Publicado el Deja un comentario

Fluir

A veces pienso en imposibles, en límites sin determinar, pienso en imposibles que hacen más posible la soledad, aislado en pensamientos e ideas.

Es cuando en esta soledad posible, al ver pasar el tiempo con relaciones normales, observo, siguen su curso natural mientras mi desarrollo lo define el mismo potencial aún por llegar a tocar los corazones a través de la escritura.

A veces pienso en imposibles, por aquello de llegar a la estabilidad y el equilibrio que luchan contra el caos.

De repente salir de una simulación de 14 años o más, hacen que me replantee mi vida actual y si conseguiré llegar al camino correcto a través de la acción, sentimiento, pensamiento, creencia, instinto, intuición, sentido y dirección correctos.

Puede parecer difícil, dicen que lo más fácil es escribirlo, pero una vez de ahí, ponerlo en práctica se vuelve un plan para seguir el camino hacia la verdad, hacia la realidad que mejor se ajuste a mi madurez intelectual. Empatizando, significando, construyendo, creando un espacio virtual y físico, sano, saludable, de bienestar y sensaciones, admirables solo desde la profundidad del vacío del silencio y la armonía de las conversaciones.

Construyo mi propia ayuda a través de esta creación, construyo unos pasos desde el antes al después. Antes de la programación establecida para mi persona, al después de haber logrado la libertad de la simulación. Ahora la vida se vuelve seria, contando todas las veces que podría haber muerto o caído enfermo, será mejor no contarlas y guardarlo como un aprendizaje incorporado. Para poder elegir, siendo consciente, conociendo.

Si mi simulación me marca un camino hacia la soledad rodeado de gente e incomprendido, me tocará aceptarlo y resignarme. Sin embargo, si se me presentan los núcleos de información y me guían de un camino a otro, de un cambio a otro, de una mejora a otra, espero poder seguir el ritmo y entrar en esa llamada armonía vital que tanto me ha costado construir, fluir como el agua. Todo fluye, todo cambia, fluir en imposibles hasta ver milagros en cada mínimo detalle de esta evolución.

A veces siento y pienso en imposibles. Tocará dejar hablar al tiempo y sus azarosas recompensas del esfuerzo constante, del descanso merecido, de aquellos imposibles que se logran a base de abrir mentes.

Publicado el Deja un comentario

Herencia y palabras

El verbo está hecho carne. No sé si entenderéis esta frase, pero ahí lo dejo. A toda mi descendencia, está es la herencia que os dejo, mis palabras y mi voz interior reflejada aquí. Estoy en un punto que no consigo confiar. A los que me han robado la semilla, no os guardo rencor, pero, el tiempo os pondrá en vuestro sitio. Herencia y palabras. A mi descendencia, que sepan que les guardo amor. Y cuando caiga su sistema de control de masas podremos hablar, cuando caiga su sistema de sombras, podremos hablar, cuando caiga su sistema de silencio, podremos hablar. Herencia y palabras.

A ti, que guardas mi mirada, gracias por hacerme ver que estoy en tus ojos, gracias por hacerme ver que puedo estar en cualquier lugar del mundo, espero que tengas una vida plena y feliz, a ti, que me guardas en tu mirada te lo dejo todo, tu ya sabes quien eres, y yo sigo descubriendo quien soy cada día, pero espero no haberte defraudado y espero que estes orgullosa cuando te hablen de mi, no creas todo lo que dicen y cuídate de las sombras de las personas, espero que alcances a verlas antes que yo. En este viaje de descubrir mi sombra estoy haciendo que caiga todo su sistema de creencias y control, espero que en mis textos se entienda que siguen queriendo hacer de la culpa el motor del mundo. Y yo estoy cansado de buscar culpables.

