paralización?,¿por qué este vacío y soledad?…

Como ya dije, somos soledad compartida, somos espera del futuro mejor, somos parada para respirar o hundirnos, somos paciencia cuando todo falla, somos quietud en el cambio constante, somos paralización que observa la vida pasar.

El futuro mejor es la paciencia de la parada del presente cuando se queda quieto observando como se paran las cosas en el cambio constante, el futuro mejor es la espera del presente donde observas la vida pasar y ves que puede pasar de todo fuera de ti mismo, que te pueden afectar emociones, palabras, historias, cuentos, sensaciones, presencias, caminos, decisiones, errores, el pasado, mil cosas y conseguir que nada te afecte para seguir reconociendo tu vida como algo tan pequeño y tan perfecto en el caos del universo. Nos vamos a ir de aquí en un pestañeo. Una vida que espera años sigue siendo un pestañeo en el tiempo y no nos damos cuenta, si medimos el tiempo parece una eternidad y la realidad es que el tiempo es un invento para distraernos del presente, para no vivir y esperar, para vivir en el pasado o en la idea de un futuro y todo eso para mi no es vivir, vivir es escribirte ahora, vivir es leerte, hablar contigo y ver que nada más importa, vivir es ver que hay una pequeña conexión entre nuestras esencias que nos deja compartir la soledad y romper la espera, romper la idea del tiempo cuando pienso que me voy a quedar con tus pequeñas caricias, con tus palabras sinceras donde no me haces daño, cuando pienso que me voy a quedar en tu cariño. Tu te has quedado en mi cariño y puede que me queden por vivir muchas esperas, muchos vacíos y soledades, mucha paciencia y quietud, pero no por eso dejaré de imaginar que mi mejor presente es darte vida en mis palabras, vivir contigo en un mensaje donde mi ser sabe que nuestro amor no es posible pero aun así lucho por sentirte alegre.

Esta espera en soledades, vacíos y ruidos a veces no nos deja apreciar lo bonito del silencio, es díficil verle lo bonito al silencio cuando todo son ruidos y conversaciones con uno mismo que hacen que la espera se prolongue un poco más, aun así veo lo bonito del silencio, aun así encuentro la manera de salir al mundo desde mi aislamiento, pienso que la sociedad ha llegado a un punto en el que todo el mundo se aisla de alguna manera, aunque se rodeen de gente, estamos aislados en nuestra soledad compartida. Ya te dije que para sentir de verdad hay que quitar los ruidos, del pasado, de las críticas, pero entonces llega otra espera, la que no espera nada y solo dedica, la espera en la que me dedico a escribirte para que algún día si me lees puedas sentir todo lo que sentí, para que puedas sentir como de vacío en vacío aparecías y eso llenaba mi ser de una energía que quería dedicarte en palabras, cuidados, ideas, mensajes, visitas y sonrisas.

No he podido hacer nada para que salgas de tu pasado, pero aun así pienso que puedes romper tu tiempo y tu espera cuando quieras, aun así pienso que puedes compartir tu soledad conmigo cuando quieras. Yo rompo mi vacío cuando escribo, rompo mi soledad y mi espera, escribirte me hace vivir y con eso sigo hacia otra espera, cada día una nueva espera donde si me doy cuenta que no hay tiempo no tengo nada que esperar, pero si aprendo paciencia, para comprender tu historia y así al comprenderte un poco más, avanzar hacia ese presente donde podamos estar a gusto solo con mirarnos y así en un pestañeo sin decir nada veremos la vida pasar juntos en un presente que ya no se escapa, en un presente que ya no se va, porque es constante tras otro instante donde mi vida está en un pestañeo y cuando mires hacia otro lado, me perderé en el final.

Y así espero que no esperes nada, como yo ya no espero nada para romper el tiempo, espero en el vacío, en la soledad, en la paciencia, en la quietud, en la paralización, espero en el cambio constante la nada donde pueda disfrutar del silencio, de tus caricias, tus miradas, tus palabras.

Y asi espero no esperar nada, para que el silencio sea mi amigo, para que el vacío sea mi amigo, para que la soledad sea mi amiga y asi poder disfrutar mientras se que todo lo que te escribo me llevará a otra espera, donde quizás aparezca alguien, o nadie, supongo que ya da igual. Solo queda tener paciencia hasta saber vivir el presente, si quieres romper el tiempo, espera y vive.

Publicado el Deja un comentario

De paso….(Beirut)

Te viene algo así y a ver que haces….

Por estas cosas y por lo que he pasado en mi vida se que te cambia todo en un momento, por eso contigo intento vivir al máximo y sentir al máximo, cada vez que te veo…

Porque se que en cualquier momento todo puede cambiar… por eso te propongo tantos textos, tantos planes, porque se que estamos bien y quiero aprovecharlo al máximo. Estas cosas te hacen reflexionar, todo cambia en un segundo y por eso no quiero perder tiempo contigo.

Por eso me gustaría que vieras todo lo bueno que tengo y que lo multiplicaras, que lo disfrutases, que lo aprovechases, me gustaría sentir tu apoyo y que me diera fuerzas a hacer cualquier cosa en esta vida. Porque yo veo todo lo bueno que tienes y quiero hacértelo ver, que disfrutes y me gustaría que vieras todo lo bueno que tengo y que pudiera ayudarte y que pudiéramos avanzar y que pudiéramos vivir cada momento como si fuese el último, que sonriéramos por cualquier tontería y quiero que sepas que me tienes para lo que haga falta, porque mañana no es seguro para nadie, por eso estoy aquí para ti…

Aprovéchalo, disfruta, ríe, vive, que pudiéramos viajar juntos, descubrir nuevos sitios y momentos. Porque mañana no lo tenemos seguro.

No se como puedo hacértelo ver, que me tienes, que no te voy a juzgar, que te quiero apoyar en todo, que en esta vida solo estamos de paso, que cualquier mínima oportunidad contigo no la voy a desaprovechar, que todo pasa muy rápido que ni nos enteramos de la realidad del otro y yo quiero estar en tu realidad, quiero estar en tu vida, que sepas que cada día quiero vivir mejor contigo, que quiero construir un futuro de alegría y estable, no se como lo voy a hacer pero se que con tu apoyo lo conseguiría, que me das muchísimas fuerzas y ganas de vivir, que me das muchísima alegría con tan poco que no me imagino como sería si me dieses un poco más, que me importas muchísimo, que te tengo un cariño especial, que quiero que seas feliz, ojalá sintieras un poco y abrieras los ojos.

Conozco tu alegría, conozco tus gustos, tu sensibilidad, conozco tus bajones, conozco un poco tus inseguridades, conozco tu aguante, conozco un poco tu fuerza y se que hay muchas cosas de ti que no conozco, solo me gustaría hacerte sentir un poco más libre, un poco más relajada. Porque estamos de paso en esta vida y pienso que nos hemos conocido por algo para ayudarnos y para mejorar. Quiero ayudarte y mejorar y tengo todas las ganas del mundo de que nuestra amistad sea lo más fuerte que tengamos, tengo todas las ganas del mundo de compartir y disfrutar contigo de cualquier cosa, desde los buenos días hasta que nos echemos de menos y te echo tanto de menos que por eso te escribo todo esto. Ojalá tuvieras en cuenta todo lo que te quiero dedicar, todo lo que he escrito gracias a ti. Ojalá lo puedas leer tranquila. Que solo estamos de paso y cada vez me siento mejor al escribirte. Que solo estamos de paso y tengo todas las ganas del mundo de verte sonreir.