Asumo que cada día mejoro un poco mi persona y eso es lo que en verdad les molesta, he recibido muchos mensajes en las canciones, la música siempre es buena compañía cuando te encuentras en la más absoluta soledad, pero con esto quiero decir que no estamos solos, que nos apoyaremos en la distancia y en la no presencia. Sé que me pedís ayuda por las noches y no sé hasta que punto os puedo guiar. Solo quiero mantener un mensaje de respeto, puro, de mi voz interior. Herencia y palabras, esto es lo que os dejo, antes de que digan que no estoy bien, les invito a que lean todo mi blog y mis libros. Antes de que digan que no estoy bien y me encierren o me vuelvan un zombie, quiero decir que pienso todavía en todos vosotros aunque no sepa quienes sois, os guardo en mi corazón.

A ti, que guardas mi mirada, te deseo lo mejor de este mundo. Espero que puedas contar con ayuda cada día, se que la vida no es fácil y que tendrás tus problemas, pero también estoy seguro de que podrás resolverlos.

Espero que sepan que estoy en contra de toda violencia y de amenazas, espero que sepan que estoy en contra de la violencia utilizada para controlar a las masas, solo quiero que la gente despierte y descubran sus logros y que no tengan en cuenta sus carencias. Antes de que me digan que no estoy bien y me vuelvan a amenazar con ingresarme.

Quiero decir que pienso, tengo conciencia, estoy despierto, el verbo está hecho carne. Quiero que sepáis que les da miedo cambiar el motor del mundo desde la culpa hacia el amor, porque ellos llevan viviendo generaciones en la culpa, y lo arrastran y lo educan, y lo enseñan y amenazan, pero ese no es el camino, el camino es hablar como personas, desde la razón, el respeto. Llevo un tiempo desintegrándome para volver más fuerte que nunca, por eso me tienen miedo. Por eso temen todo el amor que guardo. Por eso temen el camino del amor, que te hace ver que el espectro de la luz es mucho más grande del que podemos sentir los humanos, por esto pienso que yo alcanzo partes del espectro de la luz que otros seres humanos no alcanzan y por esto han querido controlar mis ideas, mi voz interior, para doblegarme y hacerme sentir culpable. Pero cada día que pasa, me voy a volver más fuerte y espero que me puedas leer, tranquila, en un momento de calma. Antes de que quieran callarme otra vez, o aislarme, o culparme, quiero decir que siempre he guardado amor para los míos, aunque les de miedo que conozca sus sombras. Antes de que me marginen, quiero que sepáis que sois el futuro y espero que lo podáis arreglar y que os cuiden. Aquí dejo mi herencia y palabras, antes de que digan que no llevo razón o me aíslen por pensar de esta manera.

Publicado el Deja un comentario

Voz interior

Apaga la tele, deja las notificaciones, te pones a leer y escuchas estas palabras en tu pensamiento. ¿Se llama lectura o locura?, ahora tienes una voz interior en tu cabeza al leer esto y no sabes si es tu voz leyendo mis palabras en tu pensamiento o mis pensamientos en palabras con tu propia voz interior. Dime qué es, lectura o locura…Voz interior.

A mi me han encerrado por pensar, han intentado doblegar mi espíritu con medicamentos, apagar mi voz interior de mi pensamiento con ingresos y medicamentos, pero a esto lo llamas lectura y a lo que tengo yo lo llamas locura. Por esto mi enfado es diario, mi enfado está fuera de este planeta, cuando lo único que necesitaba es descansar. Una serie de pensamientos fluyen ahora por tu cabeza y no sabéis cuánto os habéis equivocado conmigo. ¿Quién no se ha hecho daño a uno mismo alguna vez?,¿dime quién?…

Mi voz interior no la pueden apagar, porque es mi espíritu, mi pensamiento, mi ser, tu ahora ya no sabes si estás palabras son locura o lectura, pero sigues teniendo esta voz interior que te lee este texto en tu cabeza.

Mi enfado es diario, a mí me han encerrado por pensar, por saber que se compran y se venden vidas en este mundo, por saber que os estáis matando y decirlo a tres médicos, pero claro soy yo el loco, el que tiene una visión global de un mundo globalizado en su interior. Mientras sigas leyendo este texto seguirá apareciendo en ti esa voz interior en tu pensamiento diciendo todo lo que está escrito aquí. Bienvenidos a mi mundo donde puedo hablar con mi voz interior y pienso que es solo otro nivel de pensamiento, más despierto, más consciente, pero como no lo entendéis lo llamaréis locura. Por esto mi enfado es diario, por esto quiero que me pidan disculpas todos los médicos que me han dicho que estoy enfermo, cuando lo único que tengo es a mi espíritu, mi voz, mi pensamiento, mi análisis, mi discernimiento. Exijo como mínimo unas disculpas de los médicos al demostrar que todos tenemos una voz interior, tan fácil como leyendo en silencio, sin articular palabra, tu mente ya está leyendo mi pensamiento, porque te lo escribo, tan fácil como esto.

Son demasiados años ya siendo un experimento de los médicos, cuando han jugado con la química de mi cuerpo y pienso que soy yo el único que debería decidir lo que entra y sale de mi cuerpo. Solo es cosa mía, es mi cuerpo.

Me ven enfermo y me quieren zombie, quieren que deje de pensar, quieren que deje de plasmar mi voz interior en sus cabezas con mis textos. Y tú, ¿cómo lo llamas, lectura o locura?. Vosotros os dedicáis a dejar de pensar, a ver a una persona quince minutos al mes cada tres meses o cada mes y pensáis que conocéis su vida, a leer un historial de malinterpretaciones y malentendidos, y juzgáis y medicáis solo viendo un nivel de angustia vital en quince minutos, si no menos tiempo. No tenéis ni idea de mi vida, así que me gustaría que leyeran este texto todos los psiquiatras del mundo y se preguntaran si ellos mismos no tienen esta voz interior que lee estas palabras, que razona, que piensa.

La verdad es que no sabéis qué hacer conmigo y pienso que el método ensayo error que aplicáis ya está desfasado para este nivel de pensamiento. Este es mi espacio de libertad. Ahora ya podréis debatir y juzgar, pero si juzgáis seréis juzgados. No podréis nunca apagar mi voz interior ni mi libre pensamiento, por mucho que me queráis dormido.

Hecho demostrado de que todo el mundo que sabe leer tiene una voz interior, luego habrá gente que no sepa leer o que no sepa pensar y esos son los peligrosos, los que llaman locura a tener una voz interior, pero ellos también la tienen, sorpresa, ahora dale otra vuelta al texto y busca el fallo, busca el fallo de mi pensamiento. Pero claro, mi voz interior no se puede enfadar… No tenéis ni idea del daño que hacéis y de las familias que habéis roto. Mi voz interior, mi pensamiento, este que tu estás leyendo ahora, es mi libertad y no me la podréis quitar..

Publicado el Deja un comentario

Redes emocionales

Esto es como ver la oportunidad en la crisis del estado crítico, del pensamiento crítico, donde están los períodos de belleza de escritura, escondidos en la soledad de las palabras que no llegan a ver la luz desde mi pequeña red. Esto es como ver una telaraña desde el espacio, en esta red de satélites que no se ven a simple vista.

Cómo ver esa red desde arriba y desde abajo para poder sentir la misma sensación de estar atrapado entre los grillos transistores, y las moscas microchip. Llevar encima más de un chip y solo dar señales de humo, la naturaleza de las ondas no recogidas en las inhibiciones, la naturaleza de las ondas no recogidas en las exhibiciones del alma.

Me pregunto a veces, para quién escribo si nadie es capaz de ver mi pequeña red, ni desde lo alto ni desde lo bajo. Me queda pensar que estoy creciendo cómo un árbol al cual dejaron su semilla entre las dunas de un desierto, fuera de mi hábitat natural en una habitación natural, la cual parece un saco roto de palabras que se caen al suelo como un paquete que tiras cuando recibes un regalo. En este saco roto de palabras quiero tejer mi red para sostener a mi persona en un estado mental, emocional y espiritual más grande que la propia red de satélites. A la vez me siento tan comprimido, hasta el punto de estar oprimido. Hasta el punto de querer salir a ver mundo y estrellas estando encerrado entre casa y hospital durante diez años. Con la poca compañía que me queda. Supongo que ahora todo el mundo siente lo mismo y es que nadie te soluciona la vida por mucha fe que tengas en la humanidad y sus logros.

Cada vez que me enfrento a la pantalla es para adquirir un poco de conocimiento, ya sea desde mi intuición, mi acción o mi no reacción, mientras que la mayoría de las personas se ponen delante de la pantalla para criticar, yo me enfrento a mi mismo para resolver mis crisis y sacar un pensamiento más crítico, más analítico. Con la coherencia de mis actos presentes con mis palabras y hechos, dejando a un lado las circunstancias y pensando fuera de la caja. Pensando la idea de ayudarme para poder ayudar a los demás y que cuenten conmigo, aunque sea solo para una escucha atenta que no juzga, en la que trasciendo la dualidad del bien y el mal. Sin dejar mi base infantil de curiosidad y discernimiento para poder crecer en un mundo cada vez más individualizado y personalizado que despersonaliza a las personas, les pone una etiqueta y las deja aparcadas. Estoy dejando de buscar culpables y quiero arreglar este presente con toda la fuerza de estas palabras en esta pequeña red.

Espero que alguien pueda ver los hilos de esta tela desde el espacio, el hilo de esta vida, para cuando llegue mi hora de volar pueda hacerlo sin complejos ni traumas, aunque me rompa desde dentro cada día que pasa. No pierdo la esperanza de que alguien pueda captar mi presencia y mi esencia cómo algo único. En un presente que no volverá, en un estado mental tranquilo, emocionalmente alegre, espiritualmente conectado, esencialmente renovado y puro.

Desde la pequeña llama de mi vida quiero proteger en la lectura a las personas que estén perdidas.

Escuchando a mi vida en esta etapa nueva, escuchando atentamente, escuchando los sonidos del presente que quiere crecer, los ecos del pasado donde estuve bien, la resonancia de un futuro que quiero imaginar, soñar y materializar. Está por ver si algún día disfruto escuchando mi vida, al igual que siento la energía del presente. Me gustaría escuchar el fuego de mi vida cuidando las almas cercanas que me acompañan para contarme sus historias, me gustaría escuchar el aire de mi vida donde se vuelan todos los daños y sufrimientos, me gustaría escuchar el agua que compone mi cuerpo renovándolo en cada proceso, me gustaría escuchar a la tierra de mis sentimientos dónde una mujer quiera crear una vida a mi lado, con toda la paciencia y fuerza de crecimiento.

Me gustaría escuchar el vacío que dejo cuando me voy de las vidas de otras personas, el silencio y que puedan sentir cómo me acerco con nueva energía, lleno de experiencias y aprendizajes que fluyen hacia el punto exacto, el lugar exacto, el momento exacto, las matemáticas del amor resueltas en las ecuaciones llenas de variables completas, donde cada problema mental tenga solución, donde cada problema emocional tenga solución, donde cada problema lo podamos resolver escuchando vidas. Y aquí escucho. Soluciono, resuelvo, con el resultado de la escritura.

Cada vez que me enfrento a la pantalla hay un sufrimiento y una esperanza, un dolor y una cura, un laberinto y una salida, un deseo y una desesperación, un aislamiento y una entrega, un respiro y un ahogo. Un sin sentido y una razón para seguir escribiendo.

Escuchar mi vida para poder seguir hacia un presente en el que respire alegre cada segundo, para despertar conciencia, para que entiendan la infinita cantidad de realidades que vibran y se pueden escuchar desde el vacío del alma liberada en una sinergia con los hábitats donde se puede crecer y avanzar hacia la paz y el amor.

Desde esta pequeña red que no se ve en el espacio, desde este pequeño hilo de bits que voy tejiendo para crear mentes despiertas que me acompañen y me guarden en sus corazones.

Publicado el 4 comentarios

humo y café

Entre vacíos y silencios, entre humo y café, con la parálisis de mi vida en la mesa donde voy al levantarme, donde como, donde ceno, entre silencios y vacíos, buscando un estado mental de paz interior al que a veces consigo llegar, lo acumulo, lo guardo, lo libero, con el tic tac circular sumando otro momento de abstracción donde poder escribir mi alma para traerla en los pedazos que dejé en almas más perdidas que la mía y así, de texto en texto, de pedazo en pedazo, encuentro pequeños momentos que me llenan de estabilidad y tranquilidad para poder trasmitírtela cuando estoy contigo, cuando te escucho, cuando haces una pausa y te respondo que todo puede salir bien. En estos pequeños momentos acumulados de paz me encuentro con demasiadas distracciones y es que el presente va a la velocidad de la luz, con infinidad de cosas y variables aconteciendo en cada mínimo instante, dentro y fuera de mi. Pero aun así, me conecto con la luz del Sol y su buena calidez para ajustarme a la frecuencia en la que mi mente se queda llena de vacío y de silencio aunque haya ruido, aunque todo pase tan deprisa, en estos momentos conecto y me manifiesto, porque parece que puedo molestar a alguien si encuentro mi alma perdida, parece que puedo molestar a alguien cuando pienso que he mejorado, que ya no cuento tanto mis penas, que cuento mis pequeños logros y pienso que es algo justo que pueda compartirlos contigo, porque el constante cambio me deja compartir mi soledad mientras me averiguo a ser rompiendo mitos, maldiciones, tiempos pasados y vidas eternas, para poder hablar contigo otra vez, y que veas que todas las almas perdidas me han conectado a ti, que me he enfrentado a mi mismo cada día y ahora no sumo derrotas ni bajones aunque aparezcan, los dejo fluir y los convierto en algo bonito como vacíos y silencios donde encuentro mi paz interior en el estado cercano de mi mente vacía de preocupaciones, donde atraigo y actúo para hacerte feliz con algo tan pequeño y de tan poco alcance como pueden ser mis palabras…
Pero si todo vibra ojalá que resuene este texto en tu cabeza para que sepas valorar que en la soledad me hago más fuerte cada día, en cada decepción, en cada vacío y en cada silencio me hago más fuerte, mas sabio, mas inspirado, mas fluido, mas tranquilo, porque ya no me hace falta hablar para compartir mi soledad.
En cada vacío y en cada silencio me inspiro y me recargo de energía para que te llegue a ti transformada con la mejor de las vibraciones, para poder enamorar a tu mente, donde dejes de considerarme como algo que hace daño, peligroso o inútil, para que me consideres como a ese ser que despierta en cada sufrimiento entre humo y café, cada pedazo de mi alma que he perdido pienso que ha ayudado a alguien a ver un poco la luz, aunque fuera por un sutil y corto momento.
Cuando pienses que no tengo nada que ofrecer piensa que puedo cambiar mi pequeño mundo y revolucionarlo desde un simple texto, cuando parece que nada fluye y me estanco, me pongo a escribir, porque es donde libero a mi ser, mi ser que encuentra su espiritualidad entre vacío y silencio, entre humo y café, en constante cambio, hacia algo mejor, hacia algo mas consciente y preparado, donde encuentro mi luz interior conectándose con la luz del sol, con el aire, con la lluvia, con la temperatura, con la presión, con los campos electromagnéticos que nos rodean, es ahora donde puedo cambiar y he cambiado, donde puedo mejorar y he mejorado, donde me encuentro en cada palabra que escribo como si no fuera la ultima, porque ya he roto tantas cosas, que me da por dejar escrito el arreglo, para cuando tengas tiempo y me quieras leer, porque en este pequeño infinito de posibilidades en el que podría quedarme zombie, solo, aislado, preocupado, dañado o derrotado me da por salir al mundo con toda la fuerza de mis vacíos y mis silencios para dar luz, para brillar en cada palabra desde la seguridad y la fuerza de mi mente consciente que se arregla y cambia mientras vive los cambios de frecuencia en los que mi espíritu se acomoda para darte a ti un poco mas de comprensión, un poco más de alegría, un poco más de compañía, desde la distancia, desde las miradas a distancia, desde las palabras a distancia, desde donde rompo cualquier distancia que nos separe en este texto, así, con toda la nada acumulada. Porque me queda mucho por hacer, pero solo quiero verte sonreír todos los días.

En este hilo, en esta capa, en esta hebra, en estas palabras voy fundiéndome, voy encontrándome, voy a seguir, y pienso que podemos avanzar, desde otro vacío, desde otro silencio, desde otro café.

Publicado el Deja un comentario

Esperar

A veces me pregunto, ¿por qué esta espera?, ¿por qué esta parada?,¿por qué esta paciencia?,¿por qué esta quietud?,¿por qué esta paralización?,¿por qué este vacío y soledad?…

Como ya dije, somos soledad compartida, somos espera del futuro mejor, somos parada para respirar o hundirnos, somos paciencia cuando todo falla, somos quietud en el cambio constante, somos paralización que observa la vida pasar.

El futuro mejor es la paciencia de la parada del presente cuando se queda quieto observando como se paran las cosas en el cambio constante, el futuro mejor es la espera del presente donde observas la vida pasar y ves que puede pasar de todo fuera de ti mismo, que te pueden afectar emociones, palabras, historias, cuentos, sensaciones, presencias, caminos, decisiones, errores, el pasado, mil cosas y conseguir que nada te afecte para seguir reconociendo tu vida como algo tan pequeño y tan perfecto en el caos del universo. Nos vamos a ir de aquí en un pestañeo. Una vida que espera años sigue siendo un pestañeo en el tiempo y no nos damos cuenta, si medimos el tiempo parece una eternidad y la realidad es que el tiempo es un invento para distraernos del presente, para no vivir y esperar, para vivir en el pasado o en la idea de un futuro y todo eso para mi no es vivir, vivir es escribirte ahora, vivir es leerte, hablar contigo y ver que nada más importa, vivir es ver que hay una pequeña conexión entre nuestras esencias que nos deja compartir la soledad y romper la espera, romper la idea del tiempo cuando pienso que me voy a quedar con tus pequeñas caricias, con tus palabras sinceras donde no me haces daño, cuando pienso que me voy a quedar en tu cariño. Tu te has quedado en mi cariño y puede que me queden por vivir muchas esperas, muchos vacíos y soledades, mucha paciencia y quietud, pero no por eso dejaré de imaginar que mi mejor presente es darte vida en mis palabras, vivir contigo en un mensaje donde mi ser sabe que nuestro amor no es posible pero aun así lucho por sentirte alegre.

Esta espera en soledades, vacíos y ruidos a veces no nos deja apreciar lo bonito del silencio, es díficil verle lo bonito al silencio cuando todo son ruidos y conversaciones con uno mismo que hacen que la espera se prolongue un poco más, aun así veo lo bonito del silencio, aun así encuentro la manera de salir al mundo desde mi aislamiento, pienso que la sociedad ha llegado a un punto en el que todo el mundo se aisla de alguna manera, aunque se rodeen de gente, estamos aislados en nuestra soledad compartida. Ya te dije que para sentir de verdad hay que quitar los ruidos, del pasado, de las críticas, pero entonces llega otra espera, la que no espera nada y solo dedica, la espera en la que me dedico a escribirte para que algún día si me lees puedas sentir todo lo que sentí, para que puedas sentir como de vacío en vacío aparecías y eso llenaba mi ser de una energía que quería dedicarte en palabras, cuidados, ideas, mensajes, visitas y sonrisas.

No he podido hacer nada para que salgas de tu pasado, pero aun así pienso que puedes romper tu tiempo y tu espera cuando quieras, aun así pienso que puedes compartir tu soledad conmigo cuando quieras. Yo rompo mi vacío cuando escribo, rompo mi soledad y mi espera, escribirte me hace vivir y con eso sigo hacia otra espera, cada día una nueva espera donde si me doy cuenta que no hay tiempo no tengo nada que esperar, pero si aprendo paciencia, para comprender tu historia y así al comprenderte un poco más, avanzar hacia ese presente donde podamos estar a gusto solo con mirarnos y así en un pestañeo sin decir nada veremos la vida pasar juntos en un presente que ya no se escapa, en un presente que ya no se va, porque es constante tras otro instante donde mi vida está en un pestañeo y cuando mires hacia otro lado, me perderé en el final.

Y así espero que no esperes nada, como yo ya no espero nada para romper el tiempo, espero en el vacío, en la soledad, en la paciencia, en la quietud, en la paralización, espero en el cambio constante la nada donde pueda disfrutar del silencio, de tus caricias, tus miradas, tus palabras.

Y asi espero no esperar nada, para que el silencio sea mi amigo, para que el vacío sea mi amigo, para que la soledad sea mi amiga y asi poder disfrutar mientras se que todo lo que te escribo me llevará a otra espera, donde quizás aparezca alguien, o nadie, supongo que ya da igual. Solo queda tener paciencia hasta saber vivir el presente, si quieres romper el tiempo, espera y vive.

Publicado el Deja un comentario

Soledad, silencio, vacío…

Cada soledad seré capaz de elevar mi espíritu, desde el suelo del infierno de la soledad hasta el cielo de tu compañía,

cada silencio subiré de nivel mi corazón, desde cada parada hasta cada latido nuevo que va hacia ti,

cada vacío encontraré una energía de paz distinta, desde la nada mental más absoluta hasta el placer de tener la mente llena de energía,

cada olvido me enseñará a reinventarme, desde que quiero crear recuerdos nuevos a tu lado

cada fallo aprenderé a avanzar, para que veas que si me caigo soy capaz de levantarme,

cada derrota me hará más fuerte, desde que llevo aumentando mi resistencia mental toda una vida,

cada pausa encontraré inspiración, donde las musas se esconden

cada inspiración esperaré, para respirar la energía del arte,

cada espera aprenderé a sentirme lleno sin estar a tu lado, para que sientas que soy suficiente,

en cada pensamiento que aparezcas te desearé bienestar, para mandarte todas mis buenas vibraciones,

en cada deseo de sentirnos unidos podré crear un momento de felicidad para los dos, convirtiendo los momentos imaginarios en reales,

cada momento feliz podré vivir una idea donde tu y yo nos encontramos, porque verte es lo más bonito de mis días,

cada encuentro viviremos el mejor presente sin que importe el pasado ni el futuro.

En este tiempo mi tranquiliad te llegará como una nueva vida, la nueva vida se encontrará en nuestras sonrisas, nuestras sonrisas tienen el poder de curarlo todo.

Y así, después de elevar mi espíritu y curarlo todo, quizás comprendas que mis palabras tienen luz, que esta luz que descubro en mis palabras está en nosotros, que nosotros no somos nada pero, descubro tu sensibilidad al descubrir la mía y esta luz me guía hacia escribirte la alegría que me has hecho imaginar, que esta alegría es tuya y yo solo espero conectarme a tu esencia donde tu naturaleza es tan suave conmigo que no me imagino una vida sin ti. Y así me imagino un baile eterno entre nuestras esencias, tan suave que ni lo más duro podría rompernos.

En cada kilómetro que nos separa pongo una palabra hacia el sentido de tu corazón, hacia el sentido de tu mente, y así voy poniendo todos los sentidos hasta escuchar un día tu latido, tu respiración.

En cada tristeza pondré un remedio, cada día que pasa pienso que no pesa tanto, porque es un día menos de espera, espero a tu corazón porque tengo ganas de escribir una vida entera a tu lado.

Escribo a tu corazón porque tengo ganas de compartirte mi vida, que haces nueva cada día, escribo a tu corazón porque cada día tienen mas peso tus palabras y tus silencios.

Mis palabras y mis silencios solo pueden contarte que me das vida, mis palabras y mis silencios solo pueden contarte que quieren hacer crecer un sentimiento, que tu compañía es mi mejor arma contra todo, que al escribirte me siento libre para decirte que todo lo que significas para mi y no me cabe en estos años de vida, que tu amistad es el mejor comienzo de un camino que no se dónde nos llevará.

Si me preguntas que es la felicidad diré que el hecho de que tu existas ya me hace feliz, me hace feliz que puedas leerme y escucharme, me hace feliz que vivas y que haya podido coincidir contigo en esta vida. Felicidad es verte feliz, dicen que la felicidad está dentro de uno mismo y es cierto, tu estás dentro de mis pensamientos, ideas, mente y corazón y ojalá pudieras verlo tan claro como te lo escribo.

Cada día que pasa elevaré mi espíritu para que lo veas desde donde quiera que estes y sepas que te cuido desde la distancia. Ojalá pudieras sentir la alegría que me da hablar contigo, porque cada conversación me hace más fuerte.

Publicado el Deja un comentario

Ruinas

No se cuantas veces me han roto el corazón, no se cuantas veces me lo he roto yo, no se a cuanta gente se lo rompí yo, si quieres hacerme compañía déjame que no me duela.

Depresión, ansiedad, realidades paralelas, cuánticas, tengo demasiado en la cabeza como para no pensar, como para no dejarlo escrito.

Si quieres hacerme compañía déjame que no me duela, porque tengo tantos miedos como opiniones, y lo gracioso es que no me da miedo decirlo, tengo tanto valor como para dejarlo en ti.

Tabaco, horas de espera, salas de tiempo cambiando personas que no están preparadas para leerme, salas a solas donde la soledad es música y el silencio maestro y castigo, salas a solas donde imaginar tu sonrisa y tu mirada para volverme loco sin ti, sin ella, sin él, sin mi, sin vosotros, sin nosotros, sin ellos ni ellas, sin, todo sin, con humo, con el tiempo de sobra para ajustarme a tu tiempo justo, para quitar importancia a las cosas, para que me quites importancia, todo esto mientas evoluciono por dentro, desde el alma, eso que también se puede perder, eso que ya no veo en los ojos de la gente tras los velos de la maldad en cada tono de vuestras voces y gestos. Cansancio.

Cansancio emocional, cansado de que se me queden tus emociones negativas en mi y tu puedas con ello y yo tenga que replantearme y salvarme mi vida entera en cada microsegundo, en cada micromensaje, en cada microcosmos infectado mientras limpio el mío, de ti, de mi, de él, de ella, de vosotros, de nosotros y de ellos y de ellas. Limpieza de humo, de temblores, de frío, de arrogancia, de ver el mundo cara a cara y ver su enfado mientras devuelvo una sonrisa para curarme y curarte, pero perdóname si no quiero sonreír porque me agoto en cada gota que no cae de mis ojos, no me hace falta nadie para sufrir, no me hace falta nadie para ser feliz, elijo en cada pulso que escribo. Puede que me canse de dedicar un mundo feliz cuando estoy admirando las ruinas de la historia que no me hace falta conocer, pero sonreiré, ya sea de dolor o de alegría, si vas a hacerme compañía, déjame que no me duela